El Cádiz CF tiene un objetivo claro y definido: subir a Segunda
El Cádiz CF tiene un objetivo claro y definido: subir a Segunda

CÁDIZ CF

Por qué el Cádiz CF es campeón virtual y no matemáticamente

Para perder ese privilegio, debería perderlo todo, que el UCAM ganara sus tres partidos y superara la diferencia general de 25 goles a favor cadista

Por  12:28 h.

El Cádiz CF es campeón del Grupo IV. La afición amarilla vibró este domingo y se entregó al equipo amarillo al grito de ‘campeones, campeones’, mientras los futbolistas agradecían los gestos de su hinchada y se sumaban a la fiesta. También Claudio Barragán, más contenido, comentaba que se había conseguido el primer objetivo.

Pero siempre acompaña una calificación a ese término. El Cádiz CF es campeón virtual, pero aún no lo es matemáticamente. ¿Qué significa? Pues que el conjunto gaditano va a ser prácticamente seguro el líder del grupo a final de temporada, pero aún existe una carambola casi imposible, milagrosa hasta para un deporte como el fútbol que acostumbra a las sorpresas, y por ello los números aún no pueden afirmar con rotundidad que será campeón. Por aquello de ser una ciencia exacta.

Sólo el UCAM Murcia puede arrebatarle tal privilegio, aunque sea una quimera. El Cádiz CF aventaja a los murcianos en nueve puntos, y quedan precisamente nueve por disputar. Para que se cambien los papeles, el equipo de Claudio debería perder los tres partidos que restan (Córdoba B, Villanovense y Arroyo) y el de Eloy Jiménez ganar sus tres compromisos.

Entonces quedarían empatados a puntos, y la reglamentación obliga a mirar la diferencia de goles (el ‘goal average’ como se conoce al importarse del fútbol inglés). Priman los enfrentamientos particulares, y están empatados. El UCAM ganó 1-0 en la Vieja Condomina  y el Cádiz CF hizo lo mismo  (1-0) en Carranza.

Hay que mirar a la diferencia de goles general para ya romper tal igualada. El Cádiz CF ha marcado 62 goles y ha recibido 21, por lo que tiene 41 tantos a favor. El UCAM suma +16. En total, 25 menos que los amarillos. Por lo que en estos tres partidos tendría que recortarle estos 25 goles, lo que obligaría a goleadas escandalosas por su parte y a estrepitosos ridículos de los amarillos.

No hace falta tomar la calculadora para entender que es virtualmente imposible. De ahí que se campeón virtual. Pero necesita un punto más, o que el UCAM no gane esta jornada, para ser campeón matemático. Aunque eso ya sea lo de menos.