GALICIA

Prorrogan un mes más el secreto de sumario en el caso Diana Quer ante la falta de avances

Los investigadores realizaron el fin de semana una breve reconstrucción en A Pobra, coincidiendo con otras celebraciones en el pueblo

Vídeo: Las sombras del caso Quer - ABC

A punto de cumplirse un mes desde la desaparición de Diana Quer, la investigación sigue cerca de la casilla de salida. Según fuentes cercanas al caso informaron a ABC, se ha tirado de todos los hilos posibles sin que por el momento se hayan producido avances de calado que ayuden a descubrir qué pasó con la joven de Pozuelo y quién o quiénes están implicados en una marcha que ya todos consideran forzada. Con todas las hipótesis abiertas y pocas constataciones sobre las que trabajar, la juez encargada del caso solicitó el pasado viernes al Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) la ampliación de un mes del secreto de sumario que pesa sobre las pesquisas por la desaparición.

Se trata de ganar tiempo mientras los investigadores concluyen los análisis de las cámaras que aquella madrugada captaron los movimientos por carretera en las inmediaciones de A Pobra y que, según apunta el móvil de la chica, la habrían conducido hasta un descampado ubicado a 20 kilómetros de la casa de veraneo de la familia. Esta es una de las pocas certezas que los agentes tienen sobre la mesa, la de que Diana salió esa noche del pueblo montada en un vehículo del que por el momento no existen datos. Se desconoce su matrícula y también el modelo. No hay datos tampoco sobre su acompañante o sobre si en el coche viajaban terceras personas.

No hay coches sospechosos

Acerca de unas informaciones que apuntaban a que el turismo que los agentes buscan pudiera ser un Audi negro, fuentes próximas aclararon a este medio que esa pista se desechó en la primera semana de investigación después de hablar con el dueño del vehículo señalado y confirmar que sí conocía a la joven, pero que no tenía relación alguna con su desaparición. Las decenas de personas que han sido interrogadas en el marco de la investigación tampoco han ayudado a arrojar luz sobre los planes que Diana Quer tenía para después de la fiesta en A Pobra do Caramiñal.

Diana no comentó con ninguna amiga si tras despedirse había quedado con alguien o si pensaba continuar la fiesta en otra localidad, como el seguimiento de su teléfono indica. Lo que sí parece claro es que la joven de Pozuelo regresó a casa para cambiarse y volvió a salir con el teléfono y su copia de las llaves de la vivienda en el bolsillo. No se llevó ni el DNI ni nada de dinero, lo que hace pensar a los agentes que Diana tenía pensado regresar esa misma noche.

Coincidiendo con las fiestas que se celebraron en A Pobra el pasado fin de semana y aprovechando que la colocación de las atracciones de la feria y la distribución del tráfico era el mismo que en la verbena en la que desapareció la joven de Pozuelo, un grupo de agentes de la Policía Judicial se desplazaron el sábado a A Pobra para hacer una suerte de reconstrucción y verificar que todas las cámaras de las atracciones habían sido analizadas y comprobar por qué vías pudo abandonar Diana el municipio aquella madrugada del lunes 22.

La madre, esperanzada

Desde Madrid, y unos días después de que declarase como investigada por la custodia de su hija menor en los juzgados de Ribeira, la madre de la chica desaparecida afirmó que esperaba que esta semana «hubiese novedades en la investigación». Unas declaraciones que contrastan con el mutismo que el padre de Diana Quer adoptódespués de declarar el pasado miércoles que estaba perdiendo las esperanzas de que su hija sea hallada con vida. Al margen de la investigación para dar con el paradero de la joven y a propósito de la custodia de su hermana menor, todo apunta a que a lo largo de esta semana podría conocerse la resolución de la juez.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios