GOLF - SANTANDER TOUR

Virginia Espejo da gracias al cielo por el diluvio

La madrileña aprovecha la suspensión de la última jornada para estrenar su palmarés

Virginia Espejo, encantada con su primer éxito profesional
Virginia Espejo, encantada con su primer éxito profesional - FERNANDO HERRANZ
MIGUEL ÁNGEL BARBERO Madrid - Actualizado: Guardado en:

Pocas veces ha sido tan oportuno el dicho de que «nunca llueve a gusto de todos» como en la conclusión del Santander Golf Tour. El Circuito Nacional Femenino llegaba a su final en el campo de la entidad financiera en Boadlilla del Monte y Virginia Espejo afrontaba la última jornada con dos golpes de ventaja sobre la francesa Marion Duvernai (-1). Mas, aunque las cosas no le estaban saliendo a la madrileña como esperaba (a falta de siete hoyos su rival le había dado la vuelta a la tortilla), el tormentón que cayó sobre la capital le evitó la remontada.

«Aunque el Golf Santander se ha mantenido en perfectas condiciones a pesar de toda la lluvia que ha caído desde anoche, a partir de las 11:00h empezó a llover con más intensidad y un poco antes de las 14:00h tuvimos que tomar la decisión de suspender la competición -comenta Pablo Chaves, director del torneo-. Los greenes estaban impracticables y ya no podían soportar más agua, que, literalmente, salía del hoyo. Con toda la información meteorológica para las próximas horas disponible a nuestro alcance, comprobamos que no existía la posibilidad de continuar más tarde ya que la situación se iba a mantener igual. No sólo ha llovido, además, el juego se ha visto afectado por rachas de viento de 60 km/h». De esta manera, la última clasificación completa se hacía definitiva y la madrileña conseguía su primera victoria profesional.

«¡Qué situación tan extraña! -exclamó la golfista de La Dehesa-. Es mi primera victoria pero nunca la imaginé de esta forma; lo siento por Marion, pues he jugado con ella y en el momento de la suspensión se había puesto por delante, es una gran jugadora y estoy segura de que pronto volverá a ganar. Me alegro de haber peleado ayer cada golpe, hoy se ha suspendido por causas que nadie podía controlar ¡pero he ganado y encima me llevo el jamón OsborneCinco Jotas! Este año he estado cerca varias veces: en Vallromanes era líder con Gemma Fuster después de la primera vuelta, en Izki salí a un golpe, en El Saler segunda empatada con Marta Silva… y esta vez me tocaba a mí».

El premio Fundación María García-Estrada fue para Camilla Hedberg (66 del total de los 1.845 birdies solidarios que han conseguido las jugadoras durante toda la temporada), por los que la organización efectuará una donación. La eslovaca Natalia Heckova ha sido reconocida como mejor amateur; Patricia Rabanal ha recibido un regalo por su hoyo uno, y el premio Pionner al golpe más cercano a bandera ha sido para la inglesa Rebecca Wallace.

En cuanto al Orden de Mérito de la temporada, ha recaído en Natalia Escuriola, que ha sumado 16.100 euros a pesar de haber competido en solo cuatro torneos. Pero el momento de forma de la castellonense, que le ha llevado incluso a triunfar en el Circuito Europeo, le ha servido para coronarse como la mejor española del año en un Circuito que ha cumplido las expectativas de jugadoras, patrocinadores y organizadores y es deseable que se consolide en el calendario para el futuro.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios