Responsables de programa de Navantia y Windar
Responsables de programa de Navantia y Windar - LA VOZ
INDUSTRIA

Navantia araña nuevas obras para complejos eólico-marinos

El astillero gallego de Fene logra un contrato para construir cinco torres flotantes

CÁDIZActualizado:

Los astilleros públicos siguen arañando contratos offshore. Navantia fabricará en el astillero de Fene (La Coruña) cinco torres flotantes para producir energía eólica en el mar del Norte. La empresa pública se ha adjudicado junto a Windar un contrato licitado por una filial de Cobra Instalaciones y Servicios, perteneciente al grupo ACS.

Las cinco unidades están destinadas al campo Kinkardine, situado a 15 kilómetros de Aberdeen (Reino Unido), y estarán provistas de turbinas de 9,5 MW. El modelo elegido es similar al que Navantia está ejecutando actualmente en Fene para el proyecto Windfloat Atlantic, promovido por Repsol y que se está ejecutando a veinte kilómetros de la costa de Viana do Castelo, en el norte de Portugal.

Los trabajos de construcción comenzarán en marzo con el corte y curvado de la chapa en las instalaciones de Windar renovables en Avilés, y continuarán en la factoría de Fene con la fabricación del resto de componentes y ensamblado de las unidades, extendiéndose hasta abril de 2020. La carga de trabajo asciende a 1.250.000 horas para la producción de aproximadamente 15.000 toneladas de acero.

Con este proyecto, Navantia-Windar consolidan su posición como líder del mercado en la construcción de eólica flotante, tras la construcción de 5 unidades tipo Spar para el proyecto Hywind (Statoil, Reino Unido) y una unidad para el proyecto Windfloat Atlantic (Windplus, Portugal).

La diversificación de negocio en Navantia hacia el sector offshore sigue marcando el camino de las alternativas de mercado para esta empresa pública. La compañía Iberdrola ha sido la encargada de introducir a los astilleros españoles en el floreciente y rentable negocio de las energías renovables, donde Navantia actúa como proveedor logístico de infraestructuras. Su participación en la construcción de plataformas y jackets para los parques Wikinger, en Alemania y East Anglia One, en Reino Unido, supone un aval para que Navantia aspire a nuevos contratos. De hecho, las estructuras que han servido para albergar las subestaciones eléctricas de ambos parques se construyeron en el astillero de Puerto Real, mientras que el de Fene fue el encargado de fabricar las bases para los molinos de viento. Ambos proyectos, el Wikinger y el East Anglia One, han permitido a Navantia contratos por valor de 350 millones de euros en los tres últimos años. Estas adjudicaciones han dado trabajo a más de 2.600 personas en los astilleros de Fene y Puerto Real.

La planta puertorrealeña iniciará en verano la construcción de una plataforma offshore para la noruega Statoil.