algeciras-cadiz-andres

CÁDIZ CF

Algeciras-Cádiz CF (1-0): Claudio repite la historia

Un gol de Javi Medina en el 90 condena a los amarillos y deja en la cuerda floja a su entrenador

Por  19:20 h.
Algeciras
1
Cádiz CF
0
Algeciras: Josemi, Maiquez, Alvar Herrero, Benítez, Marrufo, Melchor, Iván (Joselu, 75'), Migue Montes (Cristo, 62'), Javi Medina, Santi Luque (Manzano, 89').
Cádiz CF: Cifuentes, Juanjo, Aridane, Migue, Andrés, David Sánchez, Abel Gómez (Despotovic, 60'), Salvi, Álvaro García, Machado y Jandro (Mantecón, 86').
Gol: Javi Medina (90').
Árbitro: Villoria Linacero (colegio madrileño). Tarjeta amarilla a Benítez, Juanjo, Aridane, Santi Luque, Iván, Melchor, Medina
Incidencias: Nuevo Mirador de Algeciras. Unos 300 cadistas en la grada.

Sensaciones, ni siquiera se necesita apelar a los resultados. El Cádiz CF no arranca y se le va la Liga. El equipo amarillo ha perdido el orgullo de la entidad y sufría una dolorosísima derrota en Algeciras, plaza inhóspita y para vergüenza de la hinchada cadista.

Un tanto de Javi Medina en el último instante deja con un pie en el precipicio a Claudio Barragán, a quien a esta hora solo sostiene el presidente. El cuadro gaditano quizás merecía mejor resultado a tenor del juego y las ocasiones creadas, especialmente en la primera mitad, pero regalaba los últimos diez minutos a un adversario con orgullo. Y con fe. De lo que carece un Cádiz CF que en breve puede estar peleando por la cuarta plaza si no varía su dinámica descendente. Tanto mercado invernal…

Sin cabeza, pero con ideas. El Cádiz CF aparecía por el Nuevo Mirador sin delanteros en el once. Las ausencias de Lolo Plá y Dani Güiza las suplía Claudio con la movilidad de Jandro y Álvaro en la punta de ataque, acompañados por Machado entre líneas.

Tantas dudas las pretendía disipar el conjunto gaditano por el camino corto, con un gol rápido. En cinco minutos generaba tres ocasiones meridianamente claras, dos de ellas a balón parado de Migue y Machado.

Y es que el Cádiz CF perdía a dos puntales pero ganaba a su nueva referencia. David Sánchez es el faro que ilumina el juego, y además es mortífero en la estrategia. Cada falta, cada córner, genera sensación de peligro, de que algo puede pasar.

Los intercambios resultaban continuos. Álvaro se desplazaba a la zurda y Machado se quedaba como falso 9, con Jandro libre para crear desde cualquier posición. Con este movimiento táctica, Claudio desarbolaba el planteamiento de Mere, con un Algeciras mucho más estático que perdía las referencias en su defensa.

El arquero Josemi se convertía en el salvador durante esa fase de claro dominio amarillo, despejando con apuros incluso un cabezazo a bocajarro de su compañero.

Salvo esos primeros cinco minutos, el Cádiz CF adolecía de remate. Se adueñaba del esférico, superaba a su adversario pero eliminaba la opción de los centros laterales a no tener un 9 en el área y dar la batalla perdida de antemano. Eso impedía que la diferencia entre ambas escuadras no se plasmara en el marcador, amén de la excelente actuación del guardameta local.

La sorpresa inicial se evaporaba. El Algeciras se rehacía y frenaba a un equipo del que desaparecían Jandro y Machado, los conductores ofensivos. Los rojiblancos ahogaban ese centro del campo y adelantaban líneas. Santi Luque lideraba la vanguardia, aunque sin inquietar aún a Cifuentes.

No obstante, la última antes del descanso la tenía Fran Machado. En una perfecta combinación al contragolpe, Salvi penetraba en el área y su centro lo remataba de espuela el granadino, pero con Josemi a los pies.

La tregua ponía fin a una primera mitad con el Cádiz CF bien posicionado, creando ocasiones peligrosas pero falto de remate. El Algeciras era más ruido que nueces que crecía a medida que avanzaba la contienda.

Sin cambios arrancaba el segundo asalto, con una buena ocasión para los amarillos marrada por Salvi, inocente en su cabezazo. Sí variaba Claudio algunas posiciones, colocando a Álvaro en punta y a Machado por detrás del sevillano.

El duelo se igualaba. Santi Luque ponía a prueba a Cifuentes, que respondía bien, rechazando abajo. El panorama no pintaba bien. Claudio había gastado uno de sus cartuchos y quedaba el de Despotovic. El serbio entraba en lugar de un Abel Gómez que sigue sin encontrarse.

Todo transcurría con normalidad hasta que Salvi rompía la línea de retaguardia albirroja con un pase que dejaba a Álvaro solo ante el portero. El extremo contaba con la opción de rematar o cedérsela a Despotovic, y optaba por servírsela rematadamente mal al balcánico, malogrando la opción más clara del encuentro.

El choque enfurecía. La batalla sobre el terreno de juego se trasladaba también a la grada. El Cádiz CF apretaba, subía una marcha y buscaba el triunfo con descaro. El Algeciras se agazapaba para buscar una contra bien trabada por los amarillos.

A diez minutos del final, Joselu estrellaba un balón perdido en la cruceta. El partido llegaba muy vivo al final y la moneda podía caer de cualquier manera.

El Cádiz CF necesitaba los puntos pero sorprendentemente el Algeciras los buscaba con mayor ahínco en la recta final. Mantecón sustituía a Jandro, mientras que los de Mere apretaban para ofrecer el regalo a su hinchada. Una victoria ante el equipo de la capital.

Y lo conseguían. El fútbol castigaba la inoperancia del Cádiz CF en la primera mitad y la racanería del final. Javi Medina rompía a Aridane y disparaba lejos del alcance de Cifuentes. Triste epílogo para el duelo.