Sistemas de asistencia a la conducción de AudiAsí funciona el Asistente de eficiencia predictiva de Audi

El nuevo Audi Q7 llega con lo último en asistentes para la conducción como el Asistente de eficiencia predictiva. La mejor forma de ahorrar

MadridActualizado:

Además, de crear motores cada día más eficientes y coches menos pesados (una ecuación básica en la reducción del consumo) los constructores están buscando constantemente sistemas que ayuden aún más a reducir el consumo cuando es posible.

Y eso busca y consigue el nuevo Asistente de eficiencia predictiva de Audi instalado en el nuevo Q7.

Asistente de eficiencia predictiva

La idea de éste Asistente es que en función del conocimiento de la ruta que vamos a realizar adapte el funcionamiento del motor para llevar una conducción lo más fluida posible sin acelerones y frenazos que generen más consumo del necesario.

Así, el control de crucero adaptativo trabaja coordinadamente con el MMI Navegación plus, el sistema de reconocimiento de señales mediante una cámara y el asistente de eficiencia predictiva, ajustando la velocidad preseleccionada a las condiciones, como la topografía de la ruta, los límites de velocidad y el tráfico precedente.

Pero es que el sistema incluso con el guiado de la ruta desconectado, utiliza los datos de la ruta para advertir al conductor sobre situaciones donde es recomendable ralentizar la marcha. El sistema reconoce curvas, glorietas, intersecciones, límites de poblaciones y señales de límites, en muchos casos, mucho antes de que el conductor pueda verlas. La instrumentación o el Audi virtual cockpit muestran entonces el mensaje apropiado. Si la pantalla de asistencia está activada, entonces se pueden ver gráficos detallados.

Si el conductor lo desea y dentro de ciertos límites, el mismo sistema puede controlar la función de avance en punto muerto (un sistema inteligente y sencillo por el que el coche avanza por inercia) que tiene la caja de cambios tiptronic de ocho velocidades, en términos de velocidad y posición del acelerador, con lo que el Audi Q7 avanzará a régimen de ralentí hasta llegar a la zona de velocidad reducida. Este modo de avance en punto muerto se conecta sólo si las condiciones apropiadas persisten varios segundos. Una vez que este modo termina, el Audi Q7 acelera automáticamente hasta la velocidad seleccionada, si el ACC está activado. Este sistema inteligente altamente interconectado permite predecir un modo eficiente que reduce el consumo en carreteras secundarias hasta en un diez por ciento.