Motor - Pruebas

Volkswagen Golf Alltrack 2.0 TDI 4Motion, ¿el Golf definitivo?

Basado en el Variant, la versión familiar del Golf, ofrece tantas ventajas como éste más 20mm extras de altura y una tracción 4Motion muy útil en el campo y … en la carretera

Volkswagen Golf Alltrack 2.0 TDI 4Motion, ¿el Golf definitivo?

La gama Golf es una de las más extensas del mercado y como ocurre con otros modelos de la marca, Volkswagen saco hace algún tiempo esta versión campera “Alltrack” para todos aquellos que deseen un Golf pero tengan necesidad de más espacio, una mayor polivalencia de uso y no quieran adentrarse de lleno en el mundo de los SUV, pero si poder acceder a muchos de los sitios que éstos no pueden si no están dotados de una tracción 4x4.

Porque eso es lo que ofrece la versión que hemos probado estos días. Casi las mismas prestaciones de un Golf pero con la capacidad de un gran maletero que parte de los 605 litros hasta los 1.620 si reclinamos los asientos traseros, más altura libre al suelo (20mm más que el Variant) y una buena tracción 4Motion para adentrarnos por terrenos en mal estado o acceder a pistas por ejemplo nevadas.

Volkswagen Golf Alltrack

La gama Alltrack del Golf está compuesta por cuatro motores: uno de gasolina TSI de 1.8 litros con 180 caballos y caja de cambios automática DSG y tres diésel TDI: un 1.6 litros y 110CV (con cambio manual), y dos TDI de 2 litros y 150 o 184CV. Esta última es el que hemos probado que también viene de serie con la estupenda caja automática DSG de seis velocidades.

Al volante

Al volante del Golf Alltrack las sensaciones son similares a las de cualquier Golf. El coche rueda sobre raíles y todo funciona como esperamos. Está muy bien insonorizado y la mayor altura al suelo no se deja notar salvo que vayamos muy rápido y por carreteras de curvas muy cerradas, pero incluso así la tracción permanente a las cuatro ruedas 4Motion ayuda y da mucha seguridad.

Y si nos adentramos por pistas en mal estado, más de lo mismo. Aunque los neumáticos no eran especiales de campo, el Alltrack se comporta con total garantía (salvo que queramos hacer trial extremo) gracias entre otros al modo de conducción «Off-Road» elegible entre otros cinco modos. Incluso viene de serie con un Control de descensos en el que podemos controlar y establecer la velocidad de bajada entre los 2 y los 30 kilómetros por hora.

En cuanto a los consumos llevando una conducción alegre nunca hemos pasado de unos comedidos 7,2 litros a los 100 kilómetros y si tenemos en cuenta que la tracción 4x4 4Motion es permanente no son muchos.

Bien equipado

La versión del Golf Alltrack que hemos probado venía con muchos elementos opcionales pero que bien pensados merecen la pena, como unos asientos deportivos en cuero (en principio una tapicería que parece bastante sufrida si queremos darle al coche una vida activa) y con regulación eléctrica realmente cómodos y con los que se pueden hacer muchos kilómetros sin notar el cansancio. Además, esta versión trae de serie y entre otros elementos interesantes llantas de 17” con un diseño especial muy atractivo, un climatizador de dos zonas y el sistema multimedia denominado «Composition Touch» que incluye una pantalla de cinco pulgadas. Y en cuestión de seguridad viene entre otros sistemas con el detector de fatiga, el sistema de detección pre-colisión, el práctico sistema de frenado anti-colisiones múltiples y un programador de velocidad activo con radar con un funcionamiento exquisito y realmente cómodo en autovía o autopista si queremos llevar un ritmo relajado.

Como oferta de lanzamiento este Alltrack llega con el sistema Park Pilot delantero y trasero, un enorme techo corredizo panorámico eléctrico, el Paquete Luz y visión, retrovisores abatibles eléctricamente y faros Bi-Xenon Plus con luz diurna LED sin sobrecoste.

Conclusión

El Golf Alltrack 2.0 TDI 4Motion es una magnífica alternativa para todos aquellos que deseen espacio sin renunciar a una conducción alegre y muy segura. Tiene un motor muy potente que se estira con alegría y no consume mucho y proporcionará mucho placer tanto en carretera como en el campo a sus propietarios. Como el resto de coches alemanes el interior resulta algo austero pero lo que se paga en estos coches es una mecánica y un funcionamiento a prueba de prácticamente todo.

Alternativas

Las alternativas al Volkswagen Golf Alltrack no son muchas pero dentro del mismo grupo encontramos otras dos también interesantes como el Seat León X-PERIENCE y el Skoda Scout. Dos coches que comparten el mismo espíritu y muchos elementos mecánicos.

La versión probada tiene un precio desde los 37.120 euros.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios