El excadista Jona es clave en la reacción del UCAM.
El excadista Jona es clave en la reacción del UCAM.

CÁDIZ CF

Análisis del UCAM: El cambio de cromos da resultados

La llegada de Francisco al banquillo en diciembre reactiva a un UCAM que parecía abocado al descenso; el excadista Jona, clave en la remontada

Por  18:19 h.

No está siendo sencilla la temporada del estreno del UCAM en la LFP, pero los universitarios han demostrado que están más vivos que nunca. Uno de los equipos más rocosos de la última temporada en la categoría de bronce llegaba ilusionado LaLiga 123, el inicio de la competición fue prometedor, pero la crisis llegó y se ‘cobró la vida en el banquillo’ de José María Salmerón, el entrenador del histórico ascenso.

El almeriense Francisco fue el elegido a mediados de diciembre para reflotar la nave y a base de paciencia lo ha conseguido. De firme candidato al descenso a situarse en la 15ª plaza, con cuatro puntos de ventaja sobre la zona caliente. La ilusión de un proyecto joven pero consolidado (a nivel económico y deportivo) da sus frutos.

Lo hace con cambio de cromos porque, ante algunas bajas tan sensibles como la de Jesús Imaz, llegaron refuerzos. Tocó cambiar el plantel y el resultado ha llegado. Falta confirmarlo, pero el equipo de la Universidad Católica San Antonio de Murcia no tiene límites y quiere seguir dando guerra. A día de hoy, cinco partidos consecutivos sin perder es su mejor carta de presentación.

La portería

Biel Ribas ha sido titular e indiscutible en la meta universitaria durante la mayor parte de la temporada, pero este sábado no podrá ser alineado ante el Cádiz CF. La razón: una sanción de cuatro partidos por un brutal puñetazo que el meta propinó a Álex Quintanilla. El castigo llega con retraso pues la agresión, que sucedió hace tres jornadas, no fue penalizada por el árbitro y tuvo que ser el Mirandés el que presentara una denuncia en el Comité de Competición para que se llevara a efecto. De nada ha servido el arrepentimiento del portero balear del UCAM ni el posterior recurso a Apelación.

Sin Biel en el marco (es clave, tal y como demostró en Reus), Fernando apunta al once. El guardameta, que llegó al club universitario al despuntar en el Real Murcia, vuelve a tener una oportunidad. Ya la tuvo en la Copa del Rey y durante siete jornadas ligueras consecutivas (de la jornada 11ª a la 17ª), pero Biel acabó recuperando su titularidad.

El riojano Escalona, que ya es de sobra conocido en el club tras su buen papel en las dos últimas temporadas, es el tercer portero del equipo. Aún no ha disputado ningún minuto oficial esta temporada.

La defensa

Al igual que sucedía con Salmerón, cuatro son los zagueros elegidos por Francisco cada semana para asentar una defensa basada en el orden, la implicación y la seguridad.

Una de las grandes novedades llega en el lateral derecho. Tekio, baluarte del club en los últimos años (ha jugado con el equipo murciano en Tercera, Segunda B y Segunda), ha dejado de ser indiscutible. El congoleño Kitoko, que atraviesa por un gran estado de forma y al que los números avalan, se ha ganado la confianza de Francisco para jugar ahí. Eso sí, es polivalente y se desenvuelve en el mediocentro sin problemas. Y es que, más allá de nombres, con el entrenador almeriense juegan los que mejor trabajan durante la semana.

Unai Albizua y Hugo Álvarez suelen ejercer como pareja de centrales. Ambos se han ganado ser los que formen el eje de la zaga por derecho propio. El primero, criado en Lezama y con minutos en Tenerife y Leganés (ascenso a Primera incluido), es fijo y se puede adaptar al lateral. El segundo supo aprovechar la oportunidad con la lesión de Fran Pérez y se hace fuerte en el centro de la zaga. También tiene la experiencia que le da haber jugado en Segunda con Jaén, Tenerife y Elche. Mientras, el excadista Fran Pérez (formó parte del peor Cádiz CF de los últimos tiempos) aparece como tercera opción. Ha jugado pero no se ha ganado el puesto en el once de Francisco.

Góngora aparece la banda izquierda de la defensa. Otro excadista que sigue demostrando su potencial a balón parado. Su excelente golpeo de balón ha posibilitado que ya acumule tres goles en Segunda. No está siendo una campaña sencilla para él, aunque este sábado puede sellar su centenario de partidos con el UCAM desde que viste la zamarra universitaria. Las lesiones (problemas de pubis) le han jugado una mala pasada. De hecho, no pudo estar en el Carranza debido a una lesión  y fue hace dos semanas cuando debutó con Francisco. Ha estado más de tres meses en el dique seco. Morillas había ganado peso, pero Góngora parece que ha vuelto con fuerza.

El centro del campo

El exbético Juande se hace fuerte en la medular y aporta solvencia. Incorporado este verano, se hizo con un puesto en el once y es fijo. Francisco cuenta con él en una posición fundamental. Manuel Sánchez ‘Manolín’, refuerzo invernal que llegó procedente del Alcorcón para relevar a Sergio Mora (ahora en el Getafe), se había afianzado junto a Juande en la sala de máquinas, pero será baja ante el Cádiz CF por sanción.

Por lo tanto, Tito y Basha podrían ser los encargados de acompañar a Juande. El primero, que suele probar su disparo si es necesario, recaló en el UCAM este verano tras su última experiencia en el Llagostera. El segundo, albano-suizo y ex de Zaragoza y Ponferradina, había perdido la titularidad en las dos últimas semanas, pero tiene credenciales para salir de inicio. Son las dos opciones más lógicas, ya que jugadores como César Remón y Facundo Guichón ya no pertenecen a la plantilla.

Más adelante, el isleño Collantes, Nono y Vicente aportan desborde, magia y verticalidad para conectar con la delantera en un UCAM bien estructurado en labores defensivas. De todos ellos, Nono es el menos habitual, aunque en las últimas semanas se ha asentado en el once titular. Otro exbético como el hispano-congoleño Cedrick llegó como alternativa en el mercado de invierno desde el Columbus Crew de Estados Unidos, pero una rotura del ligamento cruzado anterior de rodilla le deja en la grada el resto de la temporada.

Sensible para ellos es la baja de Jesús Imaz. El ilerdense era clave en la escuadra murciana (ya marcó un gol con el UCAM en el Carranza esta temporada) hasta que recaló en el Cádiz CF durante el mercado invernal. En la Tacita de Plata no tiene el peso que tenía en Murcia pero, de todas formas, no podrá jugar en La Condomina esta jornada por cuestiones de contrato. Ya estaba hablado. El UCAM quería cubrirse bien la espalda.

La delantera

Arriba el dueño y señor es el excadista Jona Mejía. Once goles lleva ya esta temporada el delantero hispano-hondureño, seis de ellos en las ocho últimas jornadas. Sin lugar a dudas, llega en un estado de forma excepcional y es la gran amenaza de este UCAM. En Cádiz ya saben de lo que es capaz este delantero con pólvora.

No es del todo regular la trayectoria esta temporada de otro excadista como Natalio, que lleva más de una década en la LFP y lejano queda ya su paso por la Tacita de Plata. Futbolista de talento y menor estatura que Jona, sale y entra del once con cierta asiduidad.

Con la salida de Juanma Delgado, el UCAM reforzó su ataque en enero con las llegadas de Luis Fernández e Ibán Salvador. El primero, sin minutos en el Alcorcón, vio truncadas sus opciones con una lesión de gravedad que propició la llegada del prometedor David Mayoral (extremo derecho cedido por el Valladolid, aunque sin apenas participación) a La Condomina. También llegó cedido desde Pucela el citado Ibán Salvador, sin minutos en Zorrilla pero a la sombra de Jona en Murcia.

El ilerdense Pere Milla completa una lista de atacantes en la que esta temporada se quedó sin sitio a Iván Aguilar, uno de sus puntales en la temporada del histórico ascenso.