Primera fase de la Operación Jaro, en octubre de 2015
Primera fase de la Operación Jaro, en octubre de 2015 - EFE

Detenidos tres afines a Resistencia Galega por enaltecer el terrorismo

Se los considera líderes de un entramado que justificaba la actividad de la banda armada

SantiagoActualizado:

Tres personas fueron detenidas este miércoles acusadas de formar parte de un entramado que, presuntamente, ensalzaba y justificaba la actividad de la banda terrorista Resistencia Galega en la Comunidad. Los arrestos, segunda fase de la Operación Jaro, se produjeron en las provincias de Pontevedra, La Coruña y Orense y, según fuentes del Ministerio del Interior, los acusados ocupaban puesto de dirección dentro de Ceivar. Este grupo organiza actos de propaganda y exaltación de los miembros de esta banda armada, de los que también proporciona los contactos de las cárceles en las que cumplen condena para facilitar la comunicación con ellos y los simpatizantes de la única banda armada en activo en España en la actualidad.

Las investigaciones que derivaron en el operativo desarrollado esta mañana por orden de la Audiencia Nacional se remonta a la primera fase de la «Operación Jaro», que tuvo lugar en octubre de 2015 y se saldó con nueve personas arrestadas por integración en organización terrorista y enaltecimiento. Este operativo supuso un auténtico varapalo al entorno de Resistencia, y atacó de lleno al considerado brazo político de la banda. Entre la nómina de detenidos destacó la figura de Antom Arias Curto, un histórico del independentismo gallego y que fue uno de los dirigentes del Exército Guerrilheiro do Povo Galego Ceive. En 1990 este grupo colocó una bomba en una discoteca de Santiago. Dos terroristas y una tercera persona fallecieron. Un total de 49 personas resultaron heridas.

Registros en viviendas

Además de los registros de ayer, los agentes de la Guardia Civil que actuaron bajo las órdenes de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, registraron tres viviendas en las localidades de A Graña (Pontevedra), Villamarín (Orense) y en la capital gallega donde se incautaron de diverso material en formato papel, así como en soporte informático para su estudio. Los arrestos desencadenaron un total de seis convocatorias de manifestación en distintas ciudades gallegas, promocionadas a través de las redes sociales y de la propia página web de Ceivar.

Esta nueva intervención policial socava todavía más la actividad de una banda muy tocada por la labor de la Justicia, que mantiene en prisión a cinco integrantes de Resistencia Galega condenados por delitos de terrorismo a penas de hasta seis años de prisión. Los líderes de esta banda, creada en 1995, son Antón García Matos y María Asunción Losada Camba, en busca y captura internacional.