Estilo - Gente

Adrián Martín anima el Rastrillo con una canción dedicada a Doña Pilar

María Dolores de Cospedal y Esperanza Aguirre visitaron el mercadillo solidario

La Infanta con el pequeño cantante malagueño
La Infanta con el pequeño cantante malagueño - ERNESTO AGUDO
ANA ASENSIO Madrid - Actualizado: Guardado en: Estilo , Gente

En el ecuador del Rastrillo, los voluntarios siguen incansables atendiendo al público que cada día acude al madrileño pabellón de Cristal. Porque, aunque las maratonianas jornadas que llevan a sus espaldas ya pesan, la importancia de la labor que realizan para que el proyecto de Nuevo Futuro sea cada día más grande compensa tanto esfuerzo.

A pesar de que la noticia del fallecimiento de Rita Barberá había caído como un jarro de agua fría en las filas del PP, Esperanza Aguirre, acompañada por los concejales José Luis Moreno y Percival Manglano, acudió a La Venta del Toro, tal y como estaba previsto, para recibir el delantal de la venta por su leal apoyo al Rastrillo. En ese mismo espacio coincidió con María Ángeles Sanz, madre del diestro Rafi Camino, que celebraba junto a la peña taurina Las Majas de Goya, de la que es miembro, su tradicional almuerzo.

A la misma hora, pero en otro lugar del mercadillo, María Dolores de Cospedal visitaba el puesto de Las Xanas, donde habitualmente realiza sus compras. Acompañada por la marquesa de la Vega de Anzo, la ministra de Defensa se interesó por algunos de los objetos expuestos en el stand. A su llegada al recinto municipal, varias personas, que en ese momento de encontraban en el Rastrillo, se acercaron a ella para mostrarle su respeto y sus condolencias por el fallecimiento de Rita Barberá.

Momentos antes del almuerzo, en Vistalegre, una tierna escena entre Adrián Martín y la Infanta Doña Pilar robó el corazón a todos los que estaban presente. El niño malagueño, de 11 años, que rompe barreras de la hidrocefalia que sufre con su maravillosa voz, acudió al establecimiento para recibir el reconocimiento a La Mejor Faena, y hasta allí se acercó la Infanta para saludarle. El pequeño quiso mostrarle su agradecimiento de la mejor manera que sabe hacer: cantando. Y ni corto ni perezoso se arrancó dedicándole a capela la canción «Y sin embargo te quiero». Doña Pilar, que había seguido su actuación totalmente embobada, se rindió a su arte hasta reconocer que «nadie me había dicho nunca algo tan bonito».

La actriz Fiorella Faltoyano y la Infanta Doña Margarita también acudieron ayer al mercadillo solidario para hacer sus compras y disfrutar de la amplia oferta gastronómica que el Rastrillo ofrece cada día.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios