España

Podemos fracasa al tratar de impedir que el Supremo pueda juzgar a Homs

La Mesa inicia el trámite para cumplir con la petición del Tribunal Supremo

Íñigo Errejón junto a Pablo Iglesias ayer en el Congreso
Íñigo Errejón junto a Pablo Iglesias ayer en el Congreso - Ángel de Antonio

Unidos Podemos trató de bloquear ayer en el Congreso la calificación por la Mesa del suplicatorio solicitado por el Tribunal Supremo para proceder a juzgar al diputado de la antigua Convergencia, Francesc Homs, por su participación como consejero del Gobierno de Artur Mas en la consulta independenista del 9 de noviembre de 2014.

Pese a que se trata de un trámite casi automático, los representantes de Unidos Podemos en la Mesa del Congreso solicitaron rechazar la petición del Tribunal Supremo. Así lo aseguraban fuentes parlamentarias y lo confirmaban posteriormente desde la coalición de izquierdas.

La Mesa del Congreso calificó finalmente la petición de suplicatorio con la posición favorable de los representantes de PP, PSOE y Ciudadanos.Estas mismas fuentes apuntaron que tanto la presidenta, Ana Pastor, como el resto de grupos manifestaron que este órgano no es competente para entrar a debatir la cuestión, y que no compete a la Mesa, ni puede hacerlo, rechazar un suplicatorio. De hecho, en la reunión de ayer no se produjo ninguna votación, ya que no procedía formalmente, pero los representantes de Podemos insistieron en manifestar su desaprobación.

El portavoz de Unidos Podemos en el Congreso, Íñigo Errejón, confirmó y defendió la actuación de sus vocales, Gloria Elizo y Marcelo Expósito, porque «nos parece una barbaridad que haya quien tenga que visitar los tribunales por una consulta democrática». El número dos de Podemos aseguró que «la judicialización de la política» es algo «contraproducente».

No admite el delito

La pasada semana, durante su almuerzo con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, Pablo Iglesias se comprometió a votar contra la petición del suplicatorio. Ayer fueron un paso más allá al intentar que el Congreso no siquiera abordase la cuestión, aunque su fuerza en la Mesa les dejaba sin margen para que saliese adelante.

Podemos votará contra un procedimiento que no es sino el trámite parlamentario requerido constitucionalmente para que se pueda actuar judicialmente contra un parlamentario. Y pese a que en caso de concederse se estaría limitando la acción de la Justicia. Este punto fue precisamente lo que criticó la pasada semana el ex líder de IU, Gaspar Llamazares, que aseguró que «no es muy regenerador» intentar «limitar la acción de la Justicia». Errejón aseguró ayer que se trata de una postura «unánime», pese a que el diputado Diego Cañamero anunció el lunes que votaría a favor porque él apoya «cualquier cosa para que los diputados no tengan ningún privilegio».

Desde Podemos se aseguraba ayer que su formación no reconoce el que exista «ningún delito» en la consulta del 9-N, y que por tanto no quieren dar «carta de naturaleza» aceptando que se tramite la solicitud.

El procedimiento ahora es sencillo, pero no inmediato. Una vez tramitada la petición de suplicatorio, se remite a la Comisión del Estatuto del Diputado, que en un plazo máximo de treinta días debe emitir un dictamen. Francesc Homs será llamado a comparecer en esta comisión antes de que se emita el dictamen. Una vez este proceso concluya, la petición del suplicatorio deberá ser votada en un pleno ordinario del Congreso de los Diputados.

Las posiciones de todos los grupos parecen claras de cara a ese pleno. La petición prosperará con el voto a favor de PP, PSOE y Ciudadanos, mientras que Unidos Podemos se unirá en su voto contrario a ERC, PNV y a los diputados de Convergencia, Bildu y Compromis que están adscritos al grupo mixto.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios