Simona Halep, en la Caja Mágica
Simona Halep, en la Caja Mágica - De San Bernardo/ Belén Díaz

Kiki Bertens, contra el doble reto de Simona Halep

La holandesa, finalista el año pasado, desafía a la rumana, doble campeona en la Caja Mágica y que puede ser número uno si gana

MadridActualizado:

Llegó la hora. La Caja Mágica acoge hoy un intenso duelo entre dos ases con la raqueta: Simona Halep y Kiki Bertens. Un encuentro inédito que pone punto final a la batalla por el cetro Ion Tiriac. El pulso, a las 18.30 en el estadio Manolo Santana, promete ser de lo más emocionante. La rumana viene con hambre de recuperar el trono madrileño, lo que le permitiría, asimismo, escalar al puesto número uno de la WTA y desbancar a la japonesa Naomi Osaka.

La holandesa también puede presumir de haber derrocado a la defensora del título, Petra Kvitova, en cuartos de final. Ayer, además, superó a una top 10 como Sloane Stephens en un partido muy disputado (6-2, 7-5), en el que consiguió quitarse una de sus espinas ante una rival que le había vencido en los dos choques precedentes.

Halep, que ya saboreó el triunfo en el Mutua Madrid Open en las ediciones de 2016 y 2017, busca igualar en títulos a la vigente campeona en la tierra que considera su segundo hogar y, de paso, sumar un trofeo más a su vitrina. Llega plena de confianza tras imponerse de manera firme a Belinda Bencic (6-2, 6-7 (2), 6-0). Aunque la suiza le plantó cara durante el segundo set, en el tercero recuperó su agresividad y no le dio la oportunidad de embolsarse ni un solo juego. Ganadora de un Roland Garros, es especialista en arcilla. Su garra y su espíritu de superación se adaptan como un guante a la superficie más lenta del circuito; bazas que seguro utilizará hoy.

Al otro lado de la pista, Bertens viene decidida a conquistar la corona madrileña y cobrarse la revancha tras ceder en 2018 ante Kvitova en un choque apasionante que llegó a las casi tres horas.

Las aspirantes se han enfrentado en cinco ocasiones, con tres victorias a favor de la rumana. No obstante, en su último cruce en Cincinnati 2018, la holandesa se llevó el duelo. El espectáculo está servido.