España

La presidenta del Parlamento balear amagó con no votar los Presupuestos si no se mantenía un convenio

Podemos abrió ayer un expediente a Xelo Huertas y a otros dos dirigentes, entre ellos el científico que hubiera resultado beneficiado con la continuidad del acuerdo suscrito entre su laboratorio y el Govern en años anteriores

La presidenta del Parlamento balear, Xelo Huertas, realiza declaraciones a los periodistas tras el anuncio del secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, de su suspensión cautelar de militancia
La presidenta del Parlamento balear, Xelo Huertas, realiza declaraciones a los periodistas tras el anuncio del secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, de su suspensión cautelar de militancia - EFE

Podemos suspendió ayer cautelarmente de militancia a la presidenta del Parlamento de Baleares, Xelo Huertas, a la diputada Montse Seijas y al secretario de Acción Institucional de la región, Daniel Bachiller, porque «existen indicios» de que «han hecho uso de sus cargos para avanzar en los intereses personales de una de las tres personas». Así lo comunicó el secretario de Organización, Pablo Echenique. «La dirección de Podemos en Baleares solicitó que se actúe abriendo un expediente y suspendiendo sus derechos como inscritos a estas tres personas».

La denuncia consiste en que «han utilizado su posición como cargo orgánico para intentar conseguir un convenio con el laboratorio del señor Bachiller», resumió Echenique, que cree que «hay indicios suficientes para dictar esta suspensión cautelar». No obstante, aclaró que todavía falta que la Comisión de Garantías se pronuncie de una manera definitiva. «Evidentemente hemos pedido a la comisión que actúe de urgencia dada la relevancia política del tema». Echenique no fue preciso respecto a si el partido va a impulsar junto al PSOE alguna iniciativa para que Huertas deje de ser la presidenta de la Cámara regional, pero en Podemos apuntan que eso sucederá si Garantías confirma los indicios.

El presidente de la Comisión de Garantías de Podemos, Pablo Fernández, explicó ayer en Palma que el expediente se abrió después de que Bachiller hubiera criticado en un chat de Podemos que no se iba a renovar el convenio que su laboratorio tenía suscrito con el Govern. En ese mismo chat, Huertas y Seijas habrían mostrado su intención de no apoyar los Presupuestos de 2017 si no se solventaba el asunto.

Silencio desde septiembre

El responsable de Organización aseguró que la Ejecutiva tomó la decisión tras la solicitud realizada por la dirección balear «en el momento en que se ha detectado». Aunque lo cierto es que en la prensa local hay información al respecto desde el mes de septiembre. De hecho, el líder de Podemos en Baleares, Alberto Jarabo, había informado ya en septiembre a Echenique de la existencia de presuntas irregularidades en la actuación de Bachiller. Según desveló entonces «Diario de Mallorca», un informe interno de la Consejería de Salud indicaba que Bachiller habría recibido 1,5 millones de euros «sin ninguna evidencia del resultado».

Jarabo anunció ese mismo mes que Bachiller sería apartado de la negociación de los Presupuestos de la Comunidad de 2017 y que tampoco acudiría a las reuniones de seguimiento del pacto de gobernabilidad suscrito entre PSOE, Podemos y los econacionalistas de MÉS. Un pacto que llevó a Podemos a presidir la Cámara regional, aunque solo presta apoyo externo al Gobierno de Francina Armengol.

Tras conocer la decisión, Huertas señaló que «una cosa es dejar la presidencia y otra dejar el Parlamento». Indicó que si tuviera que dejar la máxima representación de la Cámara regional, le quitarían «un peso de encima». Huertas se mostró «molesta y sorprendida» por haberse enterado por los medios. «El partido no me ha comunicado absolutamente nada», señaló, y añadió con ironía: «Pensaba que éramos caóticos, pero no tanto». Defiende que es «imposible» que haya resultado «beneficiada» del presunto trato de favor hacia Bachiller y cree que la decisión se debe a «los celos, la envidia y la testosterona» de compañeros de la dirección balear ante la «visibilidad» que tiene como presidenta del Parlamento.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios