El exceso de peso aumenta la probabilidad de muerte en accidente de tráfico

La obesidad genera también problemas de movilidad y de comodidad

MADRIDActualizado:

Cuanto mayor sea la masa, mayor es la fuerza de impacto. Es la principal razón por la que una persona con obesidad tiene más riesgo de morir en un siniestro. La probabilidad de morir en un accidente de tráfico en los conductores con obesidad aumenta un 21%, según un realizado el Departamento de salud medioambiental y seguridad vial de la Universidad de Berkely, California (EE.UU).

Del mismo modo, las enfermedades respiratorias o cardiovasculares, asociadas al exceso de grasa, complican su recuperación hospitalaria. Además, conducen incómodos, o muy pegados al volante o con el asiento muy inclinado, de forma que el airbag y el cinturón resultan menos eficaces.

Según informa Multayuda, la obesidad genera, también, problemas de movilidad y de comodidad. Así, salir del coche cuando hay poco espacio entre vehículos puede suponer un problema si se tiene exceso de peso.

Los resultados de la investigación realizada en la Universidad de Berkely revelan que los conductores que tienen un índice de masa corporal (IMC) por debajo de lo normal, es decir, los muy delgados, aumentan el riesgo de mortalidad un 19%. Sin embargo, a medida que aumenta la masa corporal, esa probabilidad se incrementa aún más: un 21% si hablamos de obesidad en grado I (IMC entre 30 y 35), un 51% en caso de obesidad tipo II (35-40 de IMC) y un 80% si es móbida (IMC de más de 40).

El motivo es que, según explica José Solaz, director de automoción del Instituto de Biomecánica (IBV), cuanta mayor masa haya en movimiento, mayor energía cinética que debe disiparse y, por tanto, mayor fuerza de impacto.

Los coches, además, no están preparados para conductores de gran tamaño. Juan Luis de Miguel, subdirector del área de reconstrucción de accidentes y seguridad vial del Centro Zaragoza, explica que los vehículos fabricados en España están diseñados para un percentil 50; el que corresponde con un adulto varón de 175cm de estatura y 75 kg de peso.

El doctor Dietrich Jehle, profesor de Medicina de Emergencia en la Universidad de Buffalo, Nueva York (EE.UU.), y autor de una investigación realizada en 2010 sobre el riesgo de los conductores con sobrepeso, recomienda a las personas con estas características «comprar vehículos más grandes y aumentar la distancia entre el asiento y el volante». Además, añade que «la obesidad coexiste con enfermedades como la diabetes, la hipertensión, enfermedades pulmonares, etc. que complican la supervivencia en caso de accidente».