España

Una de las dos diputadas de Podemos expedientadas en Baleares denuncia prácticas «estalinistas»

La firma digitalizada de Montserrat Seijas fue utilizada sin su consentimiento por su propio grupo, que ha achacado ese hecho a un error administrativo por el que ha pedido disculpas

La presidenta del Parlamento balear, Xelo Huertas, suspendida cautelarmente de la militancia de Podemos
La presidenta del Parlamento balear, Xelo Huertas, suspendida cautelarmente de la militancia de Podemos - EFE

Una de las dos diputadas regionales de Podemos expedientadas recientemente por la dirección nacional del partido, Montserrat Seijas, ha denunciado este martes ante los medios las prácticas «estalinistas» y la «caza de brujas» que su partido estaría llevando a cabo en Baleares. En los pasillos de la Cámara autonómica, Seijas ha explicado que el Grupo Parlamentario de Podemos utilizó, sin su consentimiento, su firma digitalizada para retirar una serie de preguntas que había presentado ante la Comisión de Salud prevista para mañana miércoles.

«No soy una mártir ni soy una santa. Ni tampoco soy una yihadista por un proyecto político que hace este tipo de cosas», ha dicho Seijas, para añadir: «Podemos no es así. Esto son dos o tres personas que quieren acaparar el poder aquí, que tienen tapada la información y esto en la dirección estatal no lo saben, porque si no, esto es imposible». Al mismo tiempo, Seijas ha recordado que si bien de momento no puede hablar en nombre de Podemos, por tener un expediente disciplinario abierto, sí puede hacerlo como diputada.

Por su parte, la portavoz de Podemos en el Parlamento balear, Laura Camargo, ha señalado que la utilización de la firma de Seijas se debió a un «error administrativo» y ha añadido que ya ha pedido disculpas a la propia diputada. «Me he disculpado porque he considerado que era adecuado hacerlo», ha afirmado Camargo, quien ha negado que exista una supuesta «caza de brujas» en su partido. En cualquier caso, Seijas ha anunciado que su intención es denunciar lo sucedido ante los Juzgados.

Cabe recordar que el pasado 7 de noviembre el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique,anunció la suspensión cautelar de militancia para la presidenta del Parlamento regional, Xelo Huertas, para Seijas y para el secretario de Acción Institucional en el Archipiélago, Daniel Bachiller, porque habrían incumplido el código ético de la formación. Al parecer, el pasado mes de octubre Huertas y Seijas habrían amagado en un foro interno con no apoyar los Presupuestos autonómicos de 2017 si no se renovaba un convenio que el laboratorio científico de Bachiller tenía suscrito desde hacía una década con el Gobierno balear.

Supuesto chantaje

Tanto Huertas como Seijas han negado de manera reiterada la veracidad de ese supuesto chantaje, al mismo tiempo que han acusado al responsable del partido en Baleares y diputado autonómico, Alberto Jarabo, de haber maniobrado contra ellas por razones de carácter político interno. Ambas diputadas también han denunciado que Jarabo estaría apoyando sólo a sus afines o que su antigua productora estaría siendo favorecida por el canal autonómico IB3, extremos ambos que Jarabo ha negado.

Tras conocerse la denuncia efectuada por Seijas esta mañana, Huertas ha registrado un escrito en el Parlamento regional en el que desautoriza a Podemos a utilizar su propia firma digitalizada a partir de ahora, hasta que su situación en el seno de la formación morada esté «regularizada» y vuelva «al estado inicial de la legislatura».

En estos momentos se da ya prácticamente por seguro que en breve Huertas y Seijas serán expulsadas de Podemos y que pasarán al Grupo Mixto de la Cámara regional. Esa situación no alteraría aritméticamente la mayoría absoluta con que por ahora cuenta la presidenta de la Comunidad, la socialista Francina Armengol. El Parlamento balear está compuesto por 59 escaños, de los cuales 34 corresponden en esta legislatura a la suma de diputados de las tres formaciones que apoyan a Armengol. En concreto, el PSOE cuenta con 15 diputados, Podemos tiene 10 y la coalición econacionalista MÉS cuenta con 9 en total. Por lo que respecta a la oposición, el PP tiene 20 escaños, Proposta per les Illes cuenta con tres y Ciudadanos tiene dos diputados.

Más allá de la aritmética parlamentaria, tanto Armengol como los portavoces del PSOE y de MÉS han expresado a lo largo de los últimos días su preocupación por la situación interna que está viviendo Podemos en Baleares, que podría afectar a la estabilidad actual del tripartito e incluso derivar en una crisis de carácter institucional. En ese sentido, provocó un profundo malestar en MÉS que en el pleno ordinario celebrado hace una semana, Huertas y Seijas rompieran la disciplina de voto y apoyasen tres puntos —sobre un total de siete— de una moción presentada por el PP.

Por lo que respecta al pleno ordinario celebrado este martes, los momentos de mayor tensión se han producido durante el rifirrafe que han mantenido la portavoz del PP en el Parlamento regional, Margalida Prohens, y la propia Armengol. «Señora presidenta, ¿qué nos cuesta a los ciudadanos de Baleares que una señora que no ha ganado nunca unas elecciones esté sentada en el Consulado del Mar —sede del Ejecutivo autonómico—?», ha preguntado Prohens. «Dejen de ensuciar la vida política, señora Prohens, porque ustedes sólo vienen aquí a hacer un show mediático y a hacer puntos para el congreso regional del PP, porque aún no saben quién podrá optar a la presidencia de Baleares», ha replicado Armengol.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios