Estilo - Gente

La noche del Rastrillo se llena de fandangos y bulerías

Cuchi Pérez, hija de Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, y su grupo de amigas se ajustaron el delantal para servir la cena cedida por La Máquina

 Charo Reina y Belinda Washington
 Charo Reina y Belinda Washington - GTRES
ANA ASENSIO Madrid - Actualizado: Guardado en: Estilo , Gente

Con el fin de semana a la vuelta de la esquina, el ambiente festivo fue la tónica de ayer en el Rastrillo. Muchas ganas de pasarlo bien, pero sobre todo de apurar los días que quedan para apoyar la obra social de Nuevo Futuro.

En Vistalegre, cuando aún no se habían apagado los ecos de la fiesta de la noche anterior, en la que más de ciento cincuenta señoras de nacionalidad china volvieron a mostrar su generosidad con la ONG, el cantante Juan Valderrama fue distinguido con la Mejor Faena. Ya por la noche, y en ese mismo establecimiento, Cuchi Pérez, hija de Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, y su grupo de amigas se ajustaron el delantal para servir la cena cedida por La Máquina.

Entre fandangos y bulerías, La Venta del Toro puso sus tradicionales delantales a Belinda Washington y Charo Reina, que se mostraron «encantadas de participar un año más en el Rastrillo». La que no defraudó fue la Gran Cena con rifa, servida por El Mentidero de la Villa, que organizó anoche El Rincón del Gourmet. Animada por Michu Primo de Rivera, congregó a un buen número de personas dispuestas a conseguir alguna de las piezas subastadas. Tal y como hizo el año pasado, el Rey Don Juan Carlos quiso contribuir al proyecto de Nuevo Futuro donando dos corbatas firmadas, varias camisas y una chaqueta. El modisto Ion Fitz; las firmas Chanel y Hermes; las joyerías Quiros y Nicole’s; y el diseñador Carlos Arturo Zapata, que regaló una original túnica de seda, fueron otros de los nombres propios de la noche.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios