Rinoceronte blanco
Rinoceronte blanco - ABC

El tamaño de los animales influye en la amenaza de extinción

Las especies más grandes y más pequeñas son las más vulnerables por razones muy distintas

Actualizado:

Los animales del tamaño adecuado (ni demasiado grandes, ni demasiado pequeños) se enfrentan a un menor riesgo de extinción que los de ambos extremos de la escala, de acuerdo con un extenso análisis global. Los investigadores que determinaron las masas corporales de miles de especies de vertebrados mostraron que las especies más grandes y más pequeñas se enfrentan a un mayor riesgo de extinción que los animales de tamaño mediano.

Las pérdidas desproporcionadas en los extremos grande y pequeño de la escala aumentan la probabilidad de cambios significativos en la forma en que los ecosistemas naturales funcionan en bosques, praderas, océanos e incluso ríos y arroyos; «la arquitectura viva del planeta», según escriben los científicos.

«Saber cómo se correlaciona el tamaño del cuerpo animal con la probabilidad de que una especie sea amenazada nos proporciona una herramienta para evaluar el riesgo de extinción para muchas especies de las que sabemos muy poco», dice el líder del estudio, William Ripple, un distinguido profesor de Ecología de la Universidad Estatal de Oregón, en Estados Unidos.

Debe centrarse la atención de la conservación en las especies grandes que no son mamíferos

Ripple y sus colegas de Estados Unidos, Australia y Suiza examinaron las más de 27.000 especies de vertebrados evaluadas por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza en la llamada Lista Roja. Alrededor de 4.400 están amenazadas de extinción. Entre los grupos de animales analizados se encuentran aves, reptiles, anfibios, peces óseos, cartilaginosos (principalmente tiburones y rayas) y mamíferos.

Asesinadas y consumidas por el hombre

Los animales más grandes están amenazados principalmente por la recolección por los seres humanos. «Muchas de las especies más grandes están siendo asesinadas y consumidas por los seres humanos, y cerca del 90% de todas las especies amenazadas de más de 2,2 libras (1 kilogramo) de tamaño están siendo amenazadas por la captura», dice Ripple.

«La recolección de estos animales más grandes toma una variedad de formas incluyendo la pesca regulada y no regulada, la caza y la captura para el consumo de carne, el uso de partes del cuerpo como medicina y el asesinato debido a las capturas incidentales involuntarias», escriben los autores.

Las especies pequeñas que requieren hábitats de agua dulce están especialmente en peligro

Mientras tanto, las amenazas a los animales más pequeños pueden estar muy subestimadas. Las especies más pequeñas con alto riesgo de extinción son diminutos animales vertebrados generalmente de alrededor de tres onzas (77 gramos) de peso corporal. Estas especies diminutas están amenazadas en su mayoría por la pérdida o modificación del hábitat. Algunas de ellas son la rana del banano de Clarke, el colibrí de pecho zafiro, el gecko gris, el murciélago con nariz de cerdo y una especie de pez que vive en cuevas, Cryptotora thamicola. Las especies pequeñas que requieren hábitats de agua dulce están especialmente en peligro.

Según estos expertos, harán falta diferentes estrategias de conservación para hacer frente a las amenazas a los animales más grandes y más pequeños. Los mamíferos bien conocidos en el extremo grande de la escala son ballenas, elefantes, rinocerontes y leones, y han sido el objetivo de los programas de protección, pero debe centrarse la atención de la conservación en las especies de cuerpo grande que no son mamíferos, como peces grandes, aves, anfibios y reptiles, como el tiburón ballena, el esturión atlántico, el avestruz somalí, la salamandra gigante china y el dragón de Komodo.