España

Xelo Huertas se defenderá en «los tribunales» del expediente que le ha abierto Podemos

La presidenta del Parlamento balear ha sido suspendida cautelarmente de militancia por amagar con no apoyar los Presupuestos de 2017 si el Govern no renovaba un convenio a un compañero del partido

La presidenta del Parlamento balear, Xelo Huertas, acompañada por la diputada de Podemos, Montse Seijas
La presidenta del Parlamento balear, Xelo Huertas, acompañada por la diputada de Podemos, Montse Seijas - EFE

La presidenta del Parlamento balear, Xelo Huertas, de Podemos, ha anunciado este martes que acudirá «a los tribunales» para defenderse del expediente disciplinario que le ha abierto la dirección de su propio partido, que entiende que Huertas podría haber vulnerado el código ético de la formación. Cabe recordar que el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, anunció ayer la suspensión cautelar de militancia para Huertas, para la diputada regional Montserrat Seijas y para el secretario de Acción Institucional en el Archipiélago, Daniel Bachiller, al existir «indicios» de que habrían hecho uso de sus cargos «para avanzar en los intereses personales de una de las tres personas».

Al parecer, el pasado mes de octubre Huertas y Seijas habrían amagado con no apoyar los Presupuestos de la Comunidad de 2017 si no se renovaba un convenio que el laboratorio de Bachiller, miembro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), tenía suscrito desde hacía años con el Gobierno balear. Por su parte, Huertas ha dicho esta mañana ante los medios que es «inocente» y ha explicado que esta tarde se reunirá con su abogado para hablar sobre todo este asunto, sin descartar la posibilidad de presentar demandas o querellas, que presumiblemente serían contra miembros de la dirección de su partido.

En la presente legislatura autonómica, la presidenta de Baleares es la socialista Francina Armengol gracias al acuerdo de gobernabilidad suscrito en junio del pasado año entre el PSOE, la coalición econacionalista MÉS y Podemos. Aun así, la formación morada sólo da de momento un apoyo externo a Armengol. Cabe recordar que la Cámara regional está compuesta por 59 escaños, de los cuales 34 corresponden ahora a la suma de diputados de las tres formaciones citadas. En caso de que Huertas y Seijas fueran finalmente expulsadas de Podemos, Armengol seguiría contando aún con mayoría absoluta en el Parlamento de las Islas. En la oposición se encuentran el PP, Proposta per les Illes y Ciudadanos.

«No es que me considere inocente, es que lo soy, así de claro», ha recalcado Huertas a su llegada a la Cámara regional, en donde este martes tiene lugar un nuevo pleno ordinario. Asimismo, ha indicado que se siente «tranquila y serena», si bien también «molesta» por la apertura del citado expediente, del que tuvo conocimiento sólo después de que lo conociera ya «toda España». Huertas iba acompañada de Seijas. En principio, ambas diputadas no tienen previsto abandonar su escaño.

La todavía presidenta del Parlamento balear también ha avanzado que en la sesión de este martes votará «en conciencia». En ese sentido, ha ironizado acerca de que «parece que cuando algunos votan en conciencia, le gusta mucho a mi grupo —en referencia a los diputados de PSOE que votaron «no» a Mariano Rajoy—, pero cuando votan en conciencia otros, ya no les gusta tanto».

En ese mismo tono crítico se ha manifestado Seijas, quien ha indicado que hace un mes sólo habría dicho que le parecía una «incongruencia» no renovar el convenio con Bachiller, «con todos los éxitos que está teniendo», y también que pensaba que detrás de esta polémica «parecía que había algo más», en concreto, «una caza de brujas» por parte de la dirección regional de su partido.

Reacciones

Por su parte, el líder de Podemos en Baleares y diputado regional, Alberto Jarabo, ha pedido a Huertas y a Seijas «prudencia» y «responsabilidad» en sus declaraciones, al mismo tiempo que les instaba a que se centren en explicar los hechos por los que han sido expedientadas. Según Jarabo, ambas «deben entender» que están suspendidas cautelarmente de militancia. Las dos diputadas expedientadas disponen ahora de 15 días para presentar alegaciones. Durante ese periodo de tiempo y hasta que no haya una resolución definitiva, ambas podrán mantener sus actuales cargos en la Cámara a todos los efectos.

En relación al actual conflicto interno en Podemos, la portavoz del PP en el Parlamento balear, Margalida Prohens, ha pedido explicaciones a Armengol, tras recordar que gracias al apoyo de la formación morada pudo ser elegida presidenta de la Comunidad. Asimismo, ha indicado que la actual crisis política supone «un nuevo capítulo» en el marco de las divergencias que en estas últimas semanas han afectado al tripartito a propósito de la negociación de los Presupuestos de 2017.

Armengol ha señalado, por su parte, que confía en que Podemos «resuelva su situación lo antes posible». Además, ha recriminado a Prohens que el PP no haya pedido nunca perdón «por todo lo que robaron» exaltos cargos de los populares isleños, en referencia implícita a la época en que Jaume Matas fue el presidente del Ejecutivo autonómico.

Más crítico que Armengol en relación a la situación de Podemos se ha mostrado el portavoz de MÉS, David Abril. «Si se generase una crisis institucional en donde incluso se provocase el cambio de una presidencia de una institución tan fundamental como es el Parlamento, aquí sí que tendríamos que revisar el pacto de gobernabilidad hasta donde hiciera falta», ha afirmado Abril en relación a la hipótesis de que Huertas se pudiera ver obligada a dejar su actual cargo.

Finalmente, tanto el portavoz de Proposta per les Illes, Jaume Font, como el de Ciudadanos, Xavier Pericay, han expresado su preocupación por la situación creada con el expediente abierto a Huertas y a Seijas. Font ha señalado que ahora «no existe estabilidad institucional», mientras que Pericay ha indicado que «un socio en crisis no es un buen socio».

En el transcurso de la sesión plenaria de este martes, tanto Huertas como Seijas han roto la disciplina de voto y han apoyado tres puntos —sobre un total de siete— de una moción presentada por el PP. Dicha propuesta critica la actual política del Gobierno balear en materia tributaria. Ambas diputadas de Podemos han votado a favor del punto de la moción popular en el que se instaba al Govern a disminuir los tipos impositivos, «especialmente en el tramo de los impuestos que afecten a los ciudadanos con las rentas más bajas».

Las dos diputadas regionales de la formación morada también han apoyado el apartado de dicha propuesta del PP que instaba a aprobar medidas para «apuntalar y hacer más consistente el crecimiento económico» y el punto que pedía «aprobar una rebaja del impuesto sobre hidrocarburos».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios