El Jumilla se enfrentó hace escasas jornadas al Murcia.
El Jumilla se enfrentó hace escasas jornadas al Murcia.

CÁDIZ CF

El Jumilla lleva diez partidos ¡¡¡jugando sin entrenador!!!

Los anteriores rectores italianos despidieron a Josico; en Linares fueron los futbolistas quienes hicieron la alineación... y ganaron

Por  14:17 h.

El fútbol es el deporte más imprevisible, pero esto roza el surrealismo. Los expertos teorizan continuamente sobre el papel del entrenador, cada vez más importante en este mundo tan profesionalizado. Pep Guardiola, Mourinho, SIMEONE… acaparan portadas, titulares, inspiran libros y manuales y hasta son los líderes de sus respectivos equipos por encima de sus futbolistas.

Pues ahora va el modestísimo Jumilla, y sale del descenso con el asiento del técnico vacío en el banquillo. El conjunto murciano, próximo rival del Cádiz CF, no tiene entrenador. Los jugadores no pueden aludir a esos tópicos de ‘espero ganarme la confianza del míster’ o ‘estaré donde me ponga el preparador”. Porque simplemente no existe esa persona.

Y no les va nada mal, porque además el problema viene de lejos y el Jumilla incluso ha mejorado sus registros. 4 victorias, 1 empate y 5 derrotas en 10 partidos. El 19 de febrero, hace ya más de dos meses, los nuevos rectores italianos de la entidad, dirigidos por Nobile Capuani, despedían a Josico aduciendo a una irregularidad de su contrato. El ex de Las Palmas ya había sustituido a Jordi Fabregat en la jornada 11 por un mal inicio de Liga y fue quien apareció por Carranza en la primera vuelta.

Los futbolistas de la escuadra vinícola se quedaban sin entrenador, aunque la entidad mantenía como referencia a Walter Chiaraluce, ex de Barcelona de Guayaquil y ayudante en la parcela técnica. Los ha estado preparando en las últimas semanas, e incluso se encargaba de confeccionar el once titular como una solución de urgencia y de ordenar a su escuadra desde la grada. Una situación anómala, pues Chiaraluce tiene el carné pero no los galones de entrenador.

El último giro de tuerca se producía a finales de la pasada semana. Después de la convulsa gestión de los italianos (en el último duelo vetaron la entrada a los medios y obligaron a pagar a los abonados), una junta gestora, con el abogado murciano Francisco Serrano a la cabeza, ha tomado las riendas de la entidad. Así que la plantilla del Jumilla viajó a Linarejos ‘huérfana’ de técnico. Entre los propios futbolistas decidieron la alineación, el sistema, los cambios… y el equipo ganó en Linares y ha salido del descenso. Digno de filme hollywoodiense.

El momento no es idílico, ni mucho menos. El Jumilla arrastra ya una deuda de 170.000 euros pues se adeudan tres mensualidades a los jugadores (la nómina media mensual es de 25.000 euros), a la par que hoteles y pisos de alquiler. A la Seguridad Social se adeudan 13.000 euros, según el nuevo presidente de la Junta Gestora, pero no se reconocen los 80.000 euros que la Federación Española le obliga a pagar por el despido improcedente de Josico. El objetivo es lograr la permanencia en estos tres últimos compromisos como punto de partida para arreglar este entuerto.

Este es el panorama que se encontrará el Cádiz CF este domingo (12.00 horas). Y ya sabe que no puede confiarse. Porque el Jumilla no tendrá entrenador, pero de coraje andan sobrados sus jugadores. Y la salvación es su vida.