Salvi, en la tertulia del restaurante De Otero.
Salvi, en la tertulia del restaurante De Otero.

Cádiz CF

Salvi: “El equipo ha ganado en mentalidad desde Villanueva”

El sanluqueño señala el decepcionante empate ante el Villanovense como principio de la autocrítica

Por  16:33 h.

El mejor jugador del pasado domingo sobre el césped de Carranza en la goleada al Melilla (3-0), el sanluqueño Salvi, ha estado hoy en las tertulias del restaurante De Otero que cada martes celebra el programa de Deportes de la Cadena Cope que comanda Rubén López.

Recuperado ya de su esfuerzo del domingo, el extremo del Cádiz CF Salvi resta mérito a su labor y destaca la mejoría del equipo. Eso sí, admite que el del domingo será un partido que recordará mucho tiempo. “Hay que ponerse a disposición del equipo y hay que apretar y correr. Puede que jugase de los mejores partidos con el Cádiz CF. Estoy contento por ayudar al equipo en todo lo que puedo. Y contento por la dinámica que llevamos”.

Aunque no marcó, fue el más aplaudido pese a no ser cambiado por Claudio. Lamenta que fallase en el segundo gol del Cádiz CF, primero de Lolo Plá. “Me faltó un poco en el primero gol de Lolo. Se queda medio muerta (la pelota) y podía haberme tirado en plancha. Pero estoy contento por el equipo. No me ha tocado marcar pero en otro partido, cuando me quede solo, seguro que Lolo me la pasará”.

Aunque se perdió la ovación de su afición al no ser uno de los tres cambios, Salvi espera que esa ovación llegue en un futuro en forma de ascenso. Y es que recibir el aplauso de la afición “es lo mas bonito porque te llena de alegría y satisfacción”. El caso es que en cuanto vio calentar a Despotovic y Güiza supo que “Claudio hizo cambios para seguir en el mismo nivel porque el siempre va a más. Quería buscar el cuarto”.

Punto de inflexión

Muchos podrán pensar que el punto de inflexión de este Cádiz CF fue en la segunda parte ante el Real Murcia, donde se remonta el gol de Chavero. Pero Salvi desvela que no fue ese precisamente y sí dos jornadas antes. Concretamente, en el Romero Cuerda, en Villanueva de la Serena, donde el Cádiz CF se adelantó dos veces para ser empatado en las dos.

Después llegó La Hoya Lorca a Carranza, con el que se empató. Así lo recuerda Salvi. “Aunque fuese un empate, en la jornada de antes (Villanueva) hicimos autocrítica. Cada uno tenia que saber para qué había venido al Cádiz CF y tenía que demostrarlo en el verde. Fue un partido muy difícil porque nos pusimos dos veces por delante y pecamos hasta que empatamos. Cuando nos pusimos por delante en Murcia se notó, nos volcamos en el campo rival y ni nos tiraron a puerta”.

Y sobre el encuentro que se empata en Carranza cuenta que “lo bueno de la autocrítica es que se demuestre en el verde. En el partido ante La Hoya Lorca nos marcan ellos, nos expulsan a Carlos Calvo y con 45 minutos por delante y con uno menos fuimos superiores al rival. Ese Cádiz CF fue un vendaval, nos vaciamos dentro y el esfuerzo lo demostramos en el  verde y nos dimos cuenta ese partido de cuál era el camino. El Cádiz CF está obligado a ganarlo todo y tiene que ascender. Solamente hay un camino: ganar y exigirse cada uno en mejorar ciertas cosas. Mejorar en lo individual y en lo colectivo”.

Por supuesto, “no hay que conformase con estas dos victorias. Eso ya ha pasado y hay que mirar al presente. Ahora toca el San Roque de Lepe, con nuevo entrenador. Tendremos que llevar el partido a nuestro terreno”.

Salvi se muestra optimista de cara a la recta final de Liga. “Iremos a mejor. El equipo tiene margen de mejoría. Creo en mis compañeros y los veo entrenar semana tras semana, Cuesta muchísimo entrar entre los convocados y todos damos el cien por cien para entrar a jugar”.

Desde aquel empate en el Romero Cuerda, “hemos ganado en mentalidad mucho. En Murcia y en Melilla se notó. No hay que conformarse porque el que se conforma está perdido”, insiste Salvi.

De los 26 partidos, Salvi ha sido 23 veces titular. Por tanto, está demostrando que su fichaje de perfil bajo está funcionado más que otros con más renombre. Salvi entiende la exigencia y las dudas de alguien que venga de un equipo menor. “El Cádiz CF siempre ha fichado a jugadores de mucho nombre, pero Claudio, Alfredo y el presi apostaron por mí. En verano tenía varias ofertas muy buenas pero la del Cádiz CF fue a última hora, cuando lo tenia todo apalabrado con otro club, A última hora, el Cádiz CF se sienta conmigo y llegamos a un acuerdo rápido”.

Otro año más, ha vuelto a salir la palestra la responsabilidad de vestir la camisera del Cádiz CF. Salvi se muestra claro en este asunto. “Pesa si tú quieres que pese. A mí no me pesa. Me llena de orgullo vestirla y tengo ganas de demostrar a la afición si la merezco o no. El verde es el único juez que no engaña”.

En el pasado mercado invernal, casi que ningún jugador tenía su puesto asegurado. En su lugar, Salvi confiesa que “era normal el temor a salir en el mercado invernal porque los resultados no eran buenos. Pero yo estaba tranquilo porque si el míster lo hubiese decidido el fútbol sigue”.

En cuanto a su opinión sobre los fichajes, Salvi hace el siguiente análisis. “El equipo se ha reforzado bien. Antes teníamos motos en las bandas y ahora las seguimos teniendo pero en el centro del campo es verdad que hemos ganado en fútbol porque tenemos más el balón. Con este trivote el equipo se siente más cómodo”.

También habló de Dani Güiza, con el que se lleva superior fuera del campo pero con el que tiene algunas ‘peleas’ dentro. La razón la explica de la mejor manera el veloz extremo sanluqueño. “Es que el cabrón te hace 10.000 desmarques. Es normal que siempre quiere aportar lo máximo, te hace tres movimientos y cuando se la das te ha hecho un cuarto y te preguntas donde está ahora. Es un futbolista que cuando tenga el momento, la clava”.

Salvi se rinde en elogios hacia el jerezano. “A Dani lo he visto jugando siempre por la tele y verlo ahora al lado mía me sorprende. Ha ganado Eurocopa, ha estado en el Mallorca, Fenerbahce, Getafe y te trata como uno más. Demuestra en todo momento humildad, ganas, empeño, sacrificio. Todo eso lo pone en cada entrenamiento y en cada partido. solo verlo jugar y trabajar te entran ganas de dar más. La pregunta que hay que hacerse es bien clara. Si él, que lo ha ganado todo, le echa esas ganas, como no voy a echarla yo que no he hecho nada”.

Salvi, que acaba contrato este año, no piensa en un futuro ahora mismo porque “todos vinimos con la opción del 1+1 y ahora mismo no me planteo más que cumplirlo. Estoy muy bien aquí con mi mujer y mi hijo y solo pienso en ascender”

“Compañero, amigo y confidente”

El pasado mercado invernal Salvi lamentó la marcha de Kike Márquez, algo más que un compañero para él. Junto a Güiza, vecino de Sanlúcar, formaban un triunvirato sanluqueño que pasaban muchas horas junto para ir a El Rosal a entrenar todos los días. “Con Kike y con Dani pasaba mas rato que con mi mujer y mis hijos, y me chocó mucho cuando se fue (Kike). Pero quien sabe, a lo mejor le ha venido bien el cambio y el año que viene está jugando en Segunda A. Me sorprendió porque es un amigo, compañero y casi todo. Y es chocante a no verlo después de tenerlo todos los días al lado, de reírnos juntos… Siempre estábamos los tres con el cachondeo. Pero esto es así. Los jugadores van y vienen y es el escudo el que siempre se mantiene”.

Como no pudo ser de otro modo, Kike Márquez entró en directo para charlar con su amigo, al que le metió caña con su vestimenta (que había visto por twitter) y con el último gran partido que ha disputado. El hoy jugador del Racing de Ferrol (líder destacado de su grupo), entraba en el programa desde el sofá de su casa “y con la mantita”, bromeó.

Kike, de dos años más que Salvi, no dudó en darle cera a su amigo. “Es el hombre del momento y el niño bonito del míster. Ya ni me llama ni me contesta al móvil ni nada”. Ya en serio, Márquez disfruta desde la distancia con el buen momento de Salvi. “Él sabe que me alegro un montón por él y porque ahora viene lo bueno. Y sobre todo, que ayude al Cádiz CF en el objetivo, porque eso es lo más importante”.

Kike Márquez reconocía que “se echa de menos y es una pena pero el fútbol es así”. De la misma manera, desveló que siguen manteniendo “el grupo de whatsApp (de nombre, Champion). Eso sigue estando ahí y seguro que cuando estemos los tres en Sanlúcar quedaremos para tomarnos algo los tres juntos”.

Tanto Kike como Salvi se criaron en El Palmar y compartieron vestuario en un año complicado “y a la vez bonito”. Ambos se despidieron esperando a que el año que viene Kike Márquez vuelva de su cesión y los tres compartan el vestuario de un Cádiz CF en la Liga Adelante.