Once inicial del Cádiz CF ante el Girona.
Once inicial del Cádiz CF ante el Girona.

Cádiz CF

Los jugadores del Cádiz CF, uno a uno: ‘Aerolíneas Ortuño’ vuelve a volar

El pichichi amarillo volvió a marcar en Liga con un disparo potente a la cepa del palo

Por  20:06 h.

Cifuentes (4): Bien despejando de puños un centro pasado del Girona  al segundo palo que llevaba peligro. Contestó con sobriedad a un cabezazo de Aday al saque de un córner. Muy seguro en todo momento, como a un disparo escorado de Longo que atrapó con seguridad y bien colocado.

Carpio (5): Le rebañó un balón de oro a Longo cuando el delantero local ya se disponía a fusilar a Cifuentes. Se colocó como central diestro de una zaga con tres centrales. Acabó de carrilero tras cumplir notablemente como central y marcarse una jugada ya como lateral que pudo acabar Rubén Cruz.

Aridane (5): Fue el eje de los tres centrales y aplicó su libertad para estar en todo momento encima de Longo, al que persiguió dentro y lejos del área. Vio tarjeta amarilla por perder tiempo antes de sacar una falta.

Sankaré (4): Mjuy encima de Sandaza en todo momento y con un gran sentido de la anticipación. Espléndido por alto y sin complicarse como otros días.

Brian (4): Si normalmente suele ser un asiduo en el ataque del Cádiz CF, como carrilero se agradeció su presencia siempre a falta de la profundidad por banda de Alvarito, que bastante tenía con amargarle a la defensa catalana partiendo desde el interior. Empujado por el Girona, no tuvo más remedio que defender con uñas y dientes en la segunda mitad.

Malón (3): Lo primero que hizo en su debut como titular fue arañarle una cartulina amarilla a Aday en el primer minuto de juego tras una disputa en un juego aéreo. Partió en el once como carrilero y cumplió aunque pagó la factura de tanto tiempo sin jugar. De hecho, fue sustituido por Servando tras pedir el cambio por calambres.

José Mari (4 ): Gran pase el que mete a Alvarito en el segundo tanto del Cádiz CF. Se vio superado en la segunda parte, donde vio la cartulina amarilla tras derribar a Portu en una contra rival.

Abdullah (3): Perdió un balón en el centro del campo que le pudo costar al Cádiz CF el 1-o. Tras ese error, se puso el mono de trabajo y comenzó a robar cantidad de balones. Fue el primer cambio de Cervera en la segunda parte para refrescar al equipo ya que el francés acabó muerto. Ante el Tenerife no estará.

Garrido (4): Volvía al once tras su lesión en Mallorca y el equipo notó su aportación en el centro del campo. Gran partido del vasco, que lo intentó con un disparo raso para sentenciar. Supo sufrir y volver al encuentro.

Álvaro García (5): Salió como segundo delantero y la primera que tuvo no falló tras recibir un gran pase de José Mari a la espalda de los centrales que definió a la perfección tras salir perfecto de la línea de la defensa gerundense. Tuvo la sentencia en sus botas en una jugada que recordó a la épica de Santander de no ser por su último toque antes de disparar y que se le fue al centro para que despejase el central que le perseguía. Acabó fundido y sin ideas después del desgaste de todo el encuentro.

Ortuño (5): Se le veía conectado con el partido desde el inicio del choque pero no fue hasta el minuto 16 que armó su pierna izquierda para batir a René desde fuera del área con un disparo cruzado letal que pegó en la cepa del palo. Porque ‘Aerolíneas Ortuño’ ya no solo marca, también hace otras funciones como la de bajar balones a los segundas líneas. Así fue como se gestó el tanto de Álvaro García. Dejó su puesto a Nico Hidalgo en los últimos diez minutos recibiendo los aplausos de la que fue su afición.

Rubén Cruz (3): Fue el primer cambio de Cervera, que buscó con el sevillano algo de control y, sobre todo, refrescar al equipo en el centro del campo, que en ese momento estaba siendo muy dominado. Probó fortuna con un zurdazo desde la media luna que no encontró puerta. Con la salida de Ortuño, acabó de delantero centro.

Servando (3): Salió por Malón y se puso como central diestro en la línea de cinco montada por Cervera. Despejó mal, y a córner, un mal centro y sin peligro de Longo. Estuvo presente en el asedio del Girona y salió airoso junto a Aridane y Sankaré.

Nico Hidalgo (3); Entró por Ortuño en la recta final del partido. Tras robar un balón crucial para matar el partido no supo entenderse con Álvaro García en un dos para uno clamoroso para sentenciar el partido. Dio oxígeno y chispa al ataque del Cádiz CF y eso era de lo que se trataba con su cambio.