De ruta con la nueva Honda Africa Twin Adventure Sports 2018

Sobre la ya capaz versión normal mejora su comportamiento en off road gracias a unas nuevas suspensiones regulables

Actualizado:

Escapar de la rutina diaria y salir en busca de aventuras es algo que está en la mente de todos los que montan en moto y sin duda esa sensación crece si en nuestra ruta abandonamos el asfalto y buscamos, cada uno según sus capacidades, pistas y senderos que nos aporten esa sensación de libertad y satisfacción personal, piloto y moto. Por esta razón nacieron las trail y por ello son un segmento que representa cada vez mayores ventas.

Y si hay una moto mítica capaz de cumplir esos anhelos es la HONDA AFRICA TWIN, treinta años ya desde su lanzamiento y reeditada por Honda hace un par de temporadas. Pero había ganas de más aventura, de más capacidades camperas, de una Africa Twin que recuperase ese espíritu "africano" original. Y esa moto es la nueva Honda Africa Twin Adventure Sports.

Sobre la ya capaz versión "normal", la Honda Africa Twin Adventure Sportsmejora su comportamiento en off road gracias a unas nuevas suspensiones regulables con más recorrido y tarado específico, un nuevo depósito que amplía su capacidad hasta los 24,2 litros, amplias defensas de serie, pantalla 80 mm más alta y el protector metálico para el cárter. Además ha recuperado los colores de guerra HRC y es preciosa. Estribos más anchos, estriberas del pasajero más ergonómicas y menor inclinación en el cuadro de mandos para facilitar la visión al pilotar de pie. El asiento es ahora más plano y 50 mm más alto, con un manillar 32,5 mm más elevado y retrasado 5 mm.

Los puños calefactables vienen de serie, así como el completo paquete de ayudas a la conducción gracias al nuevo acelerador electrónico Ride By Wire, cuatro modos de conducción, control de par, intermitentes autocancelables, un escape más corto y una batería de iones de litio 2,3 kg más ligera.

Estos cambios mejoran sus capacidades ruteras también en asfalto y los km. pasan con menor cansancio gracias a una mejorado tacto y comodidad general. Una gran mejora a destacar en la versión con cambio automático DCT es la mayor suavidad a la hora de salir desde cero, muy fácil de dosificar y que aporta mucha confianza en situaciones comprometidas. Para los que no superen los 1,80 la altura de asiento y el mayor volumen general no ayudan a la hora de meterse en líos y hay que estar atento y concentrado en los pasos difíciles donde haya que echar pie a tierra. También ayudaría que la pantalla fuera regulable pues en campo interfiere en la línea de visión.

Pudimos disfrutar de la versión normal y Adventure en tierras granadinas, tanto en carretera como en una completa ruta off road con las motos equipadas con neumáticos de tacos. De ambas destacaría su gran polivalencia, su capacidad de cuidar del piloto, buscando hacerle la vida más fácil en cualquier situación y terreno. En asfalto es noble y con buena pisada, nunca cabecea a altas velocidades y en curvas cambia rápido de dirección. Jugando con los modos de conducción es sencillo encontrar en cada momento la configuración de motor y asistencias electrónicas para cada ruta y estado de ánimo. Mención aparte para el precioso sonido del nuevo escape, no te cansas nunca de oírlo cantar.

Pero donde más me ha sorprendido es como va en pistas y senderos. Soy endurero y en general no me gustan las trail por su tamaño e inercias, pero la Honda Africa Twin Adventure Sportscon neumático de tacos me ha roto los esquemas. Ves un escalón e inconscientemente esperas el golpe en el manillar o pasas un badén y te preparas para el tope de suspensiones, pero con esta moto no es así y pronto me sorprendí rodando a buen ritmo y con mucha confianza. No haría trialeras con ella, pero va mucho más allá de lo que pensaba. Cruzamos ríos, rieras de arena y piedra suelta, algo de barro y caminos duros y polvorientos. De nuevo jugando con la electrónica era sencillo buscar el compromiso ideal. Fuera ABS atrás, control de par en el 1 y modo Gravel y la Honda Africa Twin Adventure Sportspasa por todos lados.

En definitiva, una moto muy completa y polivalente con un compromiso asfalto-campo casi perfecto aunque el peaje a pagar, para los que no somos altos, sea una considerable altura de asiento que resta confianza en momentos delicados. Una fiel compañera de aventuras que buscará hacerte disfrutar en todos los terrenos en los que quieras ponerte a prueba.