Álvaro Cervera dirige la sesión de entrenamientos.  Antonio Vázquez
Álvaro Cervera dirige la sesión de entrenamientos. Antonio Vázquez

CÁDIZ CF

Cádiz CF-UD Almería: El objetivo salta a la vista

El equipo amarillo puede dar un salto enorme para la permanencia ante un Almería mediocre a domicilio y muy tocado en lo anímico al caer a puestos de descenso

Por  12:52 h.
Cádiz
0
Almería
0
Cádiz CF: Cifuentes; Carpio, Aridane, Sankaré, Oliván; Garrido, Abdullah, Salvi, Álvaro, Rubén Cruz y Ortuño.
UD Almería: Casto; Isidoro, Joaquín, Morcillo, Nano; Fran Vélez, Ramón Azeez; Antonio Puertas, Pozo, Fidel; y Quique González.
Árbitro: Pablo González Fuertes (comité asturiano).
Estadio y Hora: Ramón de Carranza, 20.00 (Gol TV).

La realidad marca un reto diferente pero el objetivo se mantiene hasta que no se haya amarrado bien fuerte. Y está perfectamente definido: la continuidad de este proyecto, la estabilidad y la buena salud del Cádiz CF pasan por lograr la permanencia en la categoría de plata.

Con esa consigna se ha encarado una semana distinta a las anteriores al quebrarse la excelente racha de triunfos consecutivos y buenos resultados. Sin nervios, sin agobios, sin temores ni desconfianzas, pero con la honesta intención de mejorar la imagen de las últimas fechas y recuperar parte de los valores no perdidos pero sí extraviados.

Para recuperar el timón serán claves dos hombres que hoy regresan a la convocatoria y de los cuales depende que la máquina de Cervera carbure con excelencia. Jon Ander Garrido se perdía el duelo con los pucelanos por sanción y ante los almerienses desplaza a Eddy Silvestre para clavar al equipo sobre el verde y darle equilibrio, como reza el calificativo de ancla que le pone su propio técnico.

José Mari vuelve al equipo nada más obtener el alta médica y el míster intentará darle minutos para que gane ritmo aunque no desde el inicio.

Salvo esa diferencia de nivel en la medular, no es una cuestión de nombres sino de actitud colectiva, y por ello el técnico apostará por unos jugadores consolidados en su demarcación. Mantiene la confianza y a cambio les pedirá más concentración en el plano defensivo y regulación de intensidad para tener empuje hasta el final.

Problemas tras el descanso

El parón no ha sentado especialmente bien a unos jugadores que terminaron levitando el histórico 2016. Sin embargo, el choque de esta tarde-noche motiva. Carranza ofrece una segunda oportunidad tras la derrota del negro viernes 13 para resarcirse de esa derrota, y además el adversario permite soñar con un enorme salto hacia la permanencia.

Una victoria local significaría abrir una tremenda brecha de quince puntos más la diferencia de goles con un rival que se antoja directo en la lucha por la salvación. Un impulso magnífico para afrontar otros dos duelos interesantísimos ante Mallorca y Mirandés ideales para empezar a mirar con descaro las posiciones altas de la tabla.

Mientras en Cádiz todo son sonrisas, cuando las lágrimas de indignación han corrido en más de una ocasión ante el filial rojiblanco, en Almería los ánimos incluso se encuentran más bajos que el puesto en la clasificación. Soriano se juega una cabeza salvada únicamente por el respeto que se le guarda en el club de su vida y la consideración que merece como institución. Aún así, otra derrota similar a la de Reus haría saltar por los aires toda esa paciencia y confianza.

Destrozados en lo anímico, la sanción de Ximo Navarro en el lateral diestro y los problemas musculares de los otros tres zagueros dejan una retaguardia muy tocada. El excadista Nano (baja en Reus), Joaquín y Morcillo no han trabajado con la normalidad deseada, una invitación al desmelene de Ortuño, Salvi y sobre todo Alvarito.

La fortaleza del coliseo amarillo

El Cádiz CF se hace fuerte en Carranza mientras que el cuadro almeriense no rasca bola a domicilio (sólo tres empates, desconocida la victoria). Elementos para confiar en un regreso a la senda deseada sin olvidar la dureza e igualdad de esta categoría.

Jugadores como Antonio Puertas, Azeed, Pozo o Quique pueden ofrecer muchísimo mayor rendimiento del mostrado en la primera vuelta y si despiertan no han de tener problemas para atar la permanencia. Pero para eso el grupo ha de competir y no suele hacerlo fuera de casa.

Derbi andaluz de sensaciones opuestas y un objetivo común: la permanencia. Al menos, hasta que las matemáticas no permita cambiar la cautela por la ambición.