El excadista Kike Márquez destaca en el Marbella FC.
El excadista Kike Márquez destaca en el Marbella FC.

CÁDIZ CF

Kike Márquez: «Si está bien, Güiza tiene que jugar; aporta cosas diferentes»

El sanluqueño, que sigue con cariño al Cádiz CF desde la distancia, regresa este domingo a Sanlúcar de Barrameda con la zamarra del Marbella FC

Por  8:32 h.

Ocho goles en 14 encuentros, con un doblete incluido en la última jornada ante el Real Jaén, es la sensacional carta de presentación con la que Kike Márquez regresa este domingo a Sanlúcar de Barrameda (17.00 horas).

Lo hace defendiendo la zamarra de un Marbella que no pasa por su mejor momento después de un inicio de campeonato apoteósico. Al otro lado, un Atlético Sanluqueño que, ahora con Falete al frente del banquillo, pretende mejorar unos paupérrimos registros que por ahora le colocan colista del Grupo IV de Segunda B.

«El arranque ha sido muy bueno a nivel personal y se puede decir que el equipo ha estado bastante bien, salvo la racha actual. Pese a esta mala dinámica, lo positivo es que estamos en la pelea porque los puntos que conseguimos al principio nos vienen bien para seguir ahí. Ahora tenemos en contra esa pizca de suerte que tuvimos a favor en otros momentos», destaca el fino jugador sanluqueño. Eso sí, llega como segundo clasificado, con el Cartagena al frente de la clasificación.

Allí, en Marbella, está cuajando un excelente arranque. Y lo hace con viejos conocidos. «No tuve una buena experiencia en Ferrol y necesitaba recuperar la confianza. El míster (Nafti) me tuvo de compañero y me conoce bien», asegura. Pero no es el único, pues con Alessandro Gaucci presente, varios son los excadistas que también acompañan a Kike Márquez sobre el césped. Desde Andrés Sánchez hasta Despotovic. También otros que no llegaron a hacerse un hueco en el primer equipo amarillo como el guardameta Guille Lara o el zaguero Michele Diana. «Estamos en sintonía y desde Marbella seguimos al Cádiz CF desde la distancia y nos alegramos de los buenos resultados».

Eso sí, no es el retorno al Palmar que hubiese deseado. «Vuelvo pero no en las circunstancias que me hubiesen gustado. Ahora defiendo los colores del Marbella y hay que ir a por todas. No será fácil porque en El Palmar aprietan siempre, aunque ahora el Atlético Sanluqueño no atraviesa por un buen momento».

Llegará junto a Lolo, otro sanluqueño de pura cepa. Y avisa: «Conozco a la plantilla del Atlético Sanluqueño, pero en el campo dejamos de ser amigos durante 90 minutos. Luego les deseo todo lo mejor, como no podía ser de otra manera».

«Salvi volverá a ser importante»

Al Cádiz CF no le pierde la pista. Kike Márquez no olvida su pasado amarillo. «Sin ir más lejos, yo fui esta semana a ver al Cádiz CF en San Roque durante el amistoso y saludé a los compañeros. Es un equipo que está mucho mejor, es más compacto y bastante fuerte. A los rivales les cueta ganarle porque está muy bien trabajado a nivel defensivo. Arriba, con jugadores como Salvi, Álvaro y Ortuño aprovecharán las ocasiones que tienen», señala.

Sobre sus amigos y excompañeros destaca: «Yo creo que Güiza tiene que jugar si se encuentra bien. Si a los 60 o 70 minutos no está bien, que deje su sitio, pero es un futbolista diferente, que aporta otras cosas. Él te puede sacar algo que no todos tienen».

Y añade: «A Salvi le está costando arrancar después de la lesión, pero tiene que seguir trabajando para volver a tener la oportunidad de jugar. Con el paso de las jornadas puede volver a recuperar ese nivel con el que acabó la temporada pasada o con el que empezó este curso. Tiene que ir con paciencia y seguir trabajando para lograr los objetivos. Su concurso puede ser clave». Asimismo, apunta: «Es un jugador veloz y necesita coger ese nivel. No es algo nuevo, es un trabajador nato. Le dará muchas alegrías a la afición».

Y como no olvida su pasado cadista, Kike Márquez apostilla: «No me ha sorprendido el comienzo del Cádiz CF. Con el trabajo de Cervera se está adaptando perfectamente a la categoría». Y me alegro porque le tengo un cariño enorme al Cádiz CF y su afición, siempre lo seguiré. Me queda no poder ascender al equipo de mi tierra, pero al menos se logró el objetivo».

Eso, sin embargo, es historia. Ahora toca regresar a Sanlúcar con un Marbella que busca recuperar la confianza. Así es la vida del futbolista.