Sociedad

«Si murieran mis hijos sería un alivio»

Orna Donath da voz a las madres renegadas que sienten que sus hijos «les han robado la vida»

Orna Donath
Orna Donath
Miguel Lorenci (El Correo) Madrid - Actualizado: Guardado en:

En todas las culturas y latitudes, desde todas las religiones y en cualquier sociedad occidental, a la mujer se le adjudica el irrenunciable papel de madre. Pero son muchas las que una vez asumido y ejercido el rol, reniegan de la maternidad. La viven como una carga insoportable. Les da voz la socióloga israelí Orna Donath (1976) en 'Madres arrepentidas' (Reservoir Books), un ensayo más que polémico y que quiere, según su autora «derribar uno de los tabúes más inamovibles: que todas las mujeres han venido al mundo para ser madres y disfrutar con la maternidad».

«No escribo contra la maternidad ni contra los millones de mujeres que quieren ser madres. Lo hago contra esa idea global, contra ese veredicto implacable de que toda mujer está en el mundo para ser madre», insiste la socióloga. Recoge estremecedores testimonios de madres que «quieren a sus hijos pero experimentan sentimientos contradictorios». «Si murieran mis hijos sería un alivio», llega a afirmar una de estas madres arrepentidas tras expresar un profundo amor hacia sus vástagos.

[Puedes seguir leyendo la noticia pinchando aquí]

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios