El Huesca está completando una gran temporada.
El Huesca está completando una gran temporada.

CÁDIZ CF

Análisis del Huesca: Ejemplo de superación y constancia

Gonzalo Melero, Álvaro Vadillo y Samu Sáiz son los estandartes de un equipo que está completando una temporada sensacional

Por  17:07 h.

La competición liguera llega irremediablemente a su fin y el Huesca es una de las sorpresas positivas de la competición junto al Cádiz CF. Situado a un único punto del ‘play off’ de ascenso a la máxima categoría y a dos de la escuadra cadista, el equipo dirigido desde el banquillo por Juan Antonio Anquela está completando una temporada para la historia. Con la veteranía del técnico linarense en los mandos, los azulgranas buscaban consolidarse en la división de plata. Una vez logrado (y de manera holgada), ahora toca disfrutar.

Al igual que sucedió en la primera vuelta, la cita ante el Cádiz CF llega en un momento idílico para los aragoneses. Por aquel entonces salieron derrotados de Carranza (1-0) y ahora querrán cobrarse la venganza, con ‘goal average’ incluido.

A fin de cuentas, mejorar la duodécima posición del curso pasado está ya al alcance de la mano de un Huesca que con 50 puntos no quiere cortar su sueño. La evolución sigue desde que regresara a Segunda de la mano de Tevenet hace un par de temporadas.

Un logro que es posible tras superar una dura cuesta de enero. De hecho, desde el derbi ante el Zaragoza en El Alcoraz (2-3, jornada 24) no cae el equipo de Anquela. Nueve partidos sin perder en los que acumula 21 de 27 puntos posibles dan fe del excelente momento de forma de un equipo que a base de compromiso, esfuerzo y tesón, nunca exento de calidad, está dejando huella.

Superados los problemas puntuales en El Alcoraz, un estadio reducido en el que el equipo cadista ya sufrió una enorme decepción en su última visita, vuelve a hacerse fuerte con los suyos. Eso sí, rescatando puntos en sus salidas para sellar una actuación más que notable.

La portería

El guardián de la portería del Huesca tiene nombre y apellidos: Sergio Herrera. Joven y con un futuro prometedor, este cancerbero burgalés debuta esta temporada en la categoría de plata tras pasar por la cantera del Deportivo Alavés y destacar la temporada pasada con el Amorebieta en Segunda B. A sus 23 años y 192 centímetros de estatura, el de Miranda de Ebro es insustituible para Anquela. Clave en el excepcional rendimiento del equipo azulgrana. Aprovechó la lesión de Javi Jiménez, que ahora vuelve a estar en buenas condiciones, y se hizo fuerte desde el primer momento.

A la espera de oportunidades ha estado todo el curso el gallego Queco Piña. Aterrizó en El Alcoraz tras una temporada en blanco en Butarque, con ascenso incluido. Fue el guardameta de la Copa del Rey. Tiene 36 años.

La defensa

La fiabilidad es la seña de identidad en la defensa de un Huesca cada vez más asentado. Con una línea de cuatro en la retaguardia, Anquela apuesta por dos laterales y dos centrales. En el debe: no aportan buenos números en ataque por el momento. En la función encomendada, eso sí, cumplen.

Con el madrileño Nagore ausente por lesión, Akapo se hace fuerte en el lateral derecho. La baja de un viejo conocido de Anquela, al que ya tuvo en el Alcorcón, da paso a un joven futbolista que ya tuvo su momento en las primeras jornadas. Con el jugador de la cantera valencianista el Huesca gana en carácter ofensivo, aunque pierde veteranía. Vuelve a estar disponible después de cumplir en Reus su segundo ciclo de amonestaciones. Kilian Grant retrasó su posición al lateral derecho el pasado fin de semana y cumplió con nota. El joven jugador catalán es una de las sorpresas agradables de este equipo. Polivalente y con futuro. Se estrenó como titular en la Liga, pues sólo había entrado de inicio en la Copa del Rey.

También ha cambiado el nombre del protagonista en el lateral izquierdo. El serbio Rajko Brezancic era habitual antes del partido de Carranza, pero ahora es Carlos Soriano el dueño del flanco zurdo de la defensa. Sancionado el balcánico por acumulación de amarillas (castigo buscado en Reus para llegar limpio al tramo final), el ex del Leganés se consolida en la retaguardia. Llegó en verano para ser un hombre importante y se ha ganado el puesto con el avance de las jornadas.

El centro de la defensa sufrió variaciones en el mercado invernal con la marcha de Jesús Valentín al Zaragoza. De esta forma, Íñigo López, Carlos David y el portugués Jair luchan por los dos puestos.

El extremeño Carlos David (viejo conocido de la Segunda B -Melilla y Cartagena fueron, entre otros, sus equipos-) se ha asentado en la zaga después de superar sus problemas físicos (con recaída incluida). Regresa tras cumplir en Reus su sanción por acumulación de amarillas. El Huesca lo agradece porque se trata de un central contundente, expeditivo y con buena salida de balón. Desde su vuelta llevaba once encuentros consecutivos en el once titular e incluso ha marcado un gol.

Íñigo López y Jair luchan por la otra plaza de central. Ante la ausencia de Carlos David en Reus, ambos fueron titulares. Reconocida la experiencia del primero, el último (que ya despuntaba en el Villanovense) aporta rapidez a pesar de su estatura (190 centímetros), va muy bien por alto y es bastante completo.

El centro del campo

Un doble pivote, dos jugadores de banda y un mediapunta dan diferentes valores a un centro del campo en el que Anquela tiene para elegir. Eso sí, determinantes son los madrileños Juan Aguilera y Gonzalo Melero (canterano madridista y una de las grandes sensaciones de la competición gracias a su llegada, pues va muy bien en el juego aéreo) en el doble pivote. La maquinaria está tan engrasada que ahí se da forma a esta gran versión azulgrana. Tal es la aportación de Gonzalo Melero que es el máximo goleador del equipo esta temporada junto a Álvaro Vadillo, cada uno con siete goles.

Como recambio aparece Bambock, camerunés con nacionalidad francesa. Da músculo, consistencia y empaque a la medular. Es talentoso aunque algo intermitente. Sastre, por su parte, tiene una participación testimonial.

El que no podrá estar será el capitán Juanjo Camacho, verdugo del Cádiz CF en 2010 y único superviviente de aquel Huesca de Antonio Calderón. Institución en el Huesca, dejó la banda izquierda con los años para aportar su calidad y llegada desde el mediocampo, incluso como mediapunta. No jugó en Carranza y ahora también está lesionado.

En cuanto a las bandas, el excadista David Ferreiro se ha ganado su sitio en la derecha, mientras que la izquierda es propiedad de Álvaro Vadillo, siempre y cuando le respeten las lesiones. El puertorrealeño tuvo que parar en las últimas semanas, justo cuando era determinante y volvía a dejar esa huella de gran futbolista. La joya de la cantera del Betis sonó para recalar en el Cádiz CF y al final lo hizo en El Alcoraz, donde está causando una sensación inmejorable. Siete goles dan fe de ello. Es uno de los líderes del mejor Huesca de los últimos tiempos. Se ha reencontrado con el fútbol.

Alexander González, internacional con Venezuela, es diestro pero también se desenvuelve por la banda izquierda. Falló un penalti en el Carranza y, aunque tiene detalles de buen jugador, es algo irregular. Asimismo, el veterano David López busca sus minutos, aunque está lejos de la titularidad por ahora.

La mediapunta tiene nombre y apellidos: Samu Sáiz. El madrileño es el emblema de este equipo junto a Gonzalo Melero y Álvaro. Aparece más como segundo punta que como un mediapunta propiamente dicho. Su movilidad arriba es clave y deja su sello desde los once metros. Irreductible desde el punto fatídico. No estaba pasando por su mejor momento del curso después de una excelente primera vuelta, pero fue determinante en Reus. Ya lleva seis dianas.

La delantera

Sin Cmiljanic ni Urko Vera, que salieron en el mercado invernal tras su paupérrimo bagaje, Borja Lázaro y Vinícius Araújo (llegó procedente del Valencia en el mercado de invierno) son los ‘nueves’ que luchan por la titularidad.

El primero, otro de los artífices del histórico ascenso del Leganés, acumula seis goles pero ha pasado a un segundo plano ante su falta de eficacia. Robusto delantero, aporta trabajo aunque ha visto como el brasileño Vinícius Araújo le ha ganado la partida en las tres últimas semanas. Su doblete en Anduva ante el Mirandés fue clave.