Estilo - Gente

Donald Trump sobre Alicia Machado: «Yo salvé su trabajo cuando engordó»

«Mira, apenas conozco a esa persona. Eso sucedió hace 20 años. Ella no tenía demasiado éxito»

Durante el reinado de Alicia Machado en 1996 (primera a la izquierda)
Durante el reinado de Alicia Machado en 1996 (primera a la izquierda) - Redes Sociales

El empresario Donald Trump continúa intentando limpiar su nombre después de que Hillary Clinton sacara a relucir este lunes el trato aparentemente despectivo que le había dedicado a la ex Miss Universo Alicia Machado -narrado por ella misma en varias ocasiones- durante el primero de los tres debates televisados en los que se enfrentarán los dos candidatos.

Ahora el candidato republicano ha querido volver a ofrecer su versión de los hechos, asegurando que de lo único que podrían acusarle sería de haber ayudado a Machado cuando su título pendía de un hilo debido al significativo aumento de peso que había experimentado tras su coronación.

«Mira, apenas conozco a esa persona. Eso sucedió hace 20 años. Ella no tenía demasiado éxito. Yo vendí el concurso de Miss Universo por un precio altísimo hace seis meses. Funcionó muy bien. Y, en su momento, ella no lo hizo bien. Tenía muchos problemas y querían despedirla. La compañía era la que quería despedirla, y yo salvé su trabajo», reveló Trump en el programa 'The O'Reilly Factor'.

De entre todos los reproches lanzados por la antigua reina de la belleza contra el magnate inmobiliario, los que más repercusión mediática han generado son sin duda los humillantes motes con los que el empresario se habría referido a la guapa venezolana en el pasado, incluyendo 'Miss Piggy', en alusión al personaje de la cerdita Peggy, y 'Miss Housekeeping', traducido como Señorita de la Limpieza.

Sin embargo, Trump ha aclarado ahora que, durante el reinado de Machado, ellos apenas mediaron palabra sino en contadas ocasiones, a pesar de que cada día salen a la luz nuevos documentos gráficos de sus interacciones. De hecho, la cadena de televisión NBC ha rescatado ahora una entrevista conjunta del año 1997 en la que la presentadora y modelo interrumpía molesta a Trump cuando este hacía referencia a su «problema de peso», para matizar que ella no consideraba que hubiese sufrido tal problema.

«Te apuesto lo que quieras a que si coges todas las ocasiones en las que he hablado con ella y las sumaras, probablemente te daría un total de cinco minutos. No tengo nada que ver con esa persona, pero la realidad es que querían despedirla. Yo salvé su trabajo porque dije que eso era lo que iba a hacer. ¿Y qué ha sucedido? ¿Qué he sacado yo de todo ello? No he sacado nada», se lamentó.

Por su parte, Alicia Machado parece haber comenzado a acusar la presión de la expectación mediática que ha generado su figura desde la emisión del debate presidencial, que la habría convertido incluso en el objetivo de todo tipo de amenazas e insultos.

«No soy una mujer que esté metida en política. Me siento muy agradecida por la credibilidad que se le ha dado a mi historia», se quejaba Alicia en inglés en su cuenta de Twitter. «¡Todo esto está siendo sacado de contexto! No soy una mujer política. Estoy recibiendo amenazas e insultos, y siendo víctima de falsas acusaciones. ¡Ya basta! Solo estoy mostrando mi apoyo», en referencia a las historias de todo tipo sobre su pasado que han empezado a circular en los últimos días.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios