El expresidente de la CEOE y de la patronal madrileña Gerardo Díaz Ferrán
El expresidente de la CEOE y de la patronal madrileña Gerardo Díaz Ferrán - efe

Díaz Ferrán acepta una pena de cinco años y medio de prisión por vaciar de patrimonio Grupo Marsans

La Fiscalía exigía antes del inicio del juicio 15 años de cárcel por defraudar para evitar el pago a los acreedores

Actualizado:

El expresidente de la patronal empresarial Gerardo Díaz Ferrán ha aceptado una pena de cinco años y medio de cárcel por vaciar el Grupo Marsans. En la primera sesión del juicio, el empresario ha admitido su culpabilidad por dejar sin patrimonio a la empresa turística, con el objetivo de evitar pagar las deudas a los acreedores, a cambio de una rebaja considerable de la pena.

Con este pacto entre la Fiscalía y las defensas, el liquidador de las empresas y socio de Ferrán, Ángel de Cabo, también ha admitido una pena de cárcel de cinco años de prisión por los mismos hechos. La Fiscalía, quien atribuye a los dos los supuestos delitos de alzamiento de bienes, concurso fraudulento, blanqueo de capitales e integración en grupo criminal, solicitaba para él ocho años de prisión.

En este proceso, el empresario llevó a cabo "un sistemático vaciado" del patrimonio de Grupo Marsans, dada la mala situación económica en la que se encontraba ya la empresa, con el objetivo de evitar pagar las deudas debidas y mantener así su alto nivel de vida. Una práctica que causó al final un "evidente" perjuicio económico a los acreedores del grupo.

Con este pacto, asumido por gran parte de las acusaciones, finaliza el juicio respecto a la responsabilidad penal y civil de Díaz Ferrán y su socio. La conformidad también supone la nulidad de todos los actos "de disposición de bienes" realizados por los dos empresarios para llegar a la situación de concurso y declararse así insolventes ante las deudas. La fórmula por la que los acreedores recuperarán el dinero dependerá, eso sí, de las normas de los procesos concursales en marcha.

Aún así, el juicio continúa respecto a la posible responsabilidad civil de otros acusados en el proceso, quienes no aceptaron las condiciones del pacto suscrito, informaron fuentes jurídicas. En este sentido, Díaz Ferrán y De Cabo podrían tener que declarar si estas partes lo piden.

Fuentes jurídicas estimaron que el dinero que se podrá reintegrar en la masa concursal a través de este proceso penal son unos 20 millones de euros. Díaz Ferrán ha dado pistas a la investigación sobre la tenencia de fondos en el extranjero. Ha colaborado expresamente, por ejemplo, en el pleito que tiene ante el tribunal de arbitraje del Banco Mundial, el Ciadi.

A pesar de que el agujero total creado podría ascender a unos 1.100 millones, si se recuperan unos 500 millones todos los acreedores podrían llegar a cobrar, informaron las mismas fuentes. En el pacto, Díaz Ferrán y De Cabo han aceptado también una multa de 1,2 millones.

Otro de los acusados por el vaciamiento de la empresa, el empresario y mano derecha de De Cabo, Iván Losada, ha aceptado una pena de dos años y medio de prisión, después de que la Fiscalía solicitara en un inicio cuatro años y tres meses. Las penas exigidas para los demás acusados, considerados cooperadores necesarios en los diferentes delitos, han quedado en dos años de prisión.