El fiscal Juan Cisneros, en primer término, en una foto de archivo.
El fiscal Juan Cisneros, en primer término, en una foto de archivo. - LA VOZ
SUCESOS

Juan Cisneros: «No siento miedo, lo que siento es impotencia»

El fiscal jefe de Algeciras, nueva víctima del sabotaje de los delincuentes en el Campo de Gibraltar tras rajarle las ruedas de su coche

Actualizado:

Eran las doce y media de la noche del pasado lunes cuando tras una intensa jornada laboral el fiscal jefe de Algeciras, Juan Cisneros, salía del despacho e iba a por su coche que estaba estacionado en el parking del Palacio de Justicia. Sin embargo, no pudo sacarlo de allí. Cuando avanzó unos pocos metros se dio cuenta que alguien había rajado las dos ruedas delanteras de su automóvil. «A esa hora ya no estaban los guardias civiles en el control por lo que quien fue sabía cuando tenía que hacerlo», explica Cisneros.

No es la primera vez que le ocurre. Hace unos dos años también sabotearon su vehículo. «Entonces fueron las cuatro ruedas», recuerda con una sorprendente calma este experimentado y reconocido profesional que se ha convertido en la nueva víctima de este tipo de ataques inaceptables. Para el fiscal no hay dudas de que el sabotaje ha sido completamente intencionado. «Sabían que era mi coche. No es algo aleatorio. Cuando haces algo así sabes a quien va dirigido y que es por algo». Aunque al saberse lo ocurrido muchos han pensado casi de inmediato que el incidente ha podido ser provocado por narcotraficantes, él prefiere mantener la cautela. El control ya se había marchado por lo que pocas pistas hay. «Ha podido ser cualquiera que no esté de acuerdo con alguna de nuestras decisiones y ha decidido hacer algo así...». Sin embargo, este desagradable episodio no le hace dar ni un paso atrás. «No tengo miedo, lo que siento es mucha impotencia de no haberlo visto». La Policía ya ha abierto una investigación para intentar identificar al responsable o responsables de este sabotaje.

La situación en el Campo de Gibraltar últimamente no es nada fácil. Los reiterados ataques a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y en lugares tan señalados como un Palacio de Justicia o un hospital en el caso del asalto de los encapuchados en La Línea dan muestra de ello. «En Algeciras trabajamos muchos asuntos diferentes pero es verdad que la situación del narcotráfico está ahora muy complicada. No es habitual que ocurran cosas así y aquí están pasando».

A pesar de todo y aunque algunos intenten amedrenta y amenazar, Juan Cisneros y el resto de sus compañeros seguían hoy trabajando y mañana también lo harán. Del lado de la ley.