El presidente Herrera, durante la presentación de los Presupuestos
El presidente Herrera, durante la presentación de los Presupuestos - F. HERAS
Política

Los Presupuestos de Castilla y León suben un 5,5% y ascienden a 10.859 millones

Las tres consejerías «sociales» -Sanidad, Educación y Familia- acaparan el 70 por ciento de las cuentas y tendrán a su disposición 6.606 millones

ValladolidActualizado:

Los Presupuestos Generales de la Comunidad para 2018 ascienden a 10.859 millones de euros, lo que supone un 5,5 por ciento más que este año, según el proyecto de ley aprobado este miércoles por el Consejo de Gobierno y que presentó, como es habitual, el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera. De esa cantidad, las consejerías dispondrán de 8.333 millones, es decir, 330 millones más de los que han tenido en 2017.

Herrera ha especificado que las Consejerías de Sanidad, Educación y Familia acumularán el 70 por ciento de este presupuesto destinado a las carteras, es decir, 6.606 millones.

De esta forma, el presidente ha manifestado que estos presupuestos contemplan «el segundo gasto social más alto» de toda la andadura autonómica, únicamente superada por el ejercicio de 2010, cuando se destinaron «únicamente» cinco millones de euros más, por lo que estas cifras permiten «recuperar el pulso del gasto social» y el «techo de gasto máximo» en estas áreas.

Concretamente, el presidente ha subrayado que desde el 2014, las consejerías han recuperado un total de mil millones de euros de gasto no financiero en marco de la «recuperación» económica que vive la Comunidad, informa Efe.

En cuanto al presupuesto total, el asignado a la Consejería de Sanidad asciendo a 3.588, 2 millones, 3,2 por ciento más que en el 2017; el de Educación se eleva a 2.044,5 millones, 3,45 por ciento más; y el de Familia e Igualdad de Oportunidades, que suma 974 millones de euros, con un aumento del 5,3 por ciento.

Junto con estos servicios públicos «fundamentales», Herrera también ha enfatizado en los otros dos grandes «compromisos» de la legislatura, como son «apuntalar» el crecimiento del PIB, que estiman que este año finalice con una subida del 2,7 por ciento, y la creación de empleo de «calidad» para «fortalecer» el proyecto de Castilla y León como Comunidad.