Estilo - Bodas

Todos los detalles de la boda de Kiko Rivera e Irene Rosales

Un momento único, no solo para la pareja, sino para toda la familia del novio

Foto de la portada de la revista ¡Hola!
Foto de la portada de la revista ¡Hola!

Era una de las bodas más esperadas del momento y no defraudó. La hacienda «Los Parrales» en Sanlúcar la Mayor (Sevilla), abrió sus puertas para recibir a los invitados a la boda de Kiko Rivera e Irene Rosales. Un momento único, no solo para la pareja, sino para toda la familia del novio.

El esperado retorno de Isabel Pantoja a la vida pública, que tras su paso por prisión no se había dejado ver, era uno de los momentos más esperados de la ceremonia. Todos los ojos se posaron en ella desde el instante en el que apareció como madrina con un espectacular vestido de López Santos en tono coral de crepe satén, a conjunto con la corbata de su hijo.

Después de años de distancia, Francisco y Cayetano Rivera Ordóñez, los hijos de Paquirri durante su matrimonio con Carmiña Ordóñez, se reencontraron con Isabel Pantoja. Tras la ceremonia, los hermanos se acercaron de manera cordial a saludar a la tonadillera, con la que mantuvieron unos minutos de conversación.

Otro de los momentos más esperados de la ceremonia fue la reconciliación entre Kiko y su hermana pequeña Isa, después de haber pasado un bache en su relación. Isa Pantoja le dedicó unas palabras a su hermano, ante la atenta y sobretodo curiosa mirada de todos, llenas de amor en las que expresaba su amor incondicional hacia él. «Por muy diferentes que seamos, te quiero en mi vida. No me hubiera perdonado nunca no haber venido a tu boda y sé que tú no me hubieras dejado perdérmela. Has sido la persona más importante de mi vida hasta que nació Alberto, mi héroe, y sé que seguiremos entendiéndonos y queriéndonos a partir de ahora».

La novia, de veintiséis años, lució un espectacular vestido diseñado por St. Patrick, con una espalda de encaje y un velo de tul de seda de más de tres metros. El ramo escogido para la ocasión estaba compuesto por un conjunto de flores tratadas y broches de perlas de Swarovski.

Cumpliendo las tradiciones nupciales, la novia portó un pañuelo de su abuela como «algo viejo», unos pendientes, regalo de su madre Teresa Vázquez, como «algo nuevo» y un trocito del manto de la Virgen del Rocío en azul, regalo de su amigo Antonio Abad, como «algo azul».

La ceremonia estuvo repleta de personajes famosos en nuestro país como Raquel Bollo acompañada por sus hijos, Tamara Gorro, Arancha Sánchez de Benito o Diego Gómez, entre otros. Oficiada por el concejal de Mairena, Juan Luis Miralles, el enlace finalizó con los votos en los que el novio sorprendió a su ya esposa cantando un tema de Rio Roma, versionado por él mismo para el gran momento.

Durante el banquete hubo dos momentos muy especiales. El primero, un regalo de Kiko a su madre, Isabel Pantoja, en el que un grupo de mariachis aparecía de manera repentina para conmemorar a Juan Gabriel, íntimo amigo de la tonadillera, fallecido semanas antes del enlace. Por su parte, Isabel Pantoja le obsequió con un vídeo en el que se mostraban imágenes de su padre, Paquirri, junto él y sus hermanos en los momentos más íntimos de la familia.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios