Cervera puso en liza este once ante el Alcorcón y acertó de pleno con los cambios en la segunda parte.
Cervera puso en liza este once ante el Alcorcón y acertó de pleno con los cambios en la segunda parte.

CÁDIZ CF

Uno a uno del Cádiz CF: Cervera da con la tecla en los cambios

Abdullah, Salvi y Aitor, con la ayuda del goleador Ortuño y la eficacia de Cifuentes, dan forma a la remontada cadista ante el Alcorcón

Por  20:15 h.

Como el ‘Doctor Jekyll y Míster Hyde’. Así se comportó el Cádiz CF este domingo ante el Alcorcón. De comenzar muy frío y desenchufado a experimentar una explosión de júbilo. Del jarro de agua fría con el inicial 0-1 a la goleada final (4-1) en una segunda parte de auténtico escándalo. Y para ello, varias claves: la eficacia de Cifuentes, los acertados cambios de Cervera, la expulsión de Rafa Páez, el olfato de Ortuño, la sentencia de Salvi y la aparición estelar de Aitor con un gol de antológico.

Cervera avisó del peligro alfarero y sus hombres tardaron en entender el aviso. Una vez entendido, la racha continuó. Este Cádiz CF funciona.

Cifuentes (4): Sorprendido en el primer gol, el veterano guardameta aparcó el malestar inicial y fue de nuevo determinante para su equipo. De hecho, primero evitó el gol de Óscar Plano y poco después demostró su nivel con una manopla espectacular tras testarazo de David Navarro, previo centro del ‘inmortal’ Plano. Si no hubiese evitado el 0-2, el partido se hubiese puesto muy cuesta arriba a la media hora de encuentro. En la segunda parte volvió a parecer cuando era necesario para evitar el empate del asturiano Pablo Pérez. Llevó la voz de mando desde la portería.

Carpio (2): Completamente desaparecido en los minutos iniciales. Por su banda llegó el gol y el principal peligro alfarero. Lo pasó mal con Martín Luque, sobre todo en el arranque de la cita. Desafortunado en los controles, se fue entonando con el paso de los minutos. Vio la amarilla en la recta final.

Sankaré (4): Volvió a coincidir con Migue en el eje de la zaga debido a la baja de Aridane. Se sacó de la manga un desplazamiento espectacular de larga distancia permitió a Ortuño empatar la contienda. Atento en el cruce y en los despejes, aunque alguno de ellos no fuese muy ortodoxo. Fue atendido en la recta final.

Migue (3): Le tocó sustituir en el once al dolorido Aridane, que sufría una gastroenteritis. Ocupar el puesto del mariscal no es nada sencillo y Migue no estuvo afortunado en el gol del Alcorcón a los dos minutos. Peinó y despistó a Cifuentes tras el centro de Bellvis. Como todo el equipo, fue mejorando con el paso de los minutos. Probó fortuna con un lanzamiento de falta.

Luis Ruiz (2): Sin estar mal, no estuvo tan fino como en los últimos partidos. Vio una amarilla poco antes de acabar la primera parte. Fue sustituido por Aitor. Brian espera su oportunidad y no puede dormirse.

José Mari (3): De menos a más. Empezó frío y desorientado pero en la segunda parte dio un paso al frente. El roteño cumplió en los segundos 45 minutos e incluso se animó a probar fortuna con su disparo. También recibió una cartulina amarilla a los 20 minutos.

Garrido (3): Otro que fue a más con el paso de los minutos. Como todo el equipo cadista. Garra y pundonor para compenetrarse con José Mari en la medular. Obtuso antes del descanso, bastante mejor tras el intermedio.

Nico Hidalgo (1): No supo aprovechar la titularidad con la que le premió Cervera. Lo intentó por su banda, aunque nunca terminó de estar acertado. Los controles también le pasaron una mala pasada en varias ocasiones. Sustituido por Salvi al inicio del segundo asalto.

Álvaro García (4): Incisivo por su banda, se fue entonando con el paso de los minutos tras el pésimo arranque del Cádiz CF. Avisó a los 40 segundos del segundo periodo con un lanzamiento que se estrelló en el lateral de la red tras encarar a su par. Incombustible. Acabó de lateral izquierdo.

Güiza (1): No fue su día. Desaparecido y relevado tras el descanso. En ningún momento se encontró cómodo sobre el césped porque no le llegaron balones y así no pudo demostrar su magia. Ni en pequeñas dosis. Tuvo que retroceder varios metros para tener la pelota en sus pies y se marchó sin tener ninguna ocasión ni filtrar ningún pase de categoría. Si hubiese estado en la segunda parte, otro gallo hubiese cantado.

Ortuño (5): Indiscutiblemente, el ‘killer’ del Cádiz CF y una garantía en la categoría de plata. Con él, medio objetivo está en la mano. Provocó la expulsión de Rafa Páez y marcó el gol del empate en el 55′ tras un control orientado con la zurda que sirvió para encarar y superar a Dmitrovic. Por si fuera poco, cerró la goleada con el cuarto gol y pudo marcar más. Eso sí, nada que ver su actuación en la primera parte, cuando fue secado por David Navarro y Rafa Páez, con su papel en el segundo periodo.

Abdullah (4): Fue el elegido para sustituir a Güiza y le dio la razón a Cervera con el cambio. Demostró su calidad en la mediapunta y fue clave en la jugada que provocó la expulsión de Rafa Páez por derribar a Ortuño. Pudo marcar pero se topó con un inmenso Dmitrovic. Mostró su mejor versión.

Salvi (4): Entró en el 52′ por Nico Hidalgo. Después de varias semanas sin jugar (no lo hacía desde finales de octubre), el sanluqueño salió a comerse el mundo. Mejoró las prestaciones de su equipo desde su demarcación. Corrió la banda, puso buenos centros y probó fortuna. Remató la faena con el 3-1 en la prolongación tras un rechace de Dmitrovic con el Alcorcón totalmente roto. Ha vuelto. Y por la puerta grande. Bendito problema para el míster.

Aitor (4): Fue el último cartucho de Álvaro Cervera para empatar. Tercer cambio y tercer acierto. Tuvo algo más de un cuarto de hora y lo aprovechó como nadie, con un golazo antológico para dejar tres puntos en la Tacita de Plata. Un derechazo suyo desde 30 metros acabó entrando por la cruceta. Pegada descomunal. Imposible para Dmitrovic. Ya lo logró el curso pasado con el Mérida, ahora como cadista. Para regocijo de Carranza.