Viajar - Lo último

El sorprendente mejor edificio del año: es un museo subterráneo

El World Architecture Festival premia al Museo Nacional, en Szczecin (Polonia)

En primer plano, la terraza ondulante del Museo Nacional, en Szczecin (Polonia). Detrás, el edificio de la Filarmónica
En primer plano, la terraza ondulante del Museo Nacional, en Szczecin (Polonia). Detrás, el edificio de la Filarmónica - WORLD ARCHITECTIRE FESTIVAL
ABC VIAJAR - abcviajar - Actualizado: Guardado en:

El World Architecture Festival (WAF), que se celebró la semana pasada en Berlín, eligió el Museo Nacional, en la ciudad de Szczecin (Polonia), como el mejor edificio del año. Diseñado por Robert Konieczny y KWK Promes, se trata de un museo subterráneo construido bajo una plaza pública, justo en frente de otro edificio emblemático, la Filarmónica de Szczecin, del Estudio Barozzi Veiga, ganadora del Mies van der Rohe Award en 2015.

Exterior del Museo Nacional, en Szczecin (Polonia).
Exterior del Museo Nacional, en Szczecin (Polonia).

El jurado explicó así su veredicto: «Este proyecto enriquece a la ciudad y la vida de la ciudad. Aborda un predio con tres etapas: pre-Primera Guerra Mundial, la destrucción durante la guerra y el desarrollo post-guerra, que dejó una significativa brecha en el centro de la ciudad. Esto es una pieza de topografía como también un museo. Ir al nivel subterráneo es explorar la memoria y la arqueología de la ciudad, mientras a nivel calle es el rostro público del edificio, incluyendo su terraza ondulante».

Szczecin es una una ciudad de 406.000 habitantes situada en el noroeste de Polonia, cerca de Alemania. Es uno de los mayores centros comerciales y puntos de tránsito. El centro medieval quedó muy destruido durante la segunda guerra mundial, aunque se salvaron algunos edificios de los tiempos en que formaba parte de Prusia. Hoy es una ciudad de negocios, sin desmerecer su atractivo turístico.

Museo Nacional, en Szczecin (Polonia)
Museo Nacional, en Szczecin (Polonia)

Este museo es el noveno proyecto que recibe el título de edificio del año en el World Architecture Festival. En 2015, el triunfador fue The Interlace, un edificio residencial de Singapur creado por arquitectos del despacho Büro Ole Scheeren. Ese trabajo rompía el esquema de torres verticales y aisladas. Se construyeron unos treinta bloques de seis pisos de altura entrelazados en una disposición hexagonal, unos sobre otros, para formar ocho grandes patios abiertos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios