TRIBUNAL SUPREMO

Pineda tendrá que tuitear desde la cárcel durante 30 días que es un difamador

El Supremo ratifica la pionera sentencia de un juzgado de Sevilla que condenó al presidente de Ausbanc por llamar en Twitter «imbécil», «corrupto» y «golfo» al portavoz de Facua, Rubén Sánchez

Luis Pineda, en una imagen de archivo
Luis Pineda, en una imagen de archivo - EFE

El Tribunal Supremo ha ratificado la condena que obliga a Luis Pineda, presidente de Ausbanc, a tuitear durante 30 días que difamó al portavoz de Facua, Rubén Sánchez. La sentencia la dictaminó el Juzgado de Instrucción número 22 de Sevilla en noviembre de 2014 y fue ratificada por la Audiencia Provincial en septiembre del año pasado, ante lo que Pineda presentó un recurso de casación ante el Supremo. El Alto Tribunal, mediante un auto de de fecha 11 de octubre notificado a las partes este martes, al que ha tenido acceso ABC, ha inadmitido el recurso de Pineda y ha declarado firme la resolución.

Esto significa que Pineda ya no tiene más remedio que cumplir la sentencia, pero el líder de Ausbanc está en prisión preventiva desde el pasado 15 de abril, por la trama de extorsión y chantaje que puso en marcha junto a Manos Limpias. Obviamente, Pineda no puede usar Twitter en la cárcel, por lo que los abogados de Facua van a presentar un escrito al juez de la Audiencia Nacional que lo mantiene en prisión, Santiago Pedraz. Fuentes de Facua han confirmado a este diario que van a pedir al magistrado que ponga los medios oportunos para que se pueda ejecutar la sentencia.

Esto pasa por que un funcionario de Instituciones Penitenciaras facilite a Pineda una vez al día durante 30 días un dispositivo conectado a internet para que publique su tuit informando de que ha sido condenado por difamación.

El juez Jesús Medina Pérez especificó que Pineda deberá transcribir «el fallo en un Tweet usando una herramienta creada al efecto para aumentar el número de caracteres permitidos, publicándolo durante 30 días en el horario de mañana (de nueve a 14 horas) o tarde (de 17 a 22 horas)». Podría hacerlo insertando un enlace en el mensaje.

El líder de la trama de extorsión también tendrá que borrar los 57 tuits objeto de la demanda, en los que dedicaba a Rubén Sánchez epítetos como «imbécil», «corrupto» y «golfo» y lo acusaba de emitir facturas falsas. Pineda también tendrá que indemnizar al periodista con 4.000 euros.

Sentencia pionera

La sentencia que acaba de ratificar el Tribunal Supremo fue pionera a nivel mundial, en el sentido de que el Juzgado 22 de Sevilla aceptó que el condenado se viese obligado a publicar el fallo a través del mismo medio en el que había cometido el delito de intromisión ilegítima en el derecho al honor del portavoz de Facua. La sentencia determinó que Pineda usó «expresiones y comentarios vejatorios e insultantes» contra Sánchez que «evidentemente lesionan su honor» y cuya «reiteración» representa «una muestra clara de la intención de atentar contra el honor ajeno».

El líder de Ausbanc, autodenominada asociación de usuarios de banca, le declaró la guerra al portavoz de Facua en las redes sociales. Además de los insultos, publicó que Sánchez emitía «facturas falsas» a UGT para «llevarse la pasta de los desempleados andaluces» y que el periodista y portavoz «acabará en la cárcel», donde «expiará» sus culpas.

Además, Pineda enviaba estos tuits a periodistas de renombre para mancillar el honor de Rubén Sánchez. «Rubén, Rubén... Empresario de postín y golfete de perfil. Debes dejar FACUA. O tu padre. No?», es uno de los mensajes origen de la condena. «Doble o triple moral. Empresario de postín corrupto vestido de defensor de los consumidores», otro de ellos.

El presidente de Ausbanc tiene otra condena por hechos similares que está pendiente del recurso. Además, Sánchez prepara nuevas acciones judiciales contra Pineda y su entramado, «en respuesta a las amenazas, insultos y calumnias de las que ha sido objeto durante cuatro años», informan desde Facua.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios