Garrido seguirá firmando autógrafos como cadista
Garrido seguirá firmando autógrafos como cadista

Cádiz CF

Jon Ander Garrido, el renacido

El mediocentro vasco debutó el viernes en Segunda tras ser desterrado en enero por Claudio

Por  22:31 h.

Fue cedido al Racing de Ferrol tras salir de los planes del entrenador valenciano debido a una dinámica irregular a la que ahora ha puesto fin cádiz. Jon Ander Garrido, a la chita callando, ha sido uno de los triunfadores de esta pretemporada en el Cádiz CF. El mediocentro vasco llegó al club gaditano en el mercado invernal de la temporada 2013/14 gracias a la gestión en la sombra de Locos por el Balón, que ya por entonces manejaba los hilos del club que en muy poco tiempo llegaría a gobernar con Vizcaíno en el poder y Pina y su Granada como principal aliado.

En aquel mercado invernal, Garrido llegó junto a una pléyade de jugadores que vinieron para reflotar al Cádiz CF ideado por Gaucci y que comenzaba a hundirse de la mano de Raúl Agné. Pronto el vasco se hizo importante en un equipo que moriría sobre el césped artificial del Municipal Feixá Llarga de Hospitalet y con Calderón en el banquillo.

Al año siguiente, Garrido seguiría en el Cádiz CF tras desvinvularse del Granada, equipo que lo firmó del Barakaldo para cederlo en la típica maniobra que Pina solía hacer para ayudar al conjunto amarillo. La 2014/15 fue posiblemente la mejor temporada de Garrido, que acabaría siendo un deseado en las alineaciones de Claudio Barragán, que sustituyó a Calderón, tal y como se pudo comprobar en el empeño del club para que le levantasen la sanción que vio en la ida ante el Oviedo en el Tartiere.

Tras el varapalo de no ascender, Garrido tenía su hueco asegurado en la temporada siguiente, pero el vasco se adentró en una dinámica muy irregular. Hasta el punto que Claudio comenzó a cansarse de él y le puso la etiqueta de transferible en el mercado invernal. Pero el Cádiz CF, confiado en su potencial tan sólo lo dejó salir en calidad de cedido al Racing de Ferrol, donde al poco de llegar se convirtió en titular indiscutible para Migue Ángel Tena, curiosamente, uno de los jugadores que el Cádiz CF de Locos por el Balón trajo en el mismo mercado invernal que Garrido dos años antes.

El rendimiento del mediocentro vasco en Galicia fue de más a menos. Como se ha escrito, el vasco pronto se ganó la confianza de Tena y desde el comienzo se hizo con un puesto en el once. El centrocampista gustaba tanto en la grada como al entrenador y fue insustituible en casi todas las jornadas que estuvo en el Racing de Ferrol. Es más, en la importante empate del conjunto ferrolano al Racing de Santander, las crónicas del momento lo destacan como uno de los mejores del equipo naval. Sin embargo, a dos jornadas para el final de la temporada regular perdió la titularidad como también el Racing de Ferrol perdió el primer puesto, lo que supuso un jarro ed agua fría para el conjunto gallego que se vio las caras en el primer partido del ‘play off’ ante el Cádiz CF. Como es sabido, ni Garrido ni Kike Márquez podían enfrentarse al Cádiz CF, por lo que la etapa del vasco en Ferrol se acababa viendo caer a su equipo desde la grada aunque alegrándose por el porvenir del equipo al que ahora ha vuelto.

En su regreso, muchas papeletas le daban como uno de los posibles descartes nada más comenzar la pretemporada. Pero el hecho de que Cordero y Pina, los auténticos valedores de este jugador traído desde Baracaldo para reflotar al submarino, sigan confiando fuerte en él le hizo verlo con otros ojos a Cervera, un entrenador que quiere mucho músculo en la medular. De hecho, como prueba del interés que los rectores deportivos del Cádiz CF mantienen en ‘Garri’ –como se le llama en el vestuario– fue escuchar el toque de atención de Juan Carlos Cordero en su presentación como director deportivo. La mano derecha de Pina llegó a afearle su conducta extradeportiva y fiestera y le indicó el camino para ser importante en el Cádiz CF 2016/17. La pelota está sobre su tejado. De momento, la toca. Y la toca bien.

Kike Márquez, otro cedido sin oportunidad

Kike debutó con gol y siendo el mejor de su equipo.

Kike debutó con gol y siendo el mejor de su equipo.

Mientras Jon Ander Garrido debutaba en LaLiga123 el pasado viernes, a Kike Márquez le tocaba otra vez jugar en el barro de la Segunda B, esta vez en el Marbella de Alessandro Gaucci, el mismo que lo firmó para el Cádiz CF en la temporada 2013/14. El sanluqueño marcó un gol en la victoria marbellí frente al Recre y fue el mejor de los suyos, pero eso no quita para que se haya olvidado de la decepción de no verse defendiendo la Amarilla en Segunda A. Sin duda, el hecho de que a uno lo ‘apadrinase’ Pina y a otro el italiano habrá pesado más de la cuenta.

Pero lo cierto es que Kike nunca fue indiscutible para ninguno de los entrenadores que pasaron por Carranza, desde Agné a Calderón pasando por Claudio. Todos le exigían más, todos se cabrearon con él y todos acabaron tirando la toalla ante un jugador de una clase bárbara pero con una peligrosa querencia a la desidia.
Ahora disfrutan su fútbol en la Costa del sol como antes lo disfrutaron en Ferrol, donde comenzó embrujando a todos para acabar desquiciándolos al final. De Galicia volvió criticado por su vida nocturna y en Cádiz no le dieron la oportunidad que sí le han dado a su amigo y excompañero Garrido.