David Sánchez choca la mano con Migue en presencia de Despotovic; tres fichajes de invierno.
David Sánchez choca la mano con Migue en presencia de Despotovic; tres fichajes de invierno.

CÁDIZ CF

Cádiz CF-La Hoya Lorca: Con la mirada perdida

Con Güiza, Abel y Calvo como posibles regresos al once, el Cádiz CF sabe que la mirada crítica de la afición se dirigirá al banquillo y al césped

Por  8:00 h.
Cádiz CF
0
La Hoya Lorca CF
0
Cádiz CF: Cifuentes, Juanjo, Aridane o Servando, Migue González, Andrés, David Sánchez, Abel Gómez, Salvi, Lolo Plá, Carlos Calvo y Güiza.
La Hoya Lorca: Salcedo, Pina, Grego Sierra, Antonio López, Alcántara, Pardo, Álex Bernal, Roberto Martínez, Gonzalo Poley, Alarcón y Ferrón.
Árbitro: Villa Maestre (colegio extremeño).
Campo y hora: Ramón de Carranza (17 horas).

Este Cádiz CF anda con la mirada perdida. Es como el gallego y la escalera. Siempre echaba la vista hacia adelante y ahora tiene que controlar lo que ocurre por su retrovisor. Muestra del profundo fracaso de un equipo construido para revalidar el campeonato del año pasado y que está más cerca del desastre total que del objetivo obligado.

El conjunto de Claudio ha ido cayendo a la lona a base de pequeños golpes, y quizás eso ha salvado al entrenador. Pero o cambia el panorama o el siguiente puede ser el definitivo. El cadismo ya está tan dolido que hasta le cuesta quejarse, resignado, comprendiendo que de poco le ha valido. Pero cuando esta tarde (17 horas) aparezca por su Carranza y le recuerden la mediocridad de esta campaña le volverá a hervir la sangre.

La afición es más previsible que el propio Cádiz CF. El míster ha aflojado en cuanto a rotaciones, pero aún así su equipo sigue dando bandazos, incluso dentro del mismo choque (en Villanueva resultó clamoroso y dañino). Cuenta con cinco apercibidos de sanción ante del gran encuentro con el Real Murcia, pero de nada servirá guardarlos si no se suman los tres puntos frente a la Hoya Lorca. Andrés, Abel, David Sánchez, Fran Machado y Jandro están a una tarjeta de perderse la ‘final’ de la Nueva Condomina, si bien los tres primeros tienen su presencia en el próximo once prácticamente garantizada.

El plantel recupera a Güiza en la punta de ataque, otro jugador que no ha podido cambiar la dinámica (uno solo es imposible) y que ni la olía frente al Villanovense. Abel compartirá medular con David Sánchez, y la incógnita radica en esa banda izquierda sin dueño. Carlos Calvo, Machado, Jandro, Álvaro, Pavez... El primero toma ventaja por su capacidad como lanzador en la estrategia, pero nadie resulta capaz de agarrar esa demarcación.

Los jugadores del Cádiz CF, muy tocados

El empate en tierras extremeñas hundía la moral de un Cádiz CF muy frágil que confiaba en recuperar la autoestima con dos triunfos consecutivos y la truncó él mismo con su falta de oficio. De oficio y de fútbol, porque tanto Claudio como Cifuentes poseen su parte de razón pese a contradecirse en su discurso. El cuadro gaditano no tiene un claro patrón de juego y tampoco sabe improvisar. Las últimas victorias han llegado por impulsos, como el precedente del Marbella (con el polémico penalti), y ya se juega la carta de la calidad de los atacantes.

El club adelantaba el compromiso para no coincidir con los fastos del Carnaval chiquito, y se va a encontrar una tarde desapacible de un sábado ‘semi-laboral’ y ante una hinchada desencantada. Más que nunca los jugadores van a tener que tirar de su público.

Con este incierto panorama, con el futuro de Claudio en entredicho, aparca La Hoya Lorca, la escuadra revelación de la temporada. Hace escasas fechas le daba un buen susto al Murcia (en el 70’ iban 0-1 en La Condomina) y suma tres triunfos seguidos. Paco García ha configurado un plantel con descaro, sin complejos, donde el bloque prima por encima de la individualidad y se han repartido los goles antes de que llegara Francis Ferrón, el delantero del Linares.

Tiene mucho que ganar en Carranza, donde saldrá a disfrutar, y promete intentar robarle el balón al Cádiz CF. De conseguirlo, echará más leña al fuego.

Última oportunidad, final, sin margen de error. Cuantos tópicos se utilicen no desentonan antes de un choque que puede ser crucial en lo negativo. Y un punto de inflexión obligado para los que aún siguen soñando.