España

Los hechos que sí ha admitido Francisco Correa

El cabecilla de Gürtel reconoce haber pagado las campañas electorales del PP en Majadahonda y Pozuelo de Alarcón

Vídeo: Correa reconoce que regaló dos coches a Luis Sepúlveda - EFE
ABC.es/AGENCIAS - @abc_es Madrid - Actualizado: Guardado en:

Durante su declaración en el juicio por la trama Gürtel, el cabecilla de la red, Francisco Correa, ha admitido este jueves una serie de hechos que llevó a cabo entre los años 1999 y 2009. Una de las cosas que Correa ha reconocido es haber dado dádivas a otros excargos populares como el extesorero Luis Bárcenas, los exconsejeros Alberto López Viejo y Carlos Clemente Aguado, el exdiputado Luis Merino y los exconcejales Jesús Sepúlveda y Guillermo Ortega.

Correa ha reconocido que pagó gastos para las campañas electorales del PP en Majadahonda y Pozuelo de Alarcón (Madrid), si bien ha remachado que sus empresas no se crearon «para delinquir con el PP ni ningún otro partido». Sin embargo, el cabecilla de Gürtel ha exculpado al exconcejal popular en Estepona (Málaga) Ricardo Galeote del cobro de comisiones y sobornos que se le imputan en la causa por la actividad durante la primera época (1999-2005).

Pese a esto, Correa ha asegurado que fue el extesorero del PP Luis Bárcenas quien le introdujo en el partido: «De repente un día Luis Bárcenas me llama y me dice: ¿tú sabrías hacer un mitin político? Y yo al único que fui en mi vida fue cuando acompañé a mi padre en el año 75 o 76 a uno con La Pasionaria», ha afirmado.

El cabecilla de la trama también ha reconocido su relación con Jesús Sepúlveda, exalcalde de Pozuelo de Alarcón y exmarido de la exministra de Sanidad Ana Mato. En concreto, ha admitido haber tenido «atenciones» con él, tales como la compra de un coche o el pago de viajes y fiestas de cumpleaños para su familia. «¿Cómo no voy hacer un regalo a una persona que me está dando un trabajo importante?», ha declarado.

Un millón de euros a López Viejo

Entre otras cosas, ha reconocido que entregó un millón de euros al exconsejero madrileño del PP Alberto López Viejo por intermediar en una adjudicación del Ayuntamiento de Madrid, así como haber pagado a García Pozuelo, expresidente de Constructora Hispánica, a cambio de adjudicaciones públicas.

Del mismo modo, Correa ha admitido que su relación con el PP terminó con la llegada de Mariano Rajoy a la presidencia del partido, puesto que, según ha dicho, «no había química».

Correa ha afirmado también que él era el único de su grupo de empresas que hacía entregas de dinero en metálico a políticos. «¿Cómo hacía las entregas a los políticos?», le ha preguntado la fiscal, a lo que ha respondido: «Quedaba con ellos y les daba el sobre».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios