Ortuño celebra uno de sus goles con el Cádiz CF ante el Getafe
Ortuño celebra uno de sus goles con el Cádiz CF ante el Getafe

CÁDIZ CF

Pasión por Güiza en un ataque compatible y diverso

Alfredo Ortuño ensalza la aportación del jerezano, sin dejar en el tintero el trabajo de Rubén Cruz y Gorka Santamaría

Por  17:01 h.

Alfredo Ortuño habló sobre muchos asuntos esta tarde en los micrófonos de la ‘Cadena Cope’. Tal es así que la referencia ofensiva de este Cádiz CF valoró su presente temporada en el equipo cadista.

En este sentido, el ‘9’ de Yecla apuntó las opciones que tiene el Cádiz CF en ataque. Por eso, y aunque es el gran valor en la delantera, destacó el potencial de la escuadra en este aspecto. Sin entrar a valorar cuál es su compañero ideal: «Yo no elijo, eso lo hace el míster. Me encuentro muy cómodo con Dani Güiza, Rubén Cruz y Gorka Santamaría. Somos cuatro delanteros muy diferentes, pero todos muy compatibles. Creo que todos podemos combinarnos y el míster es el que decide». Y apostilló: «Cuantas más opciones existan en ataque, mejor para todos porque los rivales tendrán que centrar sus esfuerzos en tapar todas esas opciones».

Al mismo tiempo, Ortuño aseguró: «El míster no nos da pistas durante la semana. Yo no hubiese dicho que fuese a jugar Dani Güiza en Valencia, ni Rubén Cruz la semana pasada. Álvaro Cervera esconde bastante las alineaciones y las da una hora y media antes de cada partido».

Eso sí, Ortuño no dudó a la hora de alabar las actuaciones de Güiza. Y es que cuando fue preguntado por este asunto, el murciano apuntó: «No todo es correr, se trata de no molestar y también es necesario estar ahí, tener esa calidad. Dani (Güiza) no se ha perdido ningún entrenamiento desde que empezó la temporada, con 36 años lo da todo y no se queja nunca. Además tiene arte en todos los sitios. Tiene una gracia especial».

Y confirmó su buena sintonía con el delantero jerezano, con el que coincidió el pasado sábado en el Ciudad de Valencia ante el llíder Levante: «Nos buscamos a partir de tres cuartos de campo. Nos entendemos bastante bien y sabemos que los dos podemos darles muchas cosas al equipo».

Sin saber quiénes jugarán ante el Alcorcón, su próximo rival este domingo en el Carranza, Ortuño aseguró: «Estando David Roríguez y Óscar Plano, me extraña que lleve tan pocos goles un equipo como el Alcorcón. Esperemos que ellos sigan este fin de semana así, aunque también digo que los equipos que hacen pocos goles son muy fuertes defensivamente. Será difícil batirles».

En otro orden de asuntos, el goleador del Cádiz CF no dudó en asumir culpas pasadas y prometió aprender de los errores. «En Tenerife me calenté e hice una entrada que un delantero no debe hacer nunca. Hay que aprender y tener la cabeza mucho más fría. Era totalmente evitable y no volverá a pasar en mi carrera. No hace falta que lo diga el míster ni nadie», recalcó al entonar el ‘mea culpa’.

Pina y Cordero, síntomas de tranquilidad y estabilidad

Y así, echando la vista atrás, Ortuño también analizó su trayectoria. «Si no estoy jugando en Primera será por algo. Si estoy en Segunda es porque me merezco estar en Segunda. Es difícil de responder pero no es algo que me obsesione. Al final el fútbol es justo y si demuestro que debo jugar en Primera, acabaré jugando en Primera», destacó. Y lo hizo meses después de poder haber jugado con Las Palmas en Primera. «Para mí fue un verano bastante raro. En junio me llamaron de Las Palmas y me querían ver. No sé hasta dónde era real. Tengo ya 25 años y noté que era difícil estar entre los 18 convocados con jugadores como Boateng, Livaja… y yo venía de Segunda, recién salido de una operación de tobillo, de una temporada medio-baja…».

Sobre su presencia en Cádiz, el ariete puntualizó: «A Quique Pina lo conocí en Granada, después de estar allí. Nunca había tenido relación antes, pese a ser de Murcia. Pero si vine es porque quería la estabilidad que dan Juan Carlos Cordero y el propio Quique Pina a un club. Y el Cádiz CF es un equipazo que puede jugar en Primera o Segunda. Aquí me transmiten tranquilidad».

Finalmente, el ‘pichichi’ cadista concluyó: «La segunda es muy larga. Yo lo viví en sitios como Zaragoza con tanta exigencia. Aquí sabemos el sitio en el que estamos y lo difícil que es esto. El objetivo es conseguir los 50 puntos de la salvación cuanto antes y luego ya se verá. Todo puede pasar, para lo bueno y para lo malo debido a la igualdad. Tenemos que centrarnos en nosotros».