Los jugadores del Cádiz CF celebran uno de los goles en Lepe
Los jugadores del Cádiz CF celebran uno de los goles en Lepe

CÁDIZ CF

San Roque 1-3 Cádiz CF (CRÓNICA): Con el libro de instrucciones

El Cádiz CF logra una victoria de manual en terreno aurinegro y confirma su línea ascendente

Por  12:43 h.
CD San Roque de Lepe
1
Cádiz CF
3
San Roque de Lepe: Bocanegra; Bonaque, Oliveira (Sedeño, 71'), Baquero, Juanma; Fragoso, Manu, Ekedo, Chaco; Iván (Isuardi, 61') y Stephane.
Cádiz CF: ifuentes, Juanjo, Migue, Aridane, Andrés, Nana, David Sánchez, Álvaro García (Mantecón, 82'), Salvi, Lolo Plá (Carlos Calvo, 87') y Güiza.
Goles: 0-1: Centro de Juanjo desde la derecha que remata Lolo Plá, Bocanegra despeja y el delantero cadista no falla en el segundo disparo (18'); 0-2: salvi centra con la zurda y Lolo cabecea por encima del portero rival (46'); 1-2: Falta directa de Manu que sorprende a Cifuentes (46'); 1-3: Güiza conecta en profundidad con Salvi, que da el pase de la muerte para que Nana dispare por encima de Bocanegra (74').
Árbitro: López Puerta (colegio madrileño). Tarjeta amarilla a Ekedo, Cifuentes, Juanma
Campo: Ciudad de Lepe.

Victoria de manual del Cádiz CF en Lepe. El equipo amarillo seguía al pie de la letra el libro de instrucciones de la Segunda B para vencer en campos como el de San Roque y ante rivales de semejantes momentos y características.

El plantel dirigido por Claudio Barragán imponía su fortaleza desde el inicio, demostrando con un planteamiento agresivo e intenso que venía a por los tres puntos. Generaba ocasiones hasta hacer saltar por los aires la resistencia aurinegra y especulaba con el resultado en la segunda mitad, sin permitir crecer al adversario y golpeando en el instante preciso para sentenciar.

Lolo Plá, en dos ocasiones, y Nana aniquilaban a los onubenses y Salvi mantiene su nivel como asistente al participar en dos de los tres tantos y ser un constante peligro por la derecha. Más que brillantez, que nunca se exige en esta categoría tan antipática, el Cádiz CF ganaba por concentración, por madurez, por oficio y por pegada. Y porque es mejor, aunque durante muchas jornadas no lo demostrase.

Ahora la pelota está en el tejado de los demás. Murcia, UCAM y Sevilla Atlético. Porque mientras, ‘partido a partido’, en el Cádiz CF sólo se va a escuchar esta frase: ¡Que pase el siguiente!

Partido importante, momento clave, fuera experimentos. Las rotaciones son historia. Claudio alineaba el mejor equipo posible sobre el Ciudad de Lepe. La defensa de garantías con el regreso de Juanjo (aún en busca de su mejor versión), músculo y toque en la medular con Nana y David Sánchez, los dos puñales por banda y los goleadores en vanguardia.

No se guardaba nada el míster del Cádiz CF en su visita a territorio aurinegro. Adelantaba líneas y tiraba arriba la presión. Sin embargo, el nuevo conjunto de Carlos Antón sorprendía lanzándose al ataque y merodeando con mucho peligro los dominios de Cifuentes, y el cabezazo de Chaco no encontraba puerta de forma misteriosa. Misericordioso el cuadro lepero.

Pronto se evaporaba esa chispa y el conjunto gaditano se asentaba en el tapete onubense. La sala de máquinas echaba humo, telegrafiando las mejores jugadas a los hombres de ataque. David rozaba el tanto de disparo lejano y Salvi casi sorprende a un Bocanegra impreciso. A la tercera, la vencida llegaba de las botas de Lolo Plá.

El ariete remataba muy centrado el servicio de Juanjo, pero el meta rival le ofrecía una segunda oportunidad que no desaprovecharía el pichichi extremeño. El gol aderezaba un plato suculento. El Cádiz CF ofrecía una versión bien distinta y muy superior a la media de la irregular temporada. Y ese tanto suponía un golpe a la maltrecha moral de un San Roque en caída libre.

Pues ni hablar. Claudio se desgañitaba en banda pues sus pupilos perdían pulso y daban vida a los aurinegros, que generaban peligro con facilidad. El Cádiz CF entregaba la bola, o más bien la perdía, y pese a la ventaja y su mayor calidad no terminaba de entrar en el partido. La pujanza local no obtenía premio y la escuadra visitante recuperaba el control en los minutos finales para evitar noticias previas al descanso.

La calma con que se marchaban a la tregua se hacía añicos en los instantes iniciales de la reanudación. Una excelente internada por banda de Salvi, con centro con la zurda, lo cabeceaba a gol Lolo Plá para poner tierra de por medio. El tanto debía ser decisivo, pero un minuto después Manu clavaba una falta en la portería, con el balón resbalando en la yema de los dedos de Cifuentes.

Mucho nervio y las cosas como se dejaban antes de largarse a vestuarios. Eso sí, el Cádiz CF ya se guardaba la bola en su poder y lo mantenía lejos de Cifuentes. Sólo la incertidumbre del resultado inyectaba emoción al duelo, y es que mientras los amarillos no mataran el choque sufrirían, especialmente a balón parado.

La noticia saltaba lejos del terreno de juego, en el palco del municipal lepero, pues la directiva se planteaba denunciar al Cádiz CF por alineación indebida de Nana. Por mor del destino, el centrocampista africano sentenciaba la contienda al fusilar a Bocanegra en un pase de la muerte de Salvi.