Escuche la declaración de Trapero - EFE

Trapero, ante la juez: «El atestado de la Guardia Civil sobre el 1-O es en gran parte parcial y falso»

ABC accede a las grabaciones de la segunda declaración del mayor de los Mossos en la Audiencia Nacional

MadridActualizado:

El mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, cargó contra el informe de la Guardia Civil en su segunda declaración ante la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, a cuya grabación ha accedido ABC. «En gran parte son parciales y falsos: omiten gran parte de la información», estalló Trapero, sobre los hechos relatados por la Guardia Civil en su ampliación del atestado. El mayor negó veracidad al relato de los investigadores en la causa por sedición.

La escena tuvo lugar cuando había transcurrido casi una hora de la declaración de Trapero, que salió de la Audiencia Nacional el pasado lunes con la obligación de entregar el pasaporte y la prohibición de salir de España. El fiscal del caso, Miguel Ángel Carballo, cuestionó al mayor sobre la actitud de los agentes autonómicos durante el 1 de octubre, cuando no impidieron la celebración del referéndum ilegal.

Ante la sucesión de vídeos exhibidos sobre la pasividad de los Mossos, Trapero negó carácter representativo a las escenas. «Son vídeos muy parciales, recogen la situación de un minuto en un colegio», alega el mayor, que insiste en que se pueden sacar conclusiones de ellos. El jefe de la policía autonómica explicó que los Mossos están analizando el contenido de esos vídeos.

Trapero, imputado por sedición, lamenta que la Guardia Civil realice un juicio sobre su actuación. «Se ponen anécdotas con una mirada que no cuadra en nada», se quejó el mayor ante el fiscal y el juez.

El mayor defendió que los Mossos cumplieron, según su visión, la orden del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña de impedir la votación ilegal sin alterar la convivencia ciudadana. Trapero reveló un dato nuevo en su declaración: que la juez del TSJC, Mercedes Armas, les expresó verbalmente a todos los cuerpos policiales que cumplieran la orden «con paciencia, contención y garantizando en todo momento la paz social». «Y así lo hicimos», aseguró.

El cuestionario de la Fiscalía a Trapero se extendió con profundidad al 1 de octubre, a pesar de que esta actuación todavía no forma parte de la investigación. «Cambiamos los horarios de los Mossos para tener el máximo de gente. Hicimos muchas cosas», se excusó el mayor, a quien el fiscal acorraló preguntándole por qué solo había dos agentes de la policía autonómica por cada centro de votación.

«¿Eran suficientes dos Mossos por colegio?», preguntó el representante del Ministerio Público, quien le recordó a Trapero que no se decidió suspender las vacaciones de ningún agente. «No e s que sea suficiente, es que tensionando al máximo los cuerpos es lo que teníamos». «Hicimos lo máximo con los cambios de turno para tener el máximo de gente en la historia del cuerpo», se justificó el jefe de los Mossos, que cerraron solo 300 colegios de más de 2.000.

El mayor también defendió la actuación de la Policía Autonómica en los registros del 20 y 21 de septiembre. Trapero sugirió que si la Guardia Civil hubiera tomado posiciones al iniciar el registro, por la mañana, el dispositivo se hubiera desarrollado de otra manera.