Medio ambiente

Cientos de personas se manifiestan en El Rocío para evitar que «metan a Doñana en una cámara de gas»

Protesta multitudinaria contra los proyectos de la empresa Gas Natural en el subsuelo del espacio natural de Andalucía

Cientos de personas pertenecientes a distintas entidades o partidos políticos o a título individual, convocados por la plataforma 'Salvemos Doñana', se han manifestado hoy desde la aldea de El Rocío (Huelva) para mostrar su rechazo al proyecto gasístico que está ejecutando la empresa Gas Natural en el entorno del espacio natural
Cientos de personas pertenecientes a distintas entidades o partidos políticos o a título individual, convocados por la plataforma 'Salvemos Doñana', se han manifestado hoy desde la aldea de El Rocío (Huelva) para mostrar su rechazo al proyecto gasístico que está ejecutando la empresa Gas Natural en el entorno del espacio natural - EFE
EP - abc_conocer Huelva - Actualizado: Guardado en:

Cientos de personas, representantes de distintos partidos políticos -PSOE, Podemos, IULV-CA y Equo, entre otros-, de otros colectivos y organizaciones ecologistas, y ciudadanos de distintas partes del país, han asistido este sábado en El Rocío, en Almonte (Huelva), a la marcha-manifestación, convocada por la plataforma «Salvemos Doñana», cuyo portavoz, Juan Romero, ha pedido la paralización de los proyectos gasísticos en el subsuelo del espacio natural de Doñana que está desarrollando la empresa Gas Natural, con el fin de evitar que «metan a Doñana en una cámara de gas».

En declaraciones a los periodistas, antes de iniciar la marcha en el Paseo Marismeño de la aldea, que ha terminado en el llano frente al Centro de Visitantes de La Rocina, en la entrada al Parque Nacional, Romero ha subrayado que «merece la pena estar hoy en El Rocío porque Doñana es un símbolo de la conservación en Europa».

«No vamos a permitir que una multinacional privada venga a hacer negocios a costa de la supervivencia de Doñana, que no es una mercancía sino un símbolo», ha destacado Romero, quien ha pedido la paralización de estos trabajos ante «el riesgo sísmico también que puede provocar», tras lo ocurrido en El Castor, y «un blindaje de Doñana».

Por su parte, la coordinadora de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, ha subrayado que «hoy vemos la expresión del pueblo andaluz para decir que nuestra joya natural más preciada no es un almacén de gas, ni de energía sucia, cara y sin futuro, que deben ser sustituidas por fuentes de energía renovable», a la par que ha abogado por «la protección del espacio».

A su juicio, Doñana es «un símbolo de protección frente a un modelo de desarrollo fallido donde el ladrillo y la energía sucia no generan empleo ni futuro», a lo que ha añadido que el futuro de Andalucía «tiene que pasar por la defensa de su patrimonio natural y por conjurar riesgos y amenazas que se extienden sobre Doñana».

Para Teresa Rodríguez, tanto la administración andaluza como la estatal, con «posicionamientos públicos diferentes, no son conscientes de hasta qué punto es necesario actuar ahora», refiriéndose a la opinión de expertos que han advertido de los riesgos de fuga de gas.

También se ha manifestado al respecto el coordinador regional de IU, Antonio Maíllo, que ha recordado que tras la manifestación que tuvo lugar hace 25 años «hoy volvemos a decir que vamos a salvar Doñana de nuevo», ya que «no se va a tocar ni por el IBEX 35 ni por Gas Natural ni por todos aquellos que durante tantos años han utilizado nuestra tierra y su patrimonio para crear una almacén de gas y de otras causas».

A su vez, ha lanzado un mensaje claro al Gobierno central y al andaluz para que «se dejen de ambigüedades» y si el último dice que «está en contra, lo que tiene que hacer es evitar dar licencias a la empresa».

«Veneno bajo nuestros pies»

Por su parte, el diputado nacional por el PSOE de Huelva Amaro Huelva ha dejado claro «la repulsa» de su formación hacia estas obras que pretenden «meter veneno bajo nuestros pies», y ha subrayado que la Junta de Andalucía «va a hacer todo lo posible y está buscando instrumentos legales» para parar las obras que ya han comenzado fuera del ámbito de Doñana con el fin de que «se paralicen».

El diputado en el Congreso por Equo, Juan López de Uralde, ha remarcado «el no» al gas en Doñana porque «la joya de la naturaleza española no puede convertirse en una instalación industrial, sino que tiene que seguir siendo un santuario de la naturaleza, del medio ambiente y en el que puedan convivir las personas», a lo que ha añadido Pilar Praena, portavoz de Iniciativa del Pueblo Andaluz, que el objetivo es «salvar el entorno y su forma de vida».

Casi 200 organizaciones

Las personas asistentes han sido convocadas directamente desde el colectivo «Salvemos Doñana» y a través de las casi 200 organizaciones que se han adherido mediante firma al manifiesto de esta iniciativa.

Desde «Salvemos Doñana» recuerdan que el proyecto, de una u otra forma, «ha logrado obtener las Declaraciones de Impacto Ambiental favorables por parte del Gobierno central y las autorizaciones ambientales unificadas de la Junta, así como que hace años se elevó una queja a la Unión Europea, que se lavó las manos».

Tanto el Parlamento andaluz como el Congreso de los Diputados aprobaron recientemente sendas PNL apoyadas por la mayoría de grupos políticos, excepto el Grupo Popular, instando al Gobierno central a la paralización del proyecto «Marismas Occidental».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios