Garrido firma un autógrafo a una aficionada en El Rosal.
Garrido firma un autógrafo a una aficionada en El Rosal.

Cádiz Cf

Garrido no termina de firmar su alta

El vasco volvió a entrenar hoy pero lo hizo con una protección en el brazo que no está permitida en Liga

Por  20:15 h.

Aunque todos son buenas noticias en el día a día de un Cádiz CF que volvió a la senda de la victoria el pasado fin de semana con el triunfo ante el Mirandés, con remontada incluida, la enfermería sigue sin poder confirmar buenas nuevas. La que más se espera para este sábado, día en el que el Cádiz CF se verá las caras con su perseguidor, el Getafe, que es quinto con 37 puntos, empatado con el Tenerife. Los de Pepe Bordalás, que no saben lo que es perder en su feudo con el entrenador que sustituyó a Esnáider, están a tres puntos del conjunto gaditano.

Y para este encuentro, Cervera espera y desea poder recuperar a Garrido para no cargar con demasiado minutos a José Mari, un futbolista que ha vuelto antes de lo que se pensaba a los terrenos de juego pese a la operación de hernia inguinal a la que fue sometido en el mes de diciembre. Aunque el roteño es canela en rama, lo normal sería que Cervera lo devolviese al banquillo en el caso de que Garrido estuviese apto. Pero Garrido, a día de hoy, no está al cien por cien pese a haber entrenado hoy, aunque lo hizo con una protección en el antebrazo tras la fisura que sufre y que le impidió jugar ante el Mirandés.

El mediocentro vasco sigue teniendo molestias aunque estas siguen remitiendo con el paso de los días.
También entrenó Nico Hidalgo, que con la vuelta tras su partido de sanción de Eddy Silvestre, y en la hipótesis de que Garrido pudiera recibir el alta competitiva, supondría que Cervera podría tener a todos sus jugadores disponibles para un encuentro que, de ganarse, levantaría definitivamente las expectativas de una afición que asume que el objetivo es la permanencia pero que no por ello puede dejar de pensar que el ascenso no es una quimera estando su equipo como está demostrando estar jornada a jornada.

Mañana el equipo vuelve al trabajo en las instalaciones deportivas de El Rosal y habrá que estar pendientes de cómo evoluciona Jon Ander Garrido, un jugador que es elemental en el organigrama táctico del entrenador Álvaro Cervera.