Duda (c), en la imagen con Sandro, no continuará en el Málaga y sueña con volver al Cádiz CF.
Duda (c), en la imagen con Sandro, no continuará en el Málaga y sueña con volver al Cádiz CF.

CÁDIZ CF

Duda: «Retirarme en el Cádiz CF sería muy bonito para mí»

El futbolista luso, que no seguirá en el Málaga, no esconde que le «encantaría» colgar las botas en el club que le dio a conocer en el fútbol español

Por  19:49 h.

Duda acaba de finalizar su aventura en el Málaga. El jugador portugués busca equipo tras vestir las camisetas de tres equipos andaluces que arrastran una gran afición y en las que dejó su huella.

Este sábado, precisamente, se ven las caras el filial del Sevilla (club al que él defendió con éxito cuando jugó en el primer equipo nervionense) y el Cádiz CF, el equipo que le abrió las puertas para darse a conocer en España. Como cadista que sigue siendo, desea una victoria gaditana para tomar un impulso casi que definitivo hacia el ‘play off’.

El pasado domingo acabó la temporada en Primera y ha querido esperar a su finalización para hablar con total libertad a CANAL AMARILLO sobre lo que desea en su próximo futuro. Un futuro, que ya adelantamos, no le importaría que fuese vestido de amarillo y cerquita de la playa Victoria, la que tanto le gusta. A él y a los suyos. Pero hoy por hoy nada más que es un sueño, una ligera idea mientras se prepara para afrontar un verano donde se prodigarán las llamadas entre su representante y él.

Duda es portugués pero el acento andaluz no se lo quita nadie. «Todo en la vida se acaba», comienza diciendo con cierta tristeza cuando se le pregunta por su reciente adiós a La Rosaleda. «Me voy muy contento y agradecido en todo momento al club y su afición. Ha sido muy bonito lo que he vivido aquí, donde he dado todo lo que tenía dentro».

Pero su contrato expiró y no ha habido una renovación que él hubiera aceptado con los ojos cerrados. «Ahora toca escuchar cositas», dice con ese deje que dan las calles de las ciudades que él ha vivido estos años.

Asegura que a día de hoy no tiene nada y que lo que le importa ahora «es disfrutar de la familia y de las vacaciones».

«Confío en que me valoren», comenta cuando se le pregunta por el destino que quiere tomar. Y no. «El dinero no es una prioridad. Lo que quiero es seguir disfrutando jugando y compitiendo».

Y aquí aparece el Cádiz CF. «Me encantaría», suelta sin pensárselo aunque con la prudencia del que sabe que aún no hay nada hablado ni siquiera pensado «Allí tengo mi rinconcito y me gustaría retirarme en un club querido después de no poder haberlo hecho en el Málaga».

En Primera o en Segunda

Aunque el Cádiz CF lucha en estos momentos por aspirar a ascender a Primera, la empresa es harta complicada. ¿Significaría providencial que el Cádiz CF estuviese en la élite para firmar por la entidad de Carranza? «En absoluto. Obviamente, sería más bonito aún en Primera, pero si hay interés por las dos partes, Segunda no sería ningún problema», responde tajante Duda.

«No voy a mentir a nadie si digo que me gustaría haberme retirado en Primera con el Málaga, pero si lo hago en el Cádiz CF, en ese estadio que conocí como local y con esa afición, sería precioso para poner el broche a mi carrera», doce ilusionado aunque con los pies en el suelo consciente de que antes de todo siempre queda por delante una negociación.

Lo que no esconde es su cadismo. «Desde que me marché del Cádiz CF, por mí y por mi familia, siempre he estado pendiente de lo que hacía cada jornada. Y este año no ha sido nuevo. Lo lleva haciendo muy bien y confío en que llegue bien a esta recta final de liga».

Se le nota actualizado cuando recuerda «que en las últimas jornadas le ha faltado un poco de suerte para ganar sus partidos en Carranza. De haber ganado uno de los últimos, el ‘play off’ lo tendríamos en la mano ya. Pero hay que seguir luchando y confiando».

A modo de despedida suelta un último guiño. «Ni es nuevo ni es noticia saber que tanto a mi familia como a mí nos encantaría la posibilidad de volver a Cádiz. A día de hoy hablar de todo esto es prematuro, pero no escondo que me encantaría». Ahí queda.