Presupuestos del Ayuntamiento de Madrid 2017 Carmena compensará la subida del 21% en gasto social con la mayor recaudación de impuestos

Sube un 58,1% la partida destinada a la Alcaldía con respecto a 2016. El gasto en deuda pública se reduce un 28,45%, el de Medio Ambiente baja un 1,85% y el de I+D+I desciende un 15,6%

El concejal de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, en el pleno municipal
El concejal de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, en el pleno municipal - MAYA BALANYA

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado este jueves el proyecto del Presupuesto de la capital y sus organismos autónomos (EMT y los Servicios Funerarios) para 2017, que asciende a 4.702.875.724 euros, cerca de un 5% más que el año anterior. El gobierno de Manuela Carmena aumentará el gasto social un 28,1%, una subida que se compensará con la mayor recaudación de impuestos. «¿Magia? No. Sentido Común... Bueno, y lo de no robar ayuda», señaló con su habitual ironía el concejal de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato.

Previsiblemente, estos presupuestos serán aprobados en el último pleno del año, en diciembre, con el apoyo de los socialistas. Serán los primeros que cuenten con un informe de impacto de género. «Si venimos con este presupuesto, es porque sabemos que será aprobado. Entiendo que habrá mejoras, por parte del PSOE, porque del resto de grupo no espero nada», ha sentenciado el edil, que reconoce que el grupo socialista entiende esta propuesta y la comparte al apoyar el Plan Económico Financiero exigido por el Ministerio de Hacienda.

Tras haber incumplido la regla de gasto en la Liquidación del Presupuesto 2015, el Ayuntamiento tuvo que elaborar un Plan Económico Financiero (PEF) obligado por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. Pese a que el PEF fue rechazado el pasado julio en la comisión del ramo por su único aliado en Cibeles, el PSOE, finalmente, fue aprobado en el Pleno de septiembre. Cristóbal Montoro ya advirtió el pasado 23 de septiembre de que, si no hay una contención en las cifras, las tumbará. Sin embargo, según prevé el Ayuntamiento, el gasto no financiero crecerá en torno a un 10%. «Este plan cumple escrupulosamente con la ley de estabilidad, que tanto detestamos», ha reconocido Sánchez Mato, en referencia a la regla de gasto.

El Consistorio recaudará un 7,80% más que en 2016 a través de los impuestos indirectos, que además son los que más peso tienen en los ingresos municipales, ya que suponen el 51, 50% del total. El Ayuntamiento espera aumentar en 215 millones de euros los ingresos, de los cuales cabe destacar el aumento en la recaudación permanente de 70,5 millones de euros a través de las medidas fiscales ya aprobadas y que comenzarán a funcionar a partir de enero.

Este crecimiento en la recaudación se debe a la creación de la tasa de Cajeros Automáticos, la modificación de las tarifas del Sistema de Estacionamiento Regulado (SER) y el aumento de las tarifas del impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (el conocido como «numerito»). Además, según ha destacado el delgado del Área de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, la revisión parcial ha sido clave. «Nuestros ingresos tienen que ver con el proceso de regularización fiscal, que va muy bien; están apareciendo muchas cositas, que antes no se fiscalizaban», ha deslizado el edil. «Nosotros no hemos tocado la plusvalía, pero subirá porque se producen más operaciones. Este año recibiremos 12 millones más que vamos a cobrar a telefonías móviles por una sentencia que hemos ganado; mientras que ingresamos menos en el impuesto de VADO», ha añadido.

Cae la deuda pública, Medio Ambiente e I+D+I

El 29,95% del presupuesto será destinada al pago de los salarios: 1.408 millones de euros, un 2,87% más que en el ejercicio anterior. En concreto, todas las partidas aumentan con respecto a 2016, salvo la de deuda pública (se reduce un 28,45%; 203.768 millones menos), la de Medio Ambiente (baja un 1,85%; 4.273.617 euros menos) y la de investigación, desarrollo e innovación (desciende un 15,60%; 1.606.173 euros menos). Las que experimentan mayor crecimiento son las de vivienda y urbanismo (sube un 25,79%), fomento del empleo (aumenta un 28,25%), Cultura (se dispara un 21,7%) y la administración financiera y tributaria (un 25% más).

A final del próximo ejercicio la deuda ascenderá a 3.447 millones de euros, un 39% menos que al inicio de la legislatura. Sánchez Mato se ha felicitado por adelantar el pago de la deuda porque, según ha explicado, esto permite «aligerar la carga para el futuro».

En cuanto al presupuesto por áreas de Gobierno, destaca la bajada del 3,1% con respecto al año anterior en Equidad, Derechos Sociales y Empleo (dirigida por Marta Higueras), mientras que en el otro extremo la delegación que encabeza Nacho Murgui, Coordinación Territorial, se dispara un 76,1% en 2017. Esto se explica por la inyección que proviene del Fondo de Reequilibrio Territorial, que nació el año pasado y que en 2017 alcanzarán los 76 millones de euros, más de el doble que el año anterior.

También crece sustancialmente la partida destinada a la Alcaldía hasta el 58,1%. Según ha indicado Sánchez Mato, «por su afán de recorte, estaba infradotado» el año pasado.

Pese a que el presupuesto total destinado a los distritos, para que lo «gestionen de manera directa», sube un 12%, hasta superar los 762 millones, hay zonas de Madrid que apenas notarán ese aumento. Es el caso de Puente de Vallecas, que apenas experimentará una subida del 0,3%; Centro, con un 4,1%; o Chamberí, con un 4,9%. En el otro extremo están Villaverde y Latina, que tendrán un 31,1% y un 24% respectivamente. «Nos falta por aplicar las Inversiones Financieramente Sostenibles, que será una cantidad muy sustancial. Esta no es toda la película, falta por aplicar el remanente que se genere en 2016. La estrategia para aplicar esos fondos es cumplimentar las demandas que tengas esos distritos. Madrid es una ciudad que durante la crisis ha acentuado las desigualdades», concluyó el concejal.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios