Madrid

La UCO desvela que un diputado y exalcalde del PP cobró 60.000 euros de una empresa de la Púnica

Cristina Cifuentes espera que Bartolomé González deje el escaño si es imputado, como hizo David Ortiz

La UCO desvela que un diputado y exalcalde del PP cobró 60.000 euros de una empresa de la Púnica

La sombra de la trama Púnica recae de nuevo sobre un diputado del PP en la Asamblea de Madrid: en esta ocasión apunta a Bartolome González, a quien la Guardia Civil acusa de cobrar 60.000 euros de una empresa de la red de corrupción. Lo ocurrido puede complicar el Gobierno de Comunidad, si finalmente es investigado, como ya ocurriera con el diputado y exalcalde de Móstoles Daniel Ortiz. La presidenta regional Cristina Cifuentes no dudó ayer en que abandonará el escaño si es imputado.

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha recopilado indicios de que González, diputado del equipo de Cristina Cifuentes, habría cobrado 60.000 euros de la compañía energética Cofely, una de las empresas más beneficiadas por la Púnica, cuando era alcalde de Alcalá de Henares. Según han confirmado fuentes de la investigación, la UCO ha entregado un informe con todos los datos al juez del caso, Eloy Velasco.

Aunque el informe policial ya consta en la causa, el magistrado de la Audiencia Nacional aún no ha decidido si los indicios son suficientes para pedir al Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) –quien tiene la competencia para investigar a los diputados autonómicos de Madrid– que actúe contra González. En caso de que Velasco aprecie que las pruebas son convincentes, el magistrado elevará una exposición razonada al TSJM en la que expondrá los indicios y solicitará que se impute al diputado.

El juez, en una providencia fechada el 21 de septiembre a la que accedió ABC, incorporó el informe al proceso y dio traslado a la Fiscalía, para que lo conozca y aporte «en su caso» su valoración sobre el mismo.

La Guardia Civil ha atado los cabos que señalan al diputado de Cifuentes al seguir el hilo de la confesión del empresario David Marjaliza, el número dos de la trama Púnica y antiguo socio del exsecretario general del PP madrileño Francisco Granados, el único imputado que continúa en prisión para no entorpecer la investigación, desde hace casi dos años. Marjaliza abandonó la cárcel el 30 de diciembre del año pasado tras colaborar con los investigadores.

Ortiz declaró ante el juez el pasado 13 de septiembre y negó haber amañado un contrato millonario para la misma empresa con la que vinculan a González –Cofely– cuando era alcalde de Móstoles. El juez sospecha que Ortiz influyó para que esta firma se adjudicara un contrato valorado en 73 millones burlando la ley.

Cifuentes apela a su inocencia

Este nueva episodio puede poner en un aprieto a Cifuentes, quien tras pedir a la oposición que «respeten los tiempos judiciales», defendió la inocencia de González y dijo que «su situación política es hoy igual que la de ayer».

Desde la oposición, el portavoz adjunto del PSOE, José Manuel Franco, reprochó a Cifuentes que «no se vaya a las causas y que día tras día aparezca un caso de corrupción». José Manuel López, de Podemos, ironizó: «Llueve sobre mojado y va a llover mucho», en alusión a la Púnica. Mientras, Ignacio Aguado, de Ciudadanos, recordó que exigirán que se cumpla el acuerdo de investidura. 

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios