Madrid

Las escuelas de remo del Manzanares: «Carmena nos empuja a la extinción»

Los equipos de remo madrileños no irán al campeonato de España tras meses sin entrenar en un Manzanares seco

Varios alumnos de una escuela de remo sacan una barca del río, con el caudal a un nivel mínimo
Varios alumnos de una escuela de remo sacan una barca del río, con el caudal a un nivel mínimo - MAYA BALANYA

Madrid no tendrá representación en un Campeonato de España de remo por primera vez en 52 años. La ausencia de agua en el Manzanares desde el pasado mes de agosto, motivada por la naturalización del río impuesta por el Ayuntamiento, así como por la rotura de la presa número 9, ha imposibilitado que los clubes de la capital entrenasen, con la consiguiente falta de preparación para la cita de este fin de semana en Gandía (Valencia).

Como publicó ABC, el proyecto de naturalizar el río ha supuesto un grave perjuicio para los clubes de remo, que acusan al equipo de Gobierno de Manuela Carmena de abocarles a la «extinción». El presidente de la Federación Madrileña de Remo, José Juan de León, asegura a ABC que la bajada del cauce les «va a matar poco a poco»: «Ya ha habido tres despidos y, si no vuelve el agua, no habrá ninguna viabilidad para el remo».

Una de las acometidas del plan, planteado por Ecologistas en Acción, era levantar todas las presas. Así, el tramo comprendido entre la número 8 y la 9 quedó completamente seco desde su apertura a principios de agosto, obligando a los remeros a desarrollar únicamente las actividades que se hicieran fuera del río. Además, para agravar la problemática, esta zona es la única lámina de agua en todo Madrid que satisface las particularidades de este deporte.

El Consejo del Deporte regional ha aprobado una instancia para restablecer el agua y permitir el remo

Después de dos meses con el Manzanares como un erial en este tramo, los clubes de remo madrileños no han podido preparar con garantías el campeonato en la modalidad de Yolas. De León advierte de que, de seguir así, tampoco estarán en el campeonato de invierno, que se celebrará en enero. «Si restablecieran el agua podríamos llegar, pero las expectativas son bastante malas», asegura. La imposibilidad de entrenar en el río, unido a que el 95% de las pruebas de Madrid se desarrollan en el Manzanares, provoca una reacción en cadena: «Si no celebramos la prueba autonómica (en Madrid es la misma que la provincial), no podemos clasificarnos para los nacionales; y tampoco competir en los internacionales», explica el presidente de la Federación. La única solución, añade, es que los madrileños se trasladaran fuera de la Comunidad; un extremo que solo es viable en el caso de los remeros de competición, pero no para la labor de deporte base.

Reparación de la presa 9

Como informó este periódico, las alternativas ofrecidas por el Consistorio son «inviables» porque no se ajustan a la realidad, según dicen los afectados. Puesto que El Retiro (acogió el campeonato de España de Yolas hace un año), la Casa de Campo o el parque Juan Carlos I no cumplen con los requisitos de espacio y horario, la opción principal es El Pardo, que tampoco es posible por la enorme burocracia que supone, al depender directamente de Patrimonio.

Desde la Federación de Remo sostienen que, más allá de la naturalización, desde el área de Medio Ambiente aducen que no puede restituirse el agua porque la presa 9 está rota. Fuentes municipales indicaron a ABC que «no disponen de plazos» para saber cuándo estará operativa. No obstante, la situación ha llegado al Ejecutivo regional y el Consejo del Deporte ha aprobado una instancia para restablecer el agua e instar a Carmena a dar una solución al remo.

La problemática también fue atendida por el grupo municipal popular. La portavoz, Esperanza Aguirre, calificó el bajo caudal de «disparate absoluto» y denunció el daño a «más de 12.000 remeros»: «Le pido a Inés Sabanés que revise esta decisión, tomada caprichosamente y sin consultar con nadie».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios