España

El teléfono de Diana Quer apunta a que se movió en coche la noche que desapareció

Antes de que el terminal se apagase, su movimiento indicó un recorrido que la joven no hizo a pie

Diana López-Pinel, con un cartel de la búsqueda de Diana Quer, - MIGUEL MUÑIZ

Diana Quer, la joven desaparecida en A Pobra Do Caramiñal, se movió en coche justo antes de que su teléfono móvil se apagara y se le perdiera la pista la madrugada del 22 de agosto, tal y como indican los posicionamientos registrados por el aparato. El terminal, que registró actividad hasta pasadas las 03.30 horas de la madrugada se apagó poco antes de las 4, según fuentes de la investigación. Pero hasta ese momento proporcionó datos importantes para las pesquisas, según ha podido saber ABC.

La investigación apunta a que Diana Quer volvió a su casa a pie para volver a salir

Con estos datos obtenidos por la Guardia Civil tras el análisis de los posicionamientos telefónicos la hipótesis que tiene más fuerza es que Diana regresó a pie a su casa de vacaciones –hay un registro telefónico en su casa o muy cerca de ella– y luego volvió a salir. Subió a un coche y se movió por la zona. El itinerario seguido se está rastreando con intensidad por parte de los investigadores, tanto en cuanto a la posible actividad registrada por antenas telefónicas y cámaras de vigilancia como por posibles testigos.

La ropa, clave

La tesis de que la joven regresó a su casa después de despedirse de dos amigas, una de León y otra de Madrid, en las fiestas del pueblo está avalada por una antena de telefonía, por al menos un testimonio (aunque este no la sitúa exactamente en ese lugar) y, sobre todo, por la aparición en la vivienda familiar de un pantalón rosa corto que es el que llevaba puesto cuando su madre la acercó a las fiestas en coche esa misma noche.

Diana López-Pinel hizo constar esta prenda como la que vestía su hija en la denuncia presentada ante la Guardia civil, y también varias personas que vieron a la chica en el pueblo contaron que llevaba esos pantalones. Todo indica que regreso a su casa a cambiarse de ropa y tal vez a recoger algún objeto como podría ser el cargador del móvil, aunque fuentes de la investigación no han aclarado si lo llevaba o no.

El hecho de que no se llevara ni su DNI, ni dinero, ni más ropa pesa en contra de una fuga voluntaria, o al menos que tuviera la intención de mantenerla en el tiempo. Los días transcurridos no hacen sino fomentar el pesismo sobre lo que ocurrió esa madrugada.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios