Los futbolistas del Cádiz CF se conjuran antes de viajar a Jumilla.
Los futbolistas del Cádiz CF se conjuran antes de viajar a Jumilla.

CÁDIZ CF

Jumilla-Cádiz CF: trago dulce o amargo, sin medios tintos

El Cádiz CF necesita ganar en Jumilla para confiar en el trabajo de Cervera y amarrar la promoción de ascenso

Por  19:30 h.
Jumilla
0
Cádiz CF
0
Jumilla: Javi Seral, Albiol, Verdú, Neftalí, Inestal, Fran Manzanara, Rubén Cuesta, Chirri, Guardiola, Perona y Etamamé.
Cádiz CF: Cifuentes, Juanjo, Migue, Aridane, Andrés, Nana, David, Salvi, Álvaro, Lolo Plá o Jandro y Güiza.
Árbitro: Muñoz Pérez (colegio valenciano).
Campo y hora: Municipal de La Hoya. 12.00 (8 Cádiz TV)

Un día más, otro día más. Este Cádiz CF cansino, agotador y antipático dispone de la enésima oportunidad para ganarse a una hinchada hastiada de una temporada descorazonadora. Hacía tiempo que la afición no se sentía tan lejos de su equipo, tan desilusionada, sin esperanza. El club de sus amores no le transmite más que desazón, prolongada al comprobar que el cambio de técnico en el banquillo tampoco lograba la reacción deseada. Era una de las últimas balas, y de primeras salió por la culata.

Pero el fútbol es tan cambiante, que a esa singularidad se aferra este Cádiz CF para que el primer párrafo de esta previa merezca acabar arrugado y lanzado a una papelera. Todo puede cambiar. Y puede hacerlo este domingo, en Jumilla, en el escenario más inesperado pero es el que presenta el calendario. Frente a un modestísimo rival y una plantilla sin entrenador, Cervera está obligado a dar con la tecla si no quiere ser Álvaro El Breve, émulo de Julián Rubio.

La pasada jornada optaba por una línea conservadora. Continuaba la senda marcada por Claudio pues con sólo cuatro días de trabajo no se puede iniciar una revolución, máxime si la estrella se apaga justo antes del choque. Pero su mano debe empezar a notarse desde ya. Y no en las alineaciones, pues con tanta pieza este año es imposible innovar, sino en actitud y juego, dos conceptos que han de ir de la mano y este año apenas han aparecido por Carranza.

El problema está en el medio

Aunque las dudas de los de siempre planean sobre la retaguardia, y se achaca falta de acierto en los últimos metros de los delanteros, este Cádiz CF se resquebraja en el medio del campo. Ser o no ser, esa es la cuestión para Cervera. Un plantel entrado en años y sin poderío físico debe ser dueño del balón y marcar el ritmo, y todos los adversarios le han robado el esférico y le han hecho correr hasta desfondarse. Falta gasolina para mantener la intensidad, así que quien debe moverse es el cuero. Con la intención de ganar músculo el técnico planea incluir a Nana en la medular, pues la pareja David-Abel, obligada a ser titular por calidad, no responde por piernas y menos en un duelo tan exigente como será el de Jumilla.

La cuestión física aparece como un enorme problema pero el principal se encuentra por encima del cuello, en la cabecita de los protagonistas. Ya no saben qué hacer, si ir arriba o abajo, y necesitan en algo en que creer. Por ello es tan decisivo el encuentro del mediodía, como un espaldarazo a la confianza del entrenador, que siempre se mide por victorias y éxitos.

Cervera se aferra a su vez al regreso de Dani Güiza, que esté mejor o peor es el único clavo al que se puede agarrar este Cádiz CF mediocre. También Salvi anda más rodado que la jornada anterior, y permitirá el fútbol por bandas. El sanluqueño y Álvaro ocuparán las alas y la duda radica en la mediapunta, con Jandro y Lolo como opciones.

La Hoya acecha

Un triunfo para recuperar la fe. Sí, pero clave para amarrar una cuarta plaza que está en el alambre por la ineficiencia de este equipo. La Hoya mete presión, para bochorno de unos jugadores que hace mes y medio peleaban con los de la capital murciana y ahora lo hacen con los de la pedanía lorquina. Están a cinco puntos, con el ‘goal average’ a favor de los amarillos, y el cadista desesperado confía incluso en que La Hoya pinche antes de que el Cádiz CF gane. El Granada B del amigo Quique Pina es el aliado de esta jornada, que puede clasificar definitivamente para el ‘play off’ a los de Cervera.

Pero si el cuadro gaditano cumple con su obligación la mirada no tiene que desviarse de Jumilla. Allí aguarda un plantel al que le falta entrenador pero le sobra coraje. Los jugadores, los que mandan en esto del fútbol y que nadie se lleve a engaño, han tomado las riendas y funcionan como una cooperativa con un objetivo común: la salvación.

El preparador físico Walter Chiaraluce ejerce como mínima figura de referencia en una plantilla que ejerce la autogestión y de forma brillante. Acumulan dos victorias seguidas (San Roque y Linares) y la tercera pone la permanencia en la palma de la mano. Con la energía a ‘full’, la moral por las nubes y la intensidad en grado máximo, se encuentran en las antípodas del Cádiz CF.

Los pupilos de Cervera deberán realizar un sobreesfuerzo para igualar ese nivel. Cuentan con la baja del lateral Belda por sanción y la duda de Carlos Terol, pero el compromiso del grupo les ha llevado a superar obstáculos mucho más complicados.

Un trago dulce o amargo. En esta tierra de vinos, el Cádiz CF no podrá ver la copa a medias, con medios tintos. Con tanta oportunidad derramada no hay momento para la fiesta.