El Reus Deportiú, recién ascendido a la categoría de plata, ya recibió en su estadio al Mirandés
El Reus Deportiú, recién ascendido a la categoría de plata, ya recibió en su estadio al Mirandés

CÁDIZ CF

Análisis del Reus Deportiú: El debutante empieza con buena letra

Con una apuesta por el fútbol de toque y posesión, el equipo rojinegro no ha perdido ningún encuentro liguero hasta la fecha

Por  17:15 h.

107 años han tenido que pasar para que el Reus Deportiú forme parte de la categoría de plata del fútbol nacional, pero en la entidad del Baix Camp pensarán que la espera ha merecido la pena. Y no es para menos, pues desde que en 2011 diesen el salto a la categoría de bronce tras varios intentos consecutivos, los rojinegros se hicieron fuertes en Segunda B hasta avanzar un paso más para llegar a la Liga de Fútbol Profesional. Todo en su debido momento. Con buena letra y sin prisas.

Campeón del Grupo III de Segunda B la temporada pasada, el Reus se convirtió en el primer verdugo del Racing de Santander antes de que el Cádiz CF se encargara de apuntillar definitivamente a los montañeses. Un repaso a un histórico del balompié nacional como preludio al debut de los catalanes en una categoría de plata a la que, de momento, se han adaptado a las mil maravillas.

A fin de cuentas, un gran arranque el de un equipo que nadie esperaba que empezara tan bien. Recién ascendido e invicto en las cuatro primeras jornadas de la competición liguera. Fiel reflejo de un Reus que comenzó dando la campanada en Palma de Mallorca y luego firmó las tablas ante Mirandés (en casa), Getafe (a domicilio) y Numancia (de nuevo en Reus). En la Copa del Rey, sin embargo, el Mallorca le devolvió la moneda.

Y todo ello pese a no existir en la localidad tarraconense, donde el hockey es la referencia, una gran tradición balompédica. Aunque no es menos cierto que desde la llegada de Joan Oliver todo cambió. El que fuese director general del FC Barcelona en la época de Joan Laporta recaló en el Municipal de Reus como máximo accionista (el presidente sigue siendo Xavier Llastarri) y junto a un fondo de inversión chino cambió la historia rojinegra. La apuesta salió bien y ahora toca amarrar la permanencia, objetivo primordial esta temporada.

Eso sí, sin olvidar la agenda de contactos de Joan Oliver, la misma que le vincula al representante portugués Jorge Mendes. La presencia actualmente de tres jugadores procedentes del fútbol luso (Vítor Silva, el recién fichado Guzzo y Ricardo Vaz) es un claro ejemplo. Antes ya pasaron otros por tierras reusenses. Algunos como los centrales Dinis Almeida y Rubén Semedo lo hicieron para dar un salto importante en sus carreras.

Mientras, el vitoriano Natxo González sigue al frente de un banquillo muy conocido para él. Ya logró ascender al Reus a Segunda B y ahora, tras triunfar en el Alavés, regresó a tierras catalanas para hacer más grande aún su figura. Nuevo e histórico ascenso, ahora a Segunda, y continuidad en la categoría de plata.

Con el entrenador vasco, las señas de identidad del Reus están claras: posesión (más del 60 por ciento en casa, algo que ya demostró la temporada pasada cuando jugó en la Copa del Rey ante el Atlético) con un sistema basado en el 4-3-3 o en el 4-2-3-1. Su gran lastre: no aprovechar la multitud de ocasiones generadas.

La portería

Imbatido en los siete últimos duelos oficiales de la pasada temporada, Édgar Badía sigue al frente de la meta rojinegra. Indiscutible la Liga pasada y clave en el histórico ascenso, el portero barcelonés cuenta por ahora con la confianza de Natxo González. No es muy alto, pero anda muy bien de reflejos y su salida de pelota con los pies es más que aceptable.

A la espera se encuentra Codina, un canterano madridista que se consagró en el Getafe antes de dar el paso al fútbol internacional. Ahora regresa a Cataluña pero tendrá que trabajar duro para relegar a la suplencia a Édgar Badía.

La defensa

La línea defensiva rojinegra suele estar compuesta por Albert Benito (lateral derecho de carácter ofensivo, autor del gol de la victoria del Reus en Mallorca), los centrales Pichu Atienza (viejo conocido del Cádiz CF al ser un ex del Hércules, fuerte y contundente) y Olmo, y  el canterano periquito Ángel Martínez (lateral izquierdo).

De todos ellos destaca Olmo, un veterano y experto zaguero con una salida de balón increíble, colocación e inteligencia. Debutó con Rijkaard en el Barça en un encuentro en San Mamés.

Su momento esperan el excadista Migue García (ahora reconvertido en el lateral izquierdo) y el central barbateño Melli, que regresa a España tras varios años en el extranjero. También buscan minutos dos jóvenes con buen cartel: el balear Campins y el central Babic, cedido este último por la Real Sociedad cuando el mercado llegaba a su fin.

El centro del campo

La medular es clave en el juego de posesión del Reus. Ahí aparecen la veteranía de López Garai como mediocentro defensivo y el carácter de Ramón Folch. Este último es el capitán del equipo rojinegro con sólo 26 años. Ha pasado de Tercera (Amposta y Conquense) a LaLiga 1/2/3 en apenas tres temporadas y atesora primer toque y mucha calidad. Si nada extraño sucede, el próximo curso cambiará de destino en busca de nuevas metas.

La parte superior del triángulo en este sistema es para Fran Carbiá, un futbolista muy rápido con antepasados gaditanos.

En cuanto a las bandas, el uruguayo Jorge Díaz (formado en el fútbol regional catalán) regresa a Reus cedido por el Zaragoza. Aporta desborde y potencia desde la derecha, tiene buen disparo, aunque es intermitente. En el ala izquierda aparece Jorge Miramón, un mediapunta que tiende al centro. Este último logró la temporada pasada el inesperado ascenso a Primera con el Leganés.

Además Natxo González tiene recambios como los mediocentros Álex Albístegui y Rafa García, sin olvidar a los talentosos portugueses Vítor Silva (una de las sensaciones del Reus en Segunda B pero que no ha podido debutar en LaLiga 1/2/3 por problemas en una de sus rodillas) y Guzzo (recaló al cierre del mercado procedente del Benfica).

La delantera

Édgar Hernández fue uno de los artífices del histórico ascenso a la categoría de plata y es el ‘9’ clásico de referencia. Ahora bien, el espigado ariete puede ser relevado este fin de semana por Máyor, un atacante de idéntica estatura (187 centímeros) con experiencia en Segunda.

El polivalente y goleador David Querol (regresa a su casa tras sus experiencias en Betis B, Nástic y Llagostera) y el luso Ricardo Vaz (autor del último gol liguero) esperan su oportunidad. El portugués, eso sí, acudiendo desde la banda, no como delantero nato.

No podrá contar Natxo González con el nigeriano Chrisantus (uno de los fichajes del verano, procedente del AEK Atenas pero exjugador de la UD Las Palmas) ni con el escurridizo David Haro (fundamental en el ascenso). Ambos están lesionados.

LOS JUGADORES A SEGUIR

Olmo: Veterano y experto zaguero que llegó a debutar en el Barça de Rijkaard. Posee una gran salida de balón que combina con su buena colocación e inteligencia sobre el césped.

Ramón Folch: A sus 26 años es el capitán indiscutible del equipo. Atesora buen toque de balón y una notable calidad. Si nada extraño sucede, dará pronto el salto a un equipo de superior categoría.

Édgar Hernández: Uno de los artífices del histórico ascenso del Reus Deportiú a la categoría de plata. Es el ‘9’ de referencia, aunque esta temporada tiene mucha competencia.