ENFERMEDAD CELIACA

Cada vez más personas siguen una dieta sin gluten, aunque la celiaquía se ha estabilizado

El número de estadounidenses que adoptan una dieta libre de gluten a pesar de no padecer enfermedad celiaca se ha triplicado en solo cinco años

El gluten es una proteína presente en los cereales
El gluten es una proteína presente en los cereales - ARCHIVO
M. LÓPEZ - @abc_salud Madrid - Actualizado: Guardado en:

La enfermedad celiaca –o celiaquía– es un trastorno de carácter autoinmune causado directamente por una intolerancia permanente al gluten, proteína presente en los cereales –sobre todo trigo, cebada y centeno– que confiere elasticidad a la masa de la harina y es responsable de la consistencia elástica y esponjosa de los panes y masas horneadas. Una enfermedad cuya prevalencia ha crecido notablemente en los últimos años, hasta el punto que ya afecta a más de 450.000 españoles. Sin embargo, y según muestra un estudio llevado a cabo por investigadores de la Facultad de Medicina Rutgers de Nueva Jersey en Newark (EE.UU.), la prevalencia de la celiaquía parece haberse estabilizado en los últimos años. Pero aun así, cada vez es mayor el número de personas que adoptan una dieta sin gluten sin ninguna justificación médica.

Como explica Hyun-Seok Kim, director de esta investigación publicada en la revista «JAMA Internal Medicine», «extrapolando nuestros resultados al conjunto del país, puede estimarse que en Estados Unidos hay 1,76 millones de pacientes con enfermedad celiaca y 2,7 millones de personas que se adhieren a una dieta libre de gluten a pesar de no estar diagnosticados».

Crecen los adeptos

Para llevar a cabo el estudio, los autores analizaron los registros sobre hábitos dietéticos de 22.278 personas mayores de 6 años que, participantes en las Encuestas Nacionales de Salud y Nutrición de Estados Unidos (NANHES) entre los años 2009 y 2014, se habían sometido a análisis de sangre con objeto de detectar la posible presencia de celiaquía.

Los resultados mostraron que si bien únicamente un 0,69% de la muestra –o lo que es lo mismo, 106 individuos– tenía celiaquía, hasta un 1,08% de los participantes –213 personas– seguían una dieta libre de gluten a pesar de no haber sido diagnosticados de la enfermedad.

En EE.UU. hay 2,7 millones de personas que siguen a una dieta libre de gluten a pesar de no tener celiaquíaHyun-Seok Kim

Es más; los resultados confirman que la prevalencia de enfermedad celiaca se mantuvo estable a lo largo del período de estudio. Concretamente, la prevalencia se estableció en el 0,70% en los años 2009-2010, en el 0,77% en 2011-2012, y en el 0,58% en 2013-2014. Una situación que, sin embargo, no conllevó un estancamiento de los adeptos a las dietas sin gluten, cada vez más populares –un 0,52% de seguidores en 2009-2010, un 0,99% en 2011-2012, y un 1,69% en 2013-2014.

Y en este contexto, apuntan los autores, «ambas tendencias pueden estar relacionadas porque el descenso en el consumo del gluten podría estar contribuyendo a la estabilización de la enfermedad celiaca».

¿También en España?

En definitiva, los resultados muestran que si bien la prevalencia de la enfermedad celiaca se ha estabilizado en los últimos años, el número de personas que optan por seguir una dieta sin gluten es cada vez mayor. Todo ello a pesar de que, dado que no padecen la celiaquía, no tiene ningún sentido: las dietas sin gluten son mucho más caras –hasta 1.468,72 euros adicionales anuales por persona según los datos de la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE)– y podrían estar contribuyendo a una deficiencia nutricional. Menos aún en el caso de los niños, en los que los potenciales riesgos podrían ser mayores.

Como indican los autores, «el creciente interés en las dietas libres de gluten por las personas sin enfermedad celiaca podría venir explicado por una variedad de factores, caso de la percepción de que se trata de una dieta más saludable, la creciente disponibilidad de productos libres de gluten, y un autodiagnóstico de sensibilidad al gluten por parte de algunos individuos».

Y por lo que respecta a nuestro país, ¿está sucediendo lo mismo? Es decir, ¿cada vez es mayor el número de personas que, sin diagnóstico de celiaquía, se adhieren a las dietas sin gluten? Pues simplemente decir que la oferta de productos sin gluten creció en torno a un 136% entre los años 2013 y 2015, lo que sugiere un significativo incremento de la población que, no padeciendo la enfermedad, opta por seguir este tipo de alimentación.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios